viernes, 10 de junio de 2011

INDIGNADOS – BRAVO LENGUAJE

Las malas lenguas dicen que este libro
es filfa, que está lleno de recetas
caducas y utópicas irrealizables.
¿Es cierto?
Confío que esta breve reflexión, sin ánimo de lucro, no soliviante o moleste a nadie. No quiero perder lectores (¡o no venderé mis libros!). Confío escribir cosas con y de sentido común.
Según leo, los colectivos que las malas lenguas definen “de perroflautas” con recelo despectivo han programado dos acciones para demostrar su bravura. Dos detalles me llaman la atención de la noticia: uno es su lenguaje. El otro, el BOICOT. Para cuando los nuevos alcaldes y ediles hagan el relevo (o lo renueven) de cargos, estos colectivos pretenden “BOICOTEAR LOS ACTOS PÚBLICOS” con pitadas. Bonito ejemplo, éste, el de los que anhelan sanear la democracia. No: refundarla.
Parece claro que la intención de estos colectivos, apantallados tras ciudadanos con legítimas reclamaciones, era frenar a la derecha, no dar un aldabonazo en la conciencia y redirigir el voto hacia “la(s) minoría(s)” (IU). En eso, han fracasado, pues el Pueblo eligió una opción mayoritaria(mente).
No pensaba meterme en política, pero algunas cosas que
aquí se cuentan tienen sesgo preocupante
¿Por qué lo hizo? Los líderes de los perdedores lo achacan al cabreo social por la crisis (a su mala gestión –que tiene un nombre y adláteres- y la negativa a reconocerla, lo que pudiera haber suavizado los recortes, no aluden); los más infames, a que el ciudadano ‘no se merece políticos como nosotros y no saben lo que votan’. Pienso que, además, el Pueblo se cansó de las conjunciones cósmicas, las champions del empleo, los prólogos a las cosas maravillosas, eligiendo a unos desabridos señores grises porque inspiran seriedad, estabilidad y rigor. (Lo dudo mucho. Fijo que terminan superando las imbecilidades mitificadas por los progres -y meretrices del cine- y sus medios.)
Esta propuesta será lo que llaman la
"democracia orgánica", ¿no?
Y los indignados, en respuesta, proponen “tomar Madrid y refundar la democracia”. Si los de Extrema Der plantearan algo así, la Guardia Nacional ya estaría desplegada y los agentes más oscuros del KGB habrían pegado dos patadas en la puerta de las casas de los autores del manifiesto, haciéndolos desaparecer. Pero, siendo “indignados” (y discriminemos entre éstos y los oportunistas, camada de progres del futuro), se actúa con algodones. La cagaron con el empleo de la fuerza. No les soliviantemos criticando su lenguaje de guerrilla y barricadas, tan democrático...
Junto a esto, algunas ‘perlitas’ aparecidas en prensa o redes sociales: “España ha tirado la toalla”. ¿En qué combate? ¿Qué lucha? ¿No habrá pensado mejor en comer a diario? Piden cambios, pero cómo hacerlos, sólo dan vaguedades. Sintetizaron sus demandas en cuatro. Mas ¿por qué no seis, un decálogo, e incluya medidas de empleo, educación, vivienda o mejora de la sanidad ADEMÁS?
Llamativo el lenguaje de barricada . 'Refundar la
democracia?: ¿cómo; por qué medio; con qué principios?
Sí, sí, respaldo tienen a punta pala. Los progres y sus medios están eufóricos con ellos. Pero las malas lenguas afirman que quienes resisten son los ácratas del porro y el abajo el Rey y me cago en AZNAR y la banca. Contra éstos, mucha pancarta, pero denostando al que la ha liado, el Presidente, y su banda, ni una. (Seguro que quienes primero se largaron fueron los que, armados de un argumento invencible para blandir su enojo, comprendieron que mejor volvían a la desesperante y desmoralizante rutina de echar CV donde sea, pues al menos les hace sentirse útiles.)
Una verdad como un templo, pero ¿cuál es la
alternativa propuesta? ¿Qué modelo vital suple éste?

Otra perlita: “Han ganado los de siempre”. No: han echado a unos poniendo a otros, de derechas, y por eso organizáis la pitada. Si el resultado hubiera sido “a la izquierda”, ¿pitaríais? Lo dudo. Hace tiempo que vuestra ‘apolítica’ quedó desvirtuada. Y, por cierto, ¿habéis pensado en ser alternativa “a los de siempre”? Tener un rostro, alguien físico al que inquirir, no mil manos alzadas. Ah, no. Votaron en contra.
Pienso que esto ha dejado de ser una reclamación justificada para convertirse en un légamo ideológico de cierto color que aprovechan unos pocos con fines aviesos. Espero equivocarme.
Vuestro Scriptor.

4 comentarios:

  1. Hola, Antonio.
    Es la primera vez que escribo un comentario en tu blog, y lamento que no sea para halagar tu trabajo. Pero esto me puede.

    Entiendo que a muchos les haya sorprendido esta reacción de una "gentuza" ("perroflautas" dices tú que les llaman algunos, "indignasunos" les llaman otras ratas de alcantarilla)que, se suponía, era la generación "nini", unos niñatos criados en la sociedad del bienestar que se comportaban de forma pasiva con todo lo que sucedía a su alrededor. De repente, un día, deciden protestar, y gente de todo tipo se une a ellos. Lo siento, no creo en el complot de la izquierda para organizar esto (y menos en que el maligno Rubalcaba lo haya orquestado todo). Los políticos y los medios no supieron (ni saben) como reaccionar, lo que da todavía más razón a lo que estos chicos (y menos chicos) proponen.
    No quiero meterme en detalles, aunque parece que ahora lo que importa son los detalles: si uno de ellos se solivianta, los medios se apresuran a comentar que ya se veía venir, que en el fondo eran agresivos. Ya se vio lo agresivos que eran cuando los hincharon a palos en Plaza Catalunya. ¿Por qué nadie comenta los cuatro puntos principales que proponen, si son positivos o no, si merecen la pena o no? Si están en lo cierto, ¿Por qué nadie las apoya y les ayuda a desarrollar estos puntos? ¿Por qué se les exige que, en cuatro semanas de existencia, desarrollen todo un nuevo sistema político mientras que no se critica a los que perpetúan un sitema político que se ha demostrado inoperante? ¿O no es así, el sistema político actual es una maravilla y Zapatero es el culpable de todo? ¿Todo es inmutable, es imposible cambiar las cosas del sistema que están mal? ¿Tenemos que conformarnos con lo que hay, NO SE PUEDE CAMBIAR? Los "indignados", la "plataforma 15M " o "democracia real ya", o como quieran los medios llamarles porque no se comprenden las cosas si no les damos valor de grupo, han conseguido pocas cosas; una de ellas, mi reconocimiento por mantenerse firmes ante un constante ataque por parte de todos los demás. Cosa triste, cuando todos esos demás somos los que estamos sufriendo y pagando las inutilidades y trapacerías pasadas y presentes.

    (Antonio, perdona el exabrupto en casa ajena).

    ResponderEliminar
  2. Hola, Javier.
    Más que mostrarte reprobador, delineas unas cuestiones que creo, en el fondo, todos compartimos.
    Pero hay cositas que rechinan. Protestar por la elección de alcaldes de este modo... macho, me parece una falta de respeto, porque quienes más piden democracia, ¡censuran con estos actos la elección libre de sus conciudadanos! ¿Qué calidad tiene su sentido de la democracia? ¿Así respetan a quienes no opinan como ellos?
    Y ellos, ¿qué ofrecen?
    Bien que protesten por una gestión incompetente, pero ¿vas a abroncar a un tío que lo mismo, increíblemente, hasta cumple, pero aún ni ha empezado?
    ¿Que el sistema debe cambiar? Obviamente. Pero ¿el remedio puede ser peor que la enfermedad?
    Yo recelo de ellos. Y que nuestro impagable Presidente es culpable de todo, no, es cierto, pero sí de que ha gestionado fatalmente numerosas cuestiones que han mermado la calidad de nuestra vida.
    Este asunto no tiene una solución ni fácil ni pronta. "Seamos realistas, pidamos el imposible" demuestra la puerilidad temeraria que abanderan ciertas personas (¡ah, esta es otra: no tenemos dios, ni rey, ni bandera!, pero su ideología es su dios, su rey el que les adoctrina, y su bandera, la de su movimiento, ¿se puede ser más imbécil?). Toda filosofía te dice que el viaje se inicia dando un paso, no un brinco hasta el punto de destino. Ese pragmatismo es el que derrota a estos movimientos, más aún, que el capital.
    Y el sistema posee tal cantidad de anticuerpos que dentro de unos años habrá asimilado a estos movimientos, o ellos se habrán dejado absorber a base de coches oficiales y prebendas (pues "el espíritu está presto, maestro, pero la carne es débil"), y todo habrá quedado en un fulgor para que unos puretas, tomando cubatas y fumándose un porro, dentro de un0s años, recuerden "el Mayo que conmovimos España".
    Sobre lo de los puntos, ¿qué les costaba haber incluido algunos que trataran sanidad, educación, empleo?
    Y el problema (para mí) no es que la gente haya reaccionado, se pedía eso, ¿no?, sino quién mueve sus hilos. Porque desde luego, apolíticos, no son. En las sombras, les mueven.
    Y lo ocurrido en San Sebastián les ha retratado.
    Finalmente, Javier: hubo dictada una providencia para que desalojaran en fecha crítica, ¿no? Se incumplió la ley. Cuando te multen, pregunta por qué a ti castigan, y a ellos, no, si estaban en conducta ilegal. Moralmente, este Estado no puede ya perseguir a nadie, porque por capricho del más siniestro personaje de esta democracia no se hizo respetar la ley.
    Gracias por 0ofrecer tu opinión, y confío leer pronto otra reseña tuya.

    ResponderEliminar
  3. Incumplir una ley que hace un hijoputa para él (en connivencia con los otros delincuentes) es despertar del sueño en el que estábamos. Que la gente ya está harta.

    Por otra parte, ¿habrá un Recalibrados II?

    ResponderEliminar
  4. Hola, hombre.
    Errrr... este es un tema peligroso. Comprendo lo que me quieres decir (te sorprendería cuánto lo respaldo), pero hay ciertos límites. Y lo que unos hacen recibiendo apoyo, lo mismo lo haces tú en iguales condiciones, y te brean a palos. A eso me refiero.
    ¿Acaso has leído Recalibrados? ¿Te ha gustado?
    Te confirmo que está escrita la secuela. Y, Editor mediante, hablaríamos del que cierra la trilogía.

    ResponderEliminar