miércoles, 18 de octubre de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 12

El reflujo de adrenalina permite paso a la amargura
—Pronto podremos parar, espero —acaba deseando Dama de Picas. Tarda unos instantes: en decidir si mi tono era de reproche o no. No lo era. Indicaba una situación. Pero, crispados nuestros nervios: todo tiene sentido equívoco—. Primero, deshacerse del deportivo. Luego…
—…otro almacén abandonado, otra granja expropiada pero abandonada, otro almiar abandonado… oliendo aún a lo cosechado… abandonado… —miro al inmenso campo gris Grey que nos rodea, engulléndonos en su nada—. La historia de nuestra vida. Iluminados apenas por esas cosechadoras robot que parecen máquinas asesinas de Skynet según arrancan de los caballones los cultivos programados por Stefan Roslov y sus Probetas de los cojones. —Pausa—. La historia de nuestra vida. Abandono. Marginación.
—Las cartas que nos repartieron —y pronuncia mi nombre real.
—Ya —amargado sueno—. Otra cosa que imagino… —demoro añadirlo. Dama de Picas: me enfoca un instante. Solicita su ceño ligeramente fruncido: prosiga—. Esos capitostes de tercera… ya sabes… los de Crepúsculo…
En esta entrega se hace referencia a
material aparecido en esta divertida
novela. ¡No te la pierdas!
—Sí. Esos. —Mencionar a Crepúsculo: la pone de rictus erectus hostil ipso facto.
—Pudieron largar algo. Encerrados en un Cuarto 101… ¿cuánta tortura crees que pudieron soportar antes de confesar lo ocurrido? Ese clip… por cuidadosa que fueses al eludir ubicaciones… —nos soslayamos— no ocultaba la identidad de esos sujetos.
»Cinco segundos recibiendo hostias con defensas de goma en lugares estratégicos… tipos tan blandos pero tan sádicos… delatarían a sus puñeteras madres sin demora. Ya sabes cómo son esas “entrevistas” en los 101…
—Lo sé. En las Dunas estuve en los suficientes interrogatorios —tres, en realidad— para entenderte perfectamente. No necesitarían métodos más invasivos —y ambos sabemos a qué se refiere. Cosas metálicas. Punzantes. Sacacorchos— o eléctricos. O como has sugerido: varios golpes con porras de goma en las pelotas y…
—Tu nueva Ivy Manor delatada. Casi creo innecesario tener que mirarlo en la web. Puede —agrego con tono evasivo— que alguna de las otras sumisas, pillada en algo, también haya largado. O algún cliente externo. Tantas opciones… —El día empieza a intensificarse: al otro lado del parabrisas. Noto el olor extraño del dueño de la Jonathan Kent aquí incrustado. Como olfatea mi siamés—. Creo que el resultado sigue siendo una Encuesta Salvaje en un 101. Quien haya sido no habrá podido impedirlo, de todos modos.
—De todos modos.

Creo haberlo dicho; pero éste es la modelo
de la indómita DAMA DE PICAS
En las Dunas: clasificaron, debido a sus especiales “actitudes”, a Dama de Picas como Interrogadora. Tooodo el sadismo del ancho mundo: podía aplicarlo. Cobertura legal. La carne a romper: interminable. Ocurrió: ¡así no la molaba actuar!

Debía ser algo… íntimo. Con contenido… emocional. No un trabajo de picar carne y saltar dientes porque sí. Lo de “torturas terros dispuestos a estrellar Skyhighs en otras Torres Gemelas y con lo que les arranques evitarás tantas muertes” funcionó tres veces. La causa de la defensa del Corporativismo… no tenía intimidad. Contenido emocional.

La destinaron, como castigo, al frente. A Blindados. Donde: le conoció a él. Al siamés. Con el tiempo: terminó amadrinándome. Pero antes: batallas despiadadas. Satanligrado. Ese látigo hecho con pelo humano, de terros de SEÍSMO. Experiencias que marcaban. Fraguaban pesadillas. Apenas esbozadas en charlas como ésta.

Continuará

domingo, 15 de octubre de 2017

ROBERT A. HEINLEIN — VALORACIÓN

Joven estampa del autor víctima
del comentario. Creo que fue
también víctima del espectro de 
la ciencia ficción que desprecia
la aventura dentro del género
De un tiempo a esta parte veo que revalorizan la figura del que fuese Gran Maestre de la Ciencia Ficción. Atenúan el interesado comentario sobre su presunta faceta fascista y militarista. Heinlein contó muchas cosas, además de “pedir” a la juventud que se alistase para ser masacrada en alguna guerra insensata.

Conviene considerar que, en su época, valoraban mucho el arrojo, el carácter marcial, un determinado sentido de la patria y el honor. Los tiempos han cambiado. El mundo se ha movido. Otros objetivos centran, en apariencia, nuestra atención. Pero como diría SNAKE PLISSKEN: cuanto más cambian las cosas, más igual siguen.

Por tanto, escribir sobre conceptos militares estaba bien visto entonces. De ahí que nazca TROPAS DEL ESPACIO. Esta literatura no se ha marchitado, empero, cundiendo los ejemplos más o menos recientes. JOE HADELMAN aporta LA GUERRA INTERMINABLE en apreciación a sus negativas experiencias en Vietnam. Pretende ser el anti-Tropas del Espacio, donde se exaltaba el voluntario sacrificio para salvaguardar a la comunidad.

Siempre he visto sesgo sardónico, no obstante, en las evaluaciones de JOHNNIE RICO. Sólo CAPITÁN AMÉRICA puede ser tan crédulo como patriota. Hadelman busca mostrar el aspecto miserable de la guerra (lo tiene; SVEN HASSEL ya lo relata), distinto al que pretende impostarle Heinlein, asociado a la erótica de las armas. Volvemos a lo mismo: Heinlein creció entre guerras mundiales. Exigían determinada mentalidad donde la Sociedad premiaba concretos esfuerzos; Hadelman evoluciona en una Sociedad cínica, descreída, que centra más el foco en el hospital de sangre que en las trincheras llenas de valerosos muchachos invulnerables al pánico.

Quizás su más popular obra, y la que
bastó para "condenarle"
Heinlein fue víctima de esa época, más que de su propia prosa. Mientras rescatan a TOLKIEN, hippies y fuerzas ‘creadoras’ de la Izquierda condenan a Heinlein, tachándolo de fascista reaccionario. Y de eso, no te recuperas. Muestran una considerable ignorancia y tendenciosidad. Alguien exacerbado en el infrarrojo lee Tropas del Espacio, “vive” el Mayo del 68, condena de inmediato la obra. Los borregos que lo rodean, queriendo desesperadamente formar parte de “esa Comunidad”: ¡aplauden! al exaltado. Todos comulgan del mismo espíritu antibelicista… antiyanqui. Se salvan de la etiqueta.

Ahora el ancho mundo parece volverse conservador. Los más rigurosos analistas empiezan a ver qué prejuicio social manchó a Heinlein; valoran su obra per se, no por lo que alguien dijera con escaso o prejuicioso conocimiento. Vengo observado que, desde que la Izquierda robó el Arte, crear con auténtica libertad es casi imposible. Es lo que ellos impongan (ajá, sí), o nada. ¿Que opinas conservador? Eres un facha. Heinlein Jr. Por lo tanto: ¡al ostracismo!

PHILIP K DICK. Lo opuesto a HEINLEIN. Sin embargo,
Heinlein le socorrió en momentos de apuro, pese a lo muy
divergente de su "pensamiento humanista"
Encuentro harto hipócrita esta postura de una Izquierda que siempre está enarbolando las más comprensivas y libertarias banderas exigiendo respeto Respeto RESPETO para todos cuando creen sólo lo merecen ellos, mostrándose intransigentes con “los disidentes”. Ofende su disposición a marginar a quienes digan: Discrepo. Tienen el espín del prejuicio en ON permanente, listo para sin piedad punzar. La Patria es una ofensa; “su” patria es un objetivo de la más alta sacralidad. ¿De dónde surge este doblepensar? ¿No atisban en qué contrariedad caen, que desluce tanto su ‘causa’ como sus personas?

Creo imposible les del error. Por tanto, pienso consumir esa energía leyendo el material de Heinlein que, por una carambola afortunada, he adquirido. Estoy seguro de que me será más provechoso. Quienes sigan instalados en “la vieja guardia”… ¡ellos se lo pierden!

miércoles, 11 de octubre de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 11

Llegamos a la undécima entrega. Aún no se atisba arreglo
Una crispada sonrisa: aparece un momento por mis labios descamados por el estrés, la repentina sed. Hurgo empero en el interior de mis miedos confiando encontrar ente supremo, o superior, de esa naturaleza aludida que acepte lo que sugiere Dama de Picas.

Mantengo la mirada fija: en la parte trasera del Relámpago Rojo. Pareciera: decidido a dejarnos MUY ATRÁS según se zambulle en el preamanecer que empieza a ser más el orto que tanto andamos temiendo. La noche: todavía brinda un segmento de discreción por el cual poder escaparnos, pese a los potentes dispositivos de rastreo HITECH del enemigo. Una vez salga el Sol… Nada podrá ya ocultarnos.

En el ínterin, produje esto para ver
si cuela para la posteridad
Dama de Picas se esfuerza por seguir bastante cerca del poderoso deportivo. Bujías no tiene su destreza al volante, pero no debe envidiar nada a Joe Viterbo si la situación lo impone. Ascendemos pequeños badenes. Protestan los amortiguadores: en los baches mal disimulados que se disimulan a nuestros faros. Rozamos buzones corroídos y polvorientos. Los árboles sacuden sus agostadas copas: según los rebasamos.

Adiós-adiós, parecieran despedir, con ese movimiento negro que define sus copas.

De vez en cuando: miro atrás. Por la ventanilla opacada por la tierra que la cubre. Esperando ver: las luces giratorias salvajes de los Ranger abalanzándose sobre los tres porque han intuido, sí, ajá, que nos pasaron de largo.

Pues su fuerte instinto policial: nos delata. Les propone retrocedan. Indaguen. Pregunten al tío de la luz del cuarto de baño: ¿Falta ALGO en su jardín? Montones de patrañas similares: van acumulándose en mis sesos conforme las ruedas que asustan a las cacatúas engullen los kais en “persecución” del Relámpago Rojo.

—No, Bujías —murmura Dama de Picas—. Recto, tío. Sigue recto. Olvida los carteles que indican poblaciones. Por ahora, al menos…

Pues: lo ve frenar. Vacilar ante doblados rótulos tercermundistas clavados en palos torcidos que parecieran instalados allí por el propio John Chisum. Indican sitios, pueblos como Buen Rey, inmersos en la feroz decadencia que impone la Pax PragmaSoc, abandonarlos para concentrar a la gente en urbes extrañas como ese tal Soguetto y así tenerlos controlados a todos.

Recuerdo al respetable que todo se
originó aquí
Caso de telepatía: Bujías sigue recto. Obedece a Dama de Picas. La vi: acercar los dedos a la palanca de las luces. Para lanzarle dos destellos. Como cuando otro circula con las luces largas, deslumbrándote. No es necesario. La telepatía, comenté.

—¿Cómo nos habrán descubierto? —repite Dama según se esfuerza por ver, allende el horizonte, dónde deshacerse del poderoso deportivo. Una fronda espesa. Un arroyo o río. Una cantera. Algo que obligue bastantes días a la pasma, el enemigo: encontrar el Relámpago Rojo—. ¿Alguna idea?
—Alguien se chivó —termino imaginando. No quiero repetir lo del castigo kármiko producto del
(sacrificio)
asesinato de Crepúsculo. Eso luego podrá discutirse. No añadas más tensión a la existente, muchacho—. Podría averiguarlo, supongo. —Pienso: en introducirme en metaNET. Rastrear indicios. No. En otra fuente. Más fiable. Una que: suele advertirme con antelación de sobresaltos como éste, permitiéndome eludirlos. ¿Qué falló hoy?—. Pero el traqueteo es demasiado para ponerme a teclear ahora.

Continuará

domingo, 8 de octubre de 2017

EL DISCURSO DEL REY — NO HAY HOMBRES PERFECTOS; SÓLO INTENCIONES PERFECTAS

Afiche. A saber cuántos otros reyes han
recibido una asistencia parecida y de la que
jamás sabremos nada
TOM HOOPER realiza una película elegante, respetuosa, pausada, en absoluto plúmbea, en que hace continuo hincapié en la faceta humana del rey JORGE VI, preso de una tara física (tartamudez) que amenazaba con incapacitarle para desempeñar su importante cometido en un momento histórico complicado y complejo.

Desarrollando la relación de amistad entre el futuro rey y LIONEL LOGUE, Hooper relata que esa dificultad, bastante perniciosa en un mundo moderno donde el lenguaje, el discurso, la convicción que la voz pueda transmitir a un pueblo con o en dificultades, es indispensable, manifestó una criatura sin dotes divinas a alguien que supo apiadarse de sus defectos, y que, por su tenacidad, se granjeó su respeto.

La palabra ‘rey’ asigna determinadas ideas preconcebidas (a favor; en contra) e impone a quien la ostenta nivel superior que le hace como intocable. Ser monarca transfigura, transforma, opera cambio maravilloso/majestuoso, en quien porta la corona. Jorge VI es débil, lo acompleja notablemente su dificultad del habla, le alegra ocupar su discreta posición dentro del estricto organigrama de una Casa Real como la británica (suerte de espejo donde las demás soberanías deben verse —tanto en lo bueno como lo malo—) hasta que, de pronto, la corona cae en sus manos. Su mayor pánico: se materializa.

La presión de un público implacable, crítico al menor fallo,
agrava la circunstancia personal del futuro JORGE VI
De nuevo Hooper acentúa mostrar a una persona convencional que sólo por recibir un título regio parece perder la humanidad para, como EL CID, entrar en la leyenda. Los reyes, per se, no son gran cosa. Son como nosotros. Débiles/fuertes, con fobias/filias, noblezas/miserias. Un vistazo a la Historia nos permite valorar el amplio catálogo de villanías o grandezas encarnadas por soberanos.

Su majestad proviene de lo atinado de sus asistentes, papel que acaba desempeñando Logue. Lo ayuda a ganar coraje, a tener voz, a usar su derecho a emplearla. Como amigo y confidente, el personaje que encarna GEOFFREY RUSH no creo quisiera convertirse en la EMINENCIA GRIS detrás de Jorge VI. Veía en él una determinación, un querer hacer el bien general, que lo impulsa a exteriorizar palabras que rozan la traición, sí, ajá. Pues piensa: Para una vez que tenemos alguien decente, ¡sería un derroche, sino un crimen, tenerlo en un rincón, inútil, desaprovechado! Quería revelar a Jorge VI su capacidad para hacer algo BUENO por su mundo, amenazado por el nazismo y el bolchevismo. Le dolía ver que tanto talento… se desperdiciara, ajá, sí.

La inesperada (y paciente) ayuda que le llega desde las
antípodas. Poco ambos esperarían esta relación laboral
terminase como lo hizo
Esto provoca la controversia que durante tiempo les separa. El airado Jorge VI sigue perteneciendo a una estirpe de poderosos que han modificado el mapamundi a voluntad incluso, y eso es imposible pueda olvidarlo. Aun es inadmisible que un súbdito plebeyo australiano venga dándole consejos con sospechoso tinte sedicioso. Sin embargo, la calamidad que se avecina lo obliga a buscar su ayuda de nuevo. Recibe cura de humildad.

Lo ejemplar de la película reside, siempre, en la humanización de una figura inalcanzable (y más en aquella época, donde ser monarca todavía tenía relumbrón quasimitológico —no olvidar qué importancia taumatúrgica tiene que un rey esté sano y fuerte; transmite su vigor al reino, que se traduce en prosperidad—) que hace que su posición lo aísle del común de los mortales. Cuenta con privilegios (a veces malgastados de forma censurable) que, en el fondo, quizás no compensen su separación de nosotros.

Una consejera buena, constante y paciente, tratando de
consolar a un hombre abrumado por la enormidad de unas
responsabilidades que le aterran
En algún momento, dentro de la cabeza de un soberano, opera el mecanismo de su abolengo, por derecho divino otorgado encima, y se yergue causando por tanto más retraimiento. En lo que incide el filme empero es en la fragilidad de un soberano (caso de que exista), comprendiendo que puede errar también. Concederle el beneficio de la duda, pues se es más tolerante con otros directamente despóticos. ¿Por qué no moderarse con un rey que pretende hacerlo bien? Logue lo hizo. Vio al hombre dentro del rey.

miércoles, 4 de octubre de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 10

Continuamos. Rápido retrato de cómo la tensión
acumulada puede afectar a nuestras decisiones
—Déjame esto a mí. Conduce el Relámpago Rojo. Síguenos —impone con tono un tanto cortante, demasiado para este momento del preamanecer—. Ve instalándote, chico —instruye—. Deprisa.
No me atrevo a discutir. Menos: a remolonear. Manipulo con cierta torpeza el tirador de la puerta deslustrada del polvo de caminos marginales de la amplia Tejas. El gato: maúlla. Bujías, veo: se muestra un momento renuente a obedecer a Dama de Picas.
Sé que comprende que Dama no desdeña su esfuerzo. Más: lo agradece. Es la situación, empero. Nos tiene a todos trastocados. Esas patrulleras Ranger: tampoco ayudaron a tranquilizarnos. Metieron presión. Creo que Dama de Picas comparte conmigo la sospecha de que esos pasmas, el enemigo, girarán de golpe, dispuestos a cazarnos.
Halcones nocturnos, fingieron alejarse para pillarnos desprevenidos. Bujías estimo no entiende esta sospecha, que nos carcome despacio por dentro. Pero tras ese momento de duda, de indecisión: obedece.
Recuerdo al respetable que mi actividad
se diversifica en esta señorita también
—Buscan ese deportivo —señala apeándose de la Jonathan Kent—. Supones a qué estoy refiriéndome, ¿no?
—Te cubriremos. Lo sabes —esa tirantez nuevamente en su tono—. Serán pocos kais. En cuanto encontremos una arboleda tupida, un arroyo donde lanzarlo, algo parecido, viajas con nosotros. Venga, Bujías. Enróllate. ¡No sobra el tiempo!
Sus ojos: lo resaltan pesquisando la zona por donde los Ranger se arrojaron como locos. Eso es: compartamos ese miedo. Creo consigue infundírselo pleno a Bujías.
Por lo tanto: se sitúa sin demora al volante del Relámpago Rojo. Mientras nosotros nos instalamos con la más magra comodidad: Bujías recupera la senda, lleva el poderoso deportivo por esta trocha despareja, alzando polvareda más atenuada.
Dama de Picas: rasca un poco la caja de cambios según aprecia que el paleto que conduce esta Jonathan Kent tiene la pickup descuidada. Casi la cala: dos veces. La segunda cruza ella mirada conmigo. Cree atisbar reproche en mis ojos, censura estilo: Presumes de ser la Frankenstein de la Carrera de la Muerte del año 2000. Te he visto escapar de las veloces patrulleras, en efecto. Pero ahora ¡la cagas sin parar!
—Ni una palabra, niñato —previene. Poco después trinca el tranquillo al trasto.
Cuyo raudal de aventuras prosigue en este
ejemplar
No tardamos en alcanzar las luces traseras rojas del potente deportivo. Rebasamos filas de álamos de aspecto agotado, más que sediento. Delimitan la extensión de distintas parcelas en constante competición por su supervivencia en el más desamparado suelo.
Algo: recaba mi atención. ¡Dita SEA! Informo:
—Luz, Dama. —La diviso por el reflejo, tenue, en el retrovisor externo de mi lado—. Creo han descubierto que hemos levantado esta camioneta.
Un parche de claridad apenas amarillento. Rectangular. De bordes: difusos. Algo me sugiere: más bien se trata de alguien que echa una meada antes del repiqueteo del despertador, no de que un instinto lo insta a inspeccionar su decadente patio estilo casa de Mi nombre es Earl advirtiendo que su Jonathan Kent… emprendió el vuelo.
—En situaciones así —maldice Dama de Picas— todo se tuerce, Se Tuerce, SE TUERCE. Si algún dios suele aceptar tus plegarias, solicítale que ese quien sea no nos delate ahora.

(Continuará)

domingo, 1 de octubre de 2017

VAYA PAR DE POLIS — Y QUÉ PAR DE C*J*N*S DEBES TENER PARA ACABARLA

Con esta cinta, KEVIN SMITH agotó el
relente de confianza que le tenía
Otra mierda factura KEVIN SMITH, cuya creatividad está en caída libre absoluta. La verdad: no pude acabarla. No por cobardía, como reza el provocativo encabezado de la reseña. Sino por NAUSEABUNDA total. Es desnortada suerte de ARMA LETAL del siglo XXI con un ajado BRUCE WILLIS empeñado en parecerse a una parodia de Bruce Willis pero sin ser ni una ni otra cosa.

Sobre su compañero negro… Bueno. Su labor invita decir: “Si DANNY GLOVER levantara la cabeza…” (que confío aún siga vivo). Es otra de esas marañas que ofusca. Los actores afroamericanos protestan de qué poca relevancia tienen en el cine blanco, o de mayoría anglosajona. Empero, luego, ellos imitan a los WASP que critican inundando su metraje de rostros oscuros, particularidad que también atenta contra su realidad racial, desmontando pues su demanda.

Pero aquí… no sé si por culpa de WALTER HILL o EDDIE MURPHY… está de moda eso. Meter un sidekick negro de mínima-nimia calidad actoral que te explota los huevos por culpa de su presunta vis cómica basada en groseras imitaciones, supuestas bromas y aspavientos frenéticos que deben aligerar el tiroteo desbocado/hongkoniano que impera en el cine de acción actual. ¿Esa imagen bastarda no les indigna; no les escandaliza? Porque da asco. SAMUEL L. JACKSON debería opinar al respecto.

Eso, poneos vacilones. La verdad, para lo que hace BRUCE
WILLIS podía haberse quedado en su casa. El otro tío...
Allí estaba yo, rehén de la parrilla televisiva, incapaz de creer no sólo cuanto estaba viendo (¿a este pudridero ha caído Bruce Willis, quien nos conmocionara con su papel en 12 MONOS? ¡Pero si NO ACTÚA! Tan solo pone su cara de goma rajada con mueca sardónica y extiende la mano para cobrar) sino que estaba viéndolo. Comprendo según redacto esto que lo hacía por un sentimiento altruista hacia la Humanidad: advertir del peligro mortal que corre en caso de que la atrape estos fotogramas.

Tontos. Desbordados. Basura en la plenitud de la palabra. Un puñado de presuntas bromas graciosas empotradas en una buddy movie por la cual deberían indemnizarnos, no pagar por verla, ya sea en cine, DVD o TV. Algún tiroteo. Varios personajes pintorescos. Un trillado villano que no crees que, de verdad, sea el malo. Porque todo está más enfocado hacia el dilema económico que apresa a Willis y su cromo de béisbol. De golpe aparece el traficante mejicano de drogas, y como lo que tiene amargado a Willis es no poder costear la cara boda de su hija, te desconcierta su presencia.

Según el guión soy el malo. Pero cuando me vean en acción
lo cuestionarán. Por eso me plantan estos tipos con armas.
Para darme credibilidad
Espera: ¿qué veo? ¿El sofrito de Arma Letal siglo XXI? ¿Una absurda comedia policíaca con un inaguantable actor negro en función de showman payaso y una careta de látex ajada de Willis? ¿Hardboiled tribalpunk de traficantes y polis íntegros que terminarán matándose en un bárbaro wild bunch? Pero… ¡si Willis sólo habla de su carencia de pa$ta! ¿De veras persiguen a alguien, el malo habitual?

Y TRACY MORGAN haciéndose el chistoso. Repelente el espectáculo poli bueno-poli malo. En ambas versiones. ¿Qué le sucede a este veterano, Willis, para perpetrar tamaña porquería? ¿Tan acabado está; no tiene vista para elegir mejores papeles? ¿Se ha encasquillado en su rol JOHN MCCLEANE tercera edad, con menos arañazos cada vez, y no hace más que la posturita y alguna breve acrobacia según soporta(mos) al tío negro que se supone es divertido, o debe divertirnos? ¿Recuerda qué es interpretar?

Pese a su trillada interpretación, ellos aportan un relente
mínimo-nimio de calidad a una penosa película
No puedo continuar. Porque hasta ahí vi la película. Me importa un bledo qué pasó. Si recuperó el cromo, lo quemaron, o qué. Lamenté, eso sí, ver a Willis implicado en tal inmundicia, evocando 12 Monos o EL ÚLTIMO BOY SCOUT. Creo que aún puedes remontar, Bruce. Inténtalo. No nos defraudes, man. El resto: ¡estáis avisados!

miércoles, 27 de septiembre de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 9

Tras las vacaciones y la ordenación de papeles de este mes,
¡regresa este impresionante serial distópico, colosal envidia
de las redes sociales por su superlativa calidad narrativa
Capto el aroma del aceite lubricante del arma que empuña. Se solapa: con la fragancia tenue a lavanda que tanto la gusta de su jabón de uso personal. Todavía se resiste MUCHO a ser esa “Mujer Natural” que la loca hembrista de Imelda Gemio ordenó fuesen las féminas. Porque maquillarse, depilarse, vestir de Chanel IG… era estereotipo machista que pretendía reprimir el estado auténtico de la Hembra, ajá, sí, perpetuándolo. ¿Íbamos a seguir aplastándolas, incluso así? Ni hablar.

Prefiero seguir siendo femenina, un arte que esa estúpida loca pro abortista pretendía eliminar, confesó una vez Dama de Picas. Hicieron bien calentando hierros para matarla. Colgarla alto de aquella farola fue poco, para el daño que está provocando.

Para los recién llegados: este serial es la
precuela de este portentoso relato
 
Imelditas. Fanáticas  desbocadas apoyadas por toda la delirante tramoya del PragmaSoc, de Roderick Shoemaker y su burrada de la Eurotopía de los Pueblos. Donde antaño alzaran KZ para exterminar judíos: ahora elevan edificios del Protocolo Pabellón Once, nutriéndolos noche y día de autobuses grises llenos de indeseables, o sólo enfermos, viejos, ciudadanos agotados.

Exterminados rápida y limpiamente: para hacer hueco al Alucinante Mundo Futuro que en las Arcologías Aurora suizas y en Pekín han diseñado para esa jodida “Nueva Humanidad Digna del Apelativo”, capaz de mirar a los sabios extraterrestres del resto del Universo orgullosos de haber erradicado las violentas taras machistas históricas de la superficie de nuestro desamparado ancho mundo.

¿Cómo se logra? Matando todo lo antiguo. A nosotros, los Impuros. Los que heredamos la pasión tribalpunk del alba de los tiempos cavernarios, perpetuándola una generación tras otra Tras Otra TRAS OTRA sin visos de remedio o evolución.

Las ráfagas rojas/azules destellan un instante antes de pasar ante nosotros. Contengo el aliento. Como bólidos: dos patrulleras interceptoras de los Ranger circulan ante nosotros. Envueltos en la inmensa polvareda que levantan las ruedas que asustan a las cacatúas de sus vehículos.

Que, tiempo después, continuará en
esta novela no menos remarcable
—Refuerzos —murmura Dama de Picas. Seguimos agazapados un poco más—. Tiran de todo recurso. —Veo cómo escudriña el firmamento progresivamente más gris—. Un Trueno Azul está al caer, tal como está la cosa.
—Otro más, querrás decir —susurro. Y eso: que ambas patrulleras son ya algo distante, alejándose según emiten luz de púlsar dentro de una burbuja de polvo—. Porque recuerda que dejamos atrás, por poco, uno buscando nuestro rastro para cazarnos.
—Sí. Ajá. Eso quería decir. —Algo tirante: se extiende por la longitud de sus palabras.

De momento: lo ignoro. Los músculos empiezan a agarrotarse. Debido: a la postura. El estrés. El que los rápidos vehículos estén embromándonos. Tememos que, pasado el siguiente remonte, giren, regresando, pillando in fraganti a Bujías, manipulando esos cables que parecieran resistirse… espera. Arranca.

La Jonathan Kent tiembla un momento. Pero el motor: tictactequea redondo. Dama de Picas: me lanza una sonrisa repleta de confianza. Pareciera el sigul de que, a partir de ahora: todo irá de puta madre magistral. Lo malo: se lo llevaron a rastras ambas patrullas de Ranger, enredado en el polvo que sus ruedas que asustan las cacatúas levantan de la tortuosa trocha.

Nos movemos en este preamanecer deprisa. Los paletos pueden despertar pronto. Descubrir que robamos la camioneta. Iniciar tiroteo. Jaleo indeseable: ahora. Dama de Picas: aborda a Bujías que sigue ocupando el asiento del conductor.

domingo, 24 de septiembre de 2017

PASSENGERS — PELIGROS IGNORADOS

Afiche. En cuanto a reparto, la película
no puede presumir por su abundancia
Eficaz ocio sencillo ofrece esta producción no falta, empero, de detalles llamativos. O me los parecen, esto es. Entre ellos, el diseño de la nave colonial que recorre las ignotas vías de nuestra Galaxia hacia un distante Mundo Exterior donde un grupo de audaces terranos pretenden no sólo reiniciar sus vidas, sino generar un hábitat más grato para los que, generaciones después, lleguen a visitarles.

Esta debería ser la columna vertebral de la trama, que bordearía, si no penetraría toda, en la hard sciencie fiction, lo cual lanzaría fuera de la sala a los espectadores al poco de empezar la proyección. Hollywood no está para pérdidas así. Una película del estilo de ésta cuesta un pastón, que debe recuperarse, a ser posible con pingües beneficios extras.

Por tanto: empleamos una infraestructura de H-S-F para montar una grata metáfora sobre el amor, el desencuentro, el perdón, en un entorno cerrado, claustrofóbico en algún momento, con una repentina dosis de amenaza que no es nada mínima-nimia, por cierto. Plantea asimismo otra subtrama, comparable a la de ROBINSON CRUSOE.

El escenario principal. Lo que está salvándote también
puede causar tu fallecimiento
Subrayo el espiral diseño de la nave, impulsada por las autopistas galácticas a enorme velocidad que, sin embargo, no permite alcanzar su objetivo sino un porrón de años después del despegue (así de grande es la distancia que nos separa de otros planetas; sí, ajá) al recordar esos estúpidos platillos volantes de Década 50-60, o los que parecían alcachofas de ducha volando por nuestro alto cielo contaminado por todos los vientos.

Llega GEORGE LUCAS para sanear todo eso. Las naves adquieren carácter propio, un diseño barroco incluso. Desaparecen los trastos. Passengers, fruto de la generación que creció admirando los destructores imperiales o el Halcón Milenario, muestra un diseño extraño que pretende ser lo más competente de la ingeniería que lo desarrolló. Ya no importa tanto su forma como qué funciones proporciona. (Para lo que es la amenaza que causa la tormenta de meteoritos, dotarla de auras defensivas se hubiera agradecido.)

Esto recuerda un poco a EL RESPLANDOR, la verdad
La elegancia de esa nave ridiculiza la tosquedad de los platillos volantes del pasado que resaltan aún más la falsía de ‘acontecimientos’ como el de Roswell. ¿Debemos pensar que una civilización extraterrestre, que cruza el vasto espacio con más/menos celeridad, llegaría a la Tierra en algo tan burdo como un freesbe? Ni imaginar podemos concebir sus conceptos sobre diseño e ingeniería, productos de su biología no humana.

Pero, fijaos: ¡dos décadas acojonadas por un plato plateado que silbaba a través del firmamento aterrando al personal! Gracias, George, por mandar todo eso a la mierda.

Se explora (como fibra ‘adulta’ que daría mayor carácter al argumento) qué hace un hombre, animal social/sociable por ende, despierto en una gigantesca nave rodeado de pasajeros en animación suspendida. Es lo de Robinson Crusoe. Su isla: la nave. Por doquier: vida. Otras personas con las cuales poder comunicarse. Imposible hacerlo, pues las expondría a su padecimiento: soledad. Aislamiento. ¿Puede, plantea el dilema moral, despertar a otr@s? De eso además va la cinta, qué romance surge, sus complicaciones varias. ¿Es egoísmo su acto; desesperación; incapacidad suicida a soportar la soledad, siendo animal sociable/social?

Habrá peligro, cariño. No, querida. He visto IRON MAN. Sé
qué tengo que hacer... O así este hombre se automotiva
Por fin está qué peligro subyace en la exploración espacial. Evoqué esa vieja cinta, con guión de ROBERT HEINLEHIN, sobre hombres que van a la Luna, algo se estropea, y para regresar deben realizar un sacrificio. Poco orean esta faceta; venden el espacio cuan “última frontera” gloriosa rutilante merced a la HITECH que emprenderá la andanza. ‘Desdeña’ sus numerosos e inesperados peligros. Passengers los esboza. Será gran gesta histórica cuando decidamos colonizar esas esferas que la NASA sin cesar descubre habitables. Pero no olvidemos qué riesgos comportará. Si querremos/podremos asumirlos.

sábado, 23 de septiembre de 2017

SI RIDDICK LO DIJO…

Si alguien como RIDDICK muestra
sentimientos por la patria, es para
reflesxionar sobre alocadas posturas
que se leen en las redes sociales
Estoy corriendo un enorme riesgo al publicar esto, pues me advirtieron que si, en cuestiones como ésta, ofrecía mi parecer, me exponía a perder lectores. Cosa que, por otra parte, no puedo permitirme.

Pero:

Se supone disfruto del derecho a dar mi opinión, siempre que no ofenda o algo parecido. Y mi parecer sea respetado. En la presente turbulencia nacional, se habla del derecho de unos, pero nunca del derecho de los otros a oponerse. La definen "mayoría silenciosa"; aunque en justicia debe definirse "mayoría amedrentada". Pues: están amenazados si se atreven a mostrar oposición. Detalle que no leo en ninguna parte se resalte, quiero decir en esas exaltadas redes sociales que parecen inapelables JUECES DEL RADAMANTO. Resulta que todo es lo que diga una facción de fascistas, embadurnados en falsos e inexistentes pretextos "democráticos", o nada. (Si niegas el derecho de réplica, a esa “mayoría amedrentada” en este caso, eres un facha. PUNTO.)

Bueno:

Si aun RIDDICK admitía que la patria tiene algún valor, es porque tiene valor real. Y hablamos de Riddick. Hay que pensárselo, considero.

viernes, 15 de septiembre de 2017

UNA HISTORIA DE LA FRONTERA, AÑO VII — EMPIEZA EL VIII

¿Cómo? ¿Aún no la has leído? No sabes
lo que estás perdiéndote
Un año más conmemoro que, el 15 de Septiembre de 2010, este blog inició su existencia con el decidido empeño de publicitar mi actividad (este año también, y novela gráfica de BIANCA BLAZE aparte, quiero resaltar el remarcable logro de las firmas de la novela distópica hardboiled tribalpunk SOGUETTO —¡léela! Es otro triunfo de TRISKEL EDICIONES, S.C.—, así como la aparición del serial ROAD TO SOGUETTO —donde más/menos hago génesis de los pavorosos acontecimientos relatados en el libro—) y ofrecer valoración, de cierta calidad, de material leído o visto.

Pese a los distintos y absorbentes esfuerzos profesionales o personales que demandan más mi atención, intento mantener la actualización de este blog tanto como me es posible. Hay aún muchas cosas aún que contar.

Plancha de BIANCA BLAZE, Por
este lado tampoco las cosas van
nada mal
Asimismo, sigo empleando esta plataforma para, con justa honestidad, y confiando recibir la misma deferencia (¡ah, cuánto cuesta a algunos devolver la gentileza!) destacar los méritos de otros emprendedores que surcan este inclemente mar de la creación, tan marcado, por desgracia, por favoritismos  y envidias, emociones que están dañando “el oficio” más de lo que muchos se atreven a admitir, denunciar, publicar. Por desgracia, en estos tiempos ¡aclaman! al mediocre y persiguen el talento puro y duro. Imperan modos que, a pie de calle, se definirían putescas. Sin dudar. (Es la Gran Era del Juntaletras. El Escritor, como tal, está en condenado a la extinción. Y son muchos los “Editores” que prefieren ¡exaltar! a los Juntaletras antes que promocionar a un Escritor con verdadera capacidad... ¡porque eso, evidencia de su masiva ignorancia, dejaría en muy mal lugar a unos y otros!)

Pero estando de ánimo cordial, evitaré la digresión plagada de valoraciones que inciten sospechar resentimiento. ¡Hey hey! ¡Fiesta, fiesta! Honro más que ‘la frontera’ ya vive su octava temporada. ¡Quién iba a decirlo, aquél día caluroso! Produce cierta sensación de vértigo atisbar qué sima de tiempo, y esfuerzo, contiene la apreciación.

Os invito a continuar leyéndome. Gracias por todo, año VII. ¡Larga vida, año VIII, nacido hoy mismo!

lunes, 11 de septiembre de 2017

FALLECIÓ AZPIRI (EN PLENAS VACACIONES) — DEJA LEGADO INMORTAL

La Galaxia nunca fue tan curvilínea hasta
este trazado
Cerca del mes del óbito, y por fin con un poco de tiempo, hago este triste recordatorio sobre un gran ilustrador patrio que, además, supo abrirse paso, con un entrañable y sensual/erótico personaje, en la combativa historieta norteamericana, blasón que te hace ya internacional, por no decir inmortal, dado el pujante impulso que produce la aparición en los medios de EE.UU.

Poco puedo comentar al respecto. Muchos ya habrán expresado su opinión de forma más profunda, sentida. Sólo sí reconocer esto: cuando comencé la Gran Aventura de Bianca Blaze el único autor al que pretendía batir (cosa imposible, por otra parte. Pero si te esfuerzas en hacerlo, te obligas a mejorar más Más MÁS cada día) era a Azpiri. Y eso que conozco trabajos de ilustradores o dibujantes muy dignos de encomio. Pero le estimaba el verdadero objetivo, el grande, el que de verdad merecía ímprobos esfuerzos.

Vaya con Dios, señor. Quizás ahora cabalgue el Universo, el que nos acoge o el de su ficción, junto con su LORNA, conociendo parajes que ni se nos ocurre imaginar existan. (Y gracias por las lecciones recibidas. Inestimables.)

jueves, 7 de septiembre de 2017

¡HEY HEY! BIANCA BLAZE CUMPLE ¡20 AÑOS! ESTE 2017

Espero que emplees ese martillo para
machacar estadísticas y sigas cumpliendo
¡muchos más!
¡Exacto! Bianca Blaze cumple veinte años (junto a sus compañeros de BLITZTEA). En 1997, compaginando mi actividad en ER CÓMI!, que al desaparecer ¡iba camino de convertirse en revista!, empecé la autopublicación de BlitzTeam. Varios peculiares machos cejijuntos y una descarada bombshell asaltaban la palestra siempre difícil/combativa de las viñetas esperando hacerse sitio en la Historia de la Historieta.

BlitzT se vendía bien. El dueño de uno de los establecimientos donde los vendía me confesó que, mientras mis fanzines salían, colecciones mejor presentadas se devolvían intactas. Hasta: ¡BlitzT era mejor que IBERIA, INC., ¡nada menos!! Porque aunque mi dibujo no estaba a la altura, las ideas y tramas eran más frescas, los personajes más sugerentes, ofrecían diversidad.

Con estos avales, busqué darle salida más prestigiosa. Por desgracia, circunstancias personales y profesionales abortaron semejante posibilidad.

Llegó entonces la década sin dibujar. Todos durmieron. Hasta 2011. Un descanso entre novelas me hizo fijar en Bianca Blaze. Tenía ganas de “trabajar” con un personaje distinto a los sombríos cejijuntos. Porque: creo que, como sobran las RED SONJA, el amplio apartado de cejijuntos está bien surtido.

Esta prueba me permitió ganar el juicio
contra aquél ladrón que intentó robármela.
Pero: fijaos cómo ha  evolucionado el
personaje desde entonces
Bianca Blaze, pese a lo igual que parece, resulta muy distinta. Tiene algo. Swing. Magia, hasta aseveraría. La vertiente 1805DC, con el EMPERADOR CATACUMBA y cuanto procede de mi novela ucrosteampunk LOS IMPERIOS PERDIDOS, crece una historieta tras otra. ¡Superándose! Sin cesar.

La vertiente HYPERSPACE no es menos espectacular. La vastedad del Cosmos permite visitar lugares todavía vírgenes repletos de ingeniosas posibilidades e ideas que, aunque no sean nuevas, pueden presentarse como innovadoras.

Ahí actúa la habilidad del autor en hacer lo tópico, sino nuevo, diferente, atractivo. ¿Una muestra? Leed LAS GRAVES PLANICIES. Aunque mi principal intención es: pasarlo bien dibujándola; que el lector se sienta recompensado, a gusto con lo publicado.

¡Veinte años! Cómo ha pasado el tiempo. Y has progresado. ¡Felicidades, Bianca Blaze! Por otros veinte, cuando menos, ¿no?

sábado, 2 de septiembre de 2017

THE BIG BANG THEORY — CASUAL REFLEXIÓN

Imagen promocional de la serie comentada. (Tranquila
reconexión con la actividad del blog tras las vacaciones.)
Hace años, estas referencias al tebeo eran algo de tarados.
Hoy día son un referente respetable doquiera que sea
Tras "reengancharme" a The Big Bang Theory debo reconocer que, al menos como premisa, es una serie muy digna de estudio. Que termine siendo una más/menos agraciada sitcom, con un envoltorio romántico edulcorado para conseguir un fiel público femenino (esto no lo esperaba) con pocas alteraciones dramáticas, es algo que no podemos evitar, al parecer.

La originalidad de su premisa es donde debemos centrarnos, empero. Porque, en una parrilla televisiva dominada por abominables series policíacas (¡esos odiosos CSI Lo-que-sea y sus émulos!) interpretadas por rígidos arquetipos de personajes, frases de basura, dramatizaciones mínimas-nimias, ridículos golpes de efecto, situaciones que bordean lo ilógico y/o aberrante, crímenes reciclados que cada vez más cuesta creer sean posibles (aun así, sigo condenando las actuaciones "de palo"), el que aparezca una serie donde cuatro freakies acomplejados amantes de los tebeos y la parafernalia asociada, con una agradable vecinita que más/menos va introduciéndolos en el mundo corriente, menos amable que el de las fantasías que ellos aman, se produzca, desarrolle y perdure: tiene mérito.

Afiche de IRON MAN. No está pagada
como deben la deuda con esta película
no sólo los de esta serie, sino...
Tíos: son freakies. Raros. Gente solitaria. Antisocial. ¿Puede eso tener éxito?

The Big Bang Theory no es otra serie "de adolescentes", con problemas con el acné y los rolletes veraniegos. Es, repito: una serie de freakies. Léase con más extensión: de colgaos de las viñetas y los videojuegos. Todo lo opuesto al concepto, casi nazi/ario, de sana juventud atlética comunicativa-participativa-solidaria. Va de gente retraída, insisto. Esa es la importancia de la premisa. Su valor. En el escenario citado de teleseries de crímenes y sanotes púberes: ¿qué valor podría tener semejante planteamiento? Nulo, a priori.

En cambio: ahí está. Triunfando.

Es cierto, por otra parte, que The Big Bang Theroy le debe un wevo a IRON MAN. ¿Causa? Es personaje de cómic que arrasa. Convierte al cine de superhéroes en una moda rentable. Más aún que SUPERMAN o BATMAN. A su vez, esos dos personajes DC Comics deben su renovada popularidad también a Iron Man. Porque hace "más creíble", menos cuestionable, la existencia de ese tipo de personajes.

...estos dos elementos. Vamos, BATMAN, ¿a quien quieres
engañar usando esa pretenciosa armadura de... Iron Man?
Usted creerá que un hombre puede volar. Por supuesto. Con una costosa coraza HI/TECH. Es (relativamente) concebible. Es ciencia. Tecnología punta. Desarrollada por un audaz genio sin límites.

Visto así: es curioso asimismo que The Big Bang Theory, de Warner, dueña de DC, deba su éxito a MARVEL, la Competencia.