viernes, 30 de septiembre de 2016

SOGUETTO — SU EXITOSA PRESENTACIÓN

¿Sabéis qué vincula esta novela con, por
ejemplo, BUCK ROGERS? ¡Revive los
tiempos del miedo a la Amenaza
Amarilla! ¡China es la mala nación!
El acogedor ambiente del establecimiento La Jerónima fue marco excelente para celebrar la presentación de Soguetto, la última apuesta por la ciencia ficción distópica de Triskel Ediciones S.C. Es la primera vez que, pese a mi trayectoria, presento una obra ante público. Fue un momento interesante. Pero quedaron algunos sargazos pendientes, al amor de ciertas apreciaciones realizadas sobre el comentario general de la novela, su contenido, de qué fuentes mana.

Pero quiero empezar agradeciendo, de este humilde pero sincero modo, la asistencia de Familiares y tantos Amigos y Amigas, nuevos o ya de años hechos, al evento. Un completo éxito, mejorado por el que la ocasión me reunió con amigos que hacía mucho no veía. Han avanzado prometedoramente en la vida, formándose como emprendedores que inician la aventura londinense. Les deseo, pues me comunicaron su pronta intención de partir, ¡mucha suerte y regreso cargado de triunfos!

Sería ingrato, e injusto además, ignorar la cálida recepción efectuada por mis editores. Una vez tengo el libro entre las manos, advierto qué diligente buen hacer y profesionalidad despide. He tenido suerte al cruzarme con personas que deciden proporcionar tal toque de distinción a su labor. ¡Así agrada trabajar!

Las tres novelas que ilustran este
comentario están enlazadas; ésta con
Soguetto por GABRIEL T...
También atrajo a amigos que, por fortuna, puedo ver más a menudo. Espero pronto de nuevo coincidamos para charlar más relajadamente de temas y aficiones comunes. A los asistentes desconocidos que se arriesgaron con la compra de la novela, pues espero la encuentren tan poderosa y sugerente como la promocionamos.

Se me preguntó cómo describiría Soguetto; ando publicitándola como un hardboiled tribalpunk (ya conocéis mi afición por crear términos exóticos —aunque es su descripción—). Pero para hacerla más próxima al lector, la tildaría de western futurista crepuscular. Lo ya comentado de la referencia a GRUPO SALVAJE. Dos misteriosos jinetes llegan a una población asediada. Podrían dar solución al conflicto. ¿Crepuscular? El Poder ha decretado el exterminio de la raza humana para sustituirla por otra de pacifista genética inmaculada. ¿No es eso algo crepuscular?

Pero un soberano pesimismo envuelve la obra. La lucha de DAVID contra GOLIAT que tanto estimula la producción de novelas no se da aquí del mismo modo. Goliat hace justicia a su nombre. ¡Aplasta! David, pequeño, intimidado, sólo piensa en suicidarse.

Aplaza el momento compromisos morales cuya fuerza empieza a diluirse. Esa es la triste vida de GABRIEL T, el adolescente genio cyberterrorista que todos codician para manipular, explotar, controlar, en su beneficio, ignorando sus necesidades primordiales. Hace cosas que abomina, además. He intentado destacárselo al lector. No es un protagonista al uso de relatos de esta naturaleza.

...y LOS HERMANOS FORSON que
aparecen en Marsoon también salen
en
Soguetto. Todas unidas pero, al
mismo tiempo, puede leerse separadas
Sobre el estilo… evidencia la mezcla de influencias que han terminado haciendo mi prosa diferente, imaginativa, audaz, retadora. La TV arroja anuncios que retan a ser desiguales, únicos, individuos. Pero parecen querer imponernos una atonía narrativa. Un estilo tan personal como el mío parece tenerlo difícil. Aun así, seguiré cultivándolo.

Su amplitud descriptiva responde a mi faceta de narrador gráfico. No ‘pienso’ en palabras, sino en imágenes. Busco la precisión máxima en los párrafos. Y aprovecho lo generoso de la CultuPop para fijar, sin ambigüedades, la escena en la mente del lector. Definir aquél pasillo como los de la Estrella de la Muerte germina en su cerebro un dato directo que podría no facilitarlo una larga descripción de sombríos paneles de acero alineados a lo largo de los extensos tabiques. ¿Entendéis?

La próxima presentación sucederá en un evento sobre la CF en Dos Hermanas. Espero allí dar estos detalles que ayer, en el intento de procurar dar en breve plazo una buena impresión de la novela, quedaron un poco en suspenso.

lunes, 26 de septiembre de 2016

VERANO DEL 86

Con motores así de potentes empezó
la década. En serio
Una sensación de profunda nostalgia me aborda durante estos días al recordar aquellos otros. En concreto, los de finales de Septiembre del 86. Ahora, con la perspectiva que aportan las décadas transcurridas, aprecio que fue cuando empezó mi madurez. Bueno, de madurar creo jamás se termina. Acceder a la hombría tampoco parece correcto. La ‘hombría’ llegó en el cuartel. O así nos lo hacían creer.

Verano del 86. Entrada paulatina en lo que, con añoranza luego, llamarían “la Movida”. Durante la estéril Década 90. El primer amor, que nunca olvidas. El acceso a ese “otro nivel” de placer. Las riñas. La madurez acechando. Durante la mili, ya fui alertado por un compañero: la niñez termina justo cuando te licencies. Lo siguiente, es la vida. (De por sí, la mili tuvo días tremendos. ¿Podía ser la vida-en-libertad peor?)

Encontrar trabajo. Estabilizarse. Familia. Hipoteca. El ritual del coche, la playa, los disgustos por infinitos motivos… la madurez en sentido físico. Canas, miopía. Durante la mili, costaba creer en esto que me avisaban. Porque, repito, hubo días difíciles. Pero era cierto.

Compartida con la sombría filosofía que
impregna esta película
Hasta entonces, parecías estar de vacaciones de verano. Cuando salieras de la mili, hecho un hombre, porque allí se encargaban de forjarte así, ¡iba a enterarse el mundo de quién eras tú! Bien me enteró el mundo de quién era el mundo. El día-a-día, mejor. Infinitas cuitas. Preocupaciones sin cuento. Unas risas aisladas. Un pequeño puñado de satisfacciones. Mínimas-nimias. Para que no te acostumbres a la buena vida.

Pero aquél verano del 86… es imborrable. Crepúsculo de la muelle juventud, dejó esas improntas que revivo al oír, con cariño, esa potente música que sigue escuchándose con tal frescura y fuerza como si la estrenaran hoy. Es eso, la música, lo que más me enmarca el verano del 86. Empezaba a conocer a grupos y solistas que hoy ¡aclamamos! con admiración y, ¡amig@s!, siguen anunciando en la radio como la salvación del pop-rock. Porque seamos sinceros: ¿qué ha habido meritorio después de ellos? ¿En Década 90, por ejemplo?

Y la TV también maduraba. Pero siempre se
recordará esta serie por su estupenda BSO,
el compendio de la maravilla en las ondas
¿Niñatos sintéticos de confección para tolais con voz edulcorada que desaparecen como se disuelve el azúcar en el café para no dejar recuerdo? Pero Duran-Duran aún mola. Y Pet Shop Boys. O A-Ha. O Roxy Music. Cindy Lauper. Euritmics. Enya. Genesis. Llenaban de melodía la noche del verano del 86, ribeteando las macarradas de Miami Vice y el glamuroso estilo de DON JOHNSON, copiado por quienes querían triunfar en las discotecas.

Los 80 poseyeron una magia que no se ha vuelto a dar. Quizás el fenómeno resulte de nuevo. Pero lo dudo. ¿Y el cine? Caaaray. Terminator, Indiana, Mad Max, Blade runner, El retorno del Jedi, Dentro del Laberinto, Los Goonies, Regreso al futuro, Los cazafantasmas, Conan, Lady Hawke… ¿debo continuar? Cuanto ahora deja boquiabierto a los chavales con los ojos reventados a píxeles nació durante esos años realmente prodigiosos, que algunos payasos definen de “horteras” (por los conjuntos imitados que lucía MADONNA). Claro que los denuestan. ¿Qué han dado las décadas en las cuales ellos han crecido?

Y, en cuanto a mí: mi carrera como
escritor comenzó con este libro. Fin
a las POEpolladas y tonterías afines.
La Literatura de verdad aquí presente
¿The Matrix? ¿En serio? Vale. Un aluvión de SFX que dejan sentados merecen elogio, pero ¿y la sensación de maravilla que Cristal Oscuro proporcionaba a generaciones más ingenuas, que dependían más de su imaginación, más receptivas al cariño que esbozaba JIM HENSON en su labor? No podéis entenderla. No vivisteis Década 80, cuando casi cualquier cosa parecida nos dejaba estupefactos.

Verano del 86. Escrito un poco a lo STEPHEN KING de su niñez. Añoro ese verano. Los golpes dados en estos años me hacen recordarlos con mayor afecto todavía. Aunque me alegra haberlo vivido. Recibir toda esa magia que se está haciendo única, en una época en que todo está tan saturado de la inmediata novedad brutal final de internet que nuestros sentidos, antaño ansioso por saber de qué iba eso de RoboCop, están tan anestesiados que nada nos sorprende, o ilusiona.

Verano del 86. Debisteis haberlo vivido de aquél modo. Veríais cuánto hemos perdido.

domingo, 25 de septiembre de 2016

RECALIBRADOS — LO NUNCA CONTADO

En este momento se pusieron en
marcha fuerzas narrativas que llegan
hasta la actualidad
Que mañana esté en venta Soguetto estimula este comentario sobre su “secuela”, Recalibrados. ¿Por qué escribir su precuela, cuando lo lógico sería lanzar la secuela? La culpa recae en GABRIEL T, el genio adolescente protagonista.

Veréis: para Recalibrados necesitaba un malo. Auténtico. DE VERDAD. Un par de sujetos se apoderan de tal rol en ese hardboiled distópico donde fui centrando la trama, más que en una investigación con suspense (algo que admito se me da fatal), en el entorno donde se desarrolla la acción. El Valle, una megaurbe contaminada a extremos increíbles, obligaba a los seres humanos a estar recalibrados con nanobots para sobrevivir al tóxico ambiente. Lo ignoraban: pero seguían siendo esclavos del clima sociopolítico que creó Soguetto. Eso lo tuve claro en todo momento.

Esos malos propuestos no tenían, pese a su pelaje visto de lejos, la calidad que deseaba. Por algún motivo, JOHN FORSON (y su peligrosa hermana, LIANA, la MUJER DE CUERO), no estaba “disponible” en ‘ese momento’. (Ambos “ensayaban” para LAS GRAVES PLANICIES. —No poderlos sacar en Recalibrados me persuadió, por sus características, que debían ser los malos por antonomasia de toda historia, siempre que su decurso no terminara matándolos. Sí. Ajá. Otra vez los Forson. ¿Por qué no? Tienen solera. Swin. Lo que daría más de uno por tenerlos en nómina—.) Estaba esa tesitura: ¿qué malo, de los que dejan huella, podía suplir la ausencia de los Forson?

Y el responsable de todo, aquí presente;
maquinando desastres
Cuando llegó el momento, del tirón, sobre la marcha: ¡Gabriel T! Ya está. Tengo malo. Le doy un enfoscado aparente, dice algunas cosas siniestras, lo paseo lo justo para hacerse el enigmático, sin que se note su provisionalidad, ¡y asunto resuelto!

Empero la antropología de El Valle, cómo VIC V evitaba ser descubierto pasma corrupto, introducir prohibiciones tan llamativas como que no se podía ser homoX, me forzaban más a trabajarlos que el ente Gabriel T en sí. Después, idiosincrasia de algunos personajes de novela, Gabriel empezó a “reclamar” presencia. Protagonismo.

Había otra cosa: El Valle, la divergencia entre las estirpes humanas, la Impura de El Valle y la Purificada de El Monte/Marte, por qué unos son superelitistas, los otros se desesperan por revivir, con gran periodicidad, Década 80, idear un lenguaje freakie que se opusiese al culterano de los Probetas… merecían detallarse. Había multitud de datos medio esbozados que poseían un núcleo de intensa fuerza. No podían dejarse al albur.

Y estaba ese ‘pormenor’: FUERZA, la otrora IA regente (comprobaréis cuánto en Soguetto) halló aliens hostiles mientras vagaba por el Cosmos. Su amenaza obligó a las divergentes razas humanas, separadas por el Cisma, a reconciliarse lo justo como para combatir ese peligro. (Eso será contado, Dios mediante, en otra novela.)

Y, de un modo muy elíptico, también
esta novela posee elementos que remiten
a
RECALIBRADOS
Todo esto iba construyéndose alrededor de Gabriel. Él, según relata en Soguetto cómo le va día-a-día, cuenta el porqué de las prohibiciones más pintorescas de El Valle. Así pasó de ser un malo/secundario nebuloso a responsable, incluso, de la génesis de El Valle. Gran parte de esa megaedificación es culpa suya. Sienta sus bases. Define, desde el caótico magma de violencia que es la pura encarnación de Soguetto, lo que conoceremos como El Valle de Recalibrados. (Era, por cierto, su título original.)

Gabriel es de los personajes más singulares de mi creación. Comparte con los Forson el que, de guest starring, pase a prota. Los Forson también ‘surgen’ para cubrir una suplencia. Hoy causan problemas hasta a mi favorita, BIANCA BLAZE. Gabriel es de considerable importancia en esta quimérica construcción de ‘una historia de la frontera’, siendo padre de varias líneas narrativas más.

Sobre secuela de Recalibrados… Bueno, ahora caigo: LA CAÍDA DE BABILONIA lo es.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

SOGUETTO — EN VENTA EL 26/09/16

Se acerca el momento de la verdad: ¡el
veredicto del populux! Encomiará la obra.
Lo sé
TRISKEL EDICIONES, S.C. toma el testigo, primero por proximidad, dejado por la lamentablemente extinta VIAJE A BIZANCIO EDICIONES, donde, qué ironía, vio la luz la secuela de Soguetto: RECALIBRADOS. Luego, se perfila la editorial andaluza de la ciencia ficción, espero que por definición y antonomasia, que llene el hueco dejado por el también desaparecido GRUPO AJEC (hogar de LAS GRAVES PLANICIES). Deseo destacar de Triskel que, aunque su índice de publicaciones aborda distintas temáticas, es una editorial sevillana que apuesta por el género. Hace poco, celebró su tercer año de vida. Va cobrando, empero, impulso y experiencia, herramienta ésta valiosa para la azarosa supervivencia editorial.

Para que entendamos lo importante del dato: Sevilla es el epicentro de los tópicos típicos nacionales. Cuesta creer que algo distinto a lo habitual (folclóricas mangantes y toreros ebrios que matan gente en la carretera) pueda despuntar en un ambiente atufado por el incienso cofrade. No pretendo lanzarme, ni proponer, una cruzada contra esos elementos. Pero sí solicitar igual número de oportunidades y respeto por actividades “cerebrales” (la literatura, por poner) que gozan los tópicos típicos citados.

Espero que el intenso espíritu celta del emblema
difunda
SOGUETTO por doquier,
¡rematándolo con buenas críticas!
Y que en la ciudad esté radicada una editorial que se arriesga con la ciencia ficción: meritorio. Encomiable por su atrevimiento. Porque debes vivir aquí para comprender la grandeza de la proeza. La apuesta por la cultura, al menos a la que me refiero, es mínima-nimia/de vergüenza. (Y prefiero olvidar lo del cómic.)

Cuando supe que había emprendedores empeñados en lanzar desde Sevilla distopías fatalistas como Soguetto, quedé perplejo. Porque manda el ambiente, insisto. Te miran como a un loco cuando afirmas que A) escribes; B) ciencia ficción. Eso, y leer tebeos, es de marginación total. ¡Aquí impera lo tópico típico en feriante traje de lunares, hombre!

Pulsa algún aspaviento ocasional, como para acallar algún complejo de inferioridad ante ciudades como Madrid o Barcelona, donde el impulso cultural parece más fuerte, y de mano de políticos que intuyen algún rédito electoral si apoyan esas iniciativas. Pero son cosas fraudulentas, ya digo, por la pestilencia política y de postura cosmética fatua institucional desalentadora.

A El Valle se llegó por alguna razón;
es lo que narro en Soguetto
Y ahora Triskel corre otro riesgo publicando Soguetto. Que, ya anuncio, se pone a la venta el próximo lunes. (Habrá acto de presentación el jueves.) Quien quiera conocer la extensión de este peligro, puede hacerlo sabiendo que:

En el cruel ambiente hardboiled tribalpunk del núcleo urbano marginal de Soguetto se libra la batalla interminable contra la opresión estatal de la hegemónica Pax PragmaSoc. Gabriel T, genio adolescente hacker terrorista, intenta derrotarlo crackeando FUERZA, la IA que le proporciona su poder al enemigo.
Su oponente es Stefan Roslov. Concebido mediante la más purificada mezcla genética, la Pax PragmaSoc espera grandes cosas de él. Pero al saber de Gabriel T, un “plebeyo” de “origen natural”, oscuras ideas, divergentes con la ética de su raza también purificada, empiezan a apoderarse de él.
Un duelo fatal comienza entre ambos, y en el cual participarán otras muchas y violentas fuerzas, como la de los amos de Soguetto, los siniestros hermanos Forson.

Soguetto se diferencia de obras similares por la dureza de su contenido y la elaborada construcción de sus personajes, descritos, junto con sus situaciones, con provocativa prosa imaginativa, poderosa, que elude la indiferencia. 

Bueno, sinopsis servida. ¿Te arriesgas? Obra disponible en formato físico y e-book.

domingo, 18 de septiembre de 2016

¿QUÉ FUE ANTES: EL HUEVO LAUFMAN O LA GALLINA VEGAS, O VICEVERSA? — O NADA DE LO ANTERIOR

DEREK LAUFMAN visualiza así
a
HELLBOY
Según las tareas promocionales de SOGUETTO prosiguen a buen ritmo, con la fecha de su presentación muy próxima, y esperando recuperar el habitual pulso de este blog, con los comentarios usuales, aporto esta apreciación sobre material recientemente hallado. No sólo la faceta literaria sigue cultivándose; la gráfica no puedo descuidarla. Con firmeza. Internet proporciona un vasto campo referencial que tanto ayuda a tu maduración como a eludir aquellos aspectos que podrían señalarte, con simple llaneza, de copista. Y peor aún: sin escrúpulos.

Entre esos ‘paseos’ voy y doy con un dibujante extranjero, DEREK Laufman, cuyo estilo, no voy a decir que sea único (creo que sus orígenes son nipones) me recuerda al de nuestro ENRIQUE V. Vegas vivamente, y quien en otro lugar he vertido ditirambos sobre su línea gráfica. Esos ‘cabezones’ tan adorables, que tienen algo de muñeco de felpa JIM HENSON, e ilustran una amable parodia de conocidos filmes.

Pero comparando sus dibujos, qué similares son las líneas… ¿estamos ante un caso de mimetismo, copia, casualidad? Pienso que son autores que trabajan de un modo muy similar, por completo ignorados el uno de la labor del otro, y que se han encontrado en un punto del tiempo y la Historia que permite sospechar que se están copiando. No sé hasta qué extremo, empero, la copia puede ser, en sí, un homenaje. El reconocimiento de una impotencia creativa que, para expresarse, debe aferrarse a algo ya existente.

ERINQUE V. VEGAS visualiza así a
Hellboy. ¿A que las similitudes
entrambos dibujos inducen las
sospecha vertidas en el comentario?
Veámoslo así: un tío tiene una idea. Descubre a un autor determinado. Le gusta su línea, que aplica a su inspiración. La distancia (así como el ámbito editorial donde publican —no tiene la misma pujanza internacional MARVEL COMICS que DOLMEN EDITORIAL—) ofrece la abrigadora manta de suponer que, de nada, se conocen. Independientemente concluyen sus páginas bendecidas por su característico estilo. Esto pasa con más frecuencia de lo que muchos piensan.

¡Pero está internet (repito) ofreciendo un ejemplo que permite sospechar! Y siempre hay alguien tan suspicaz y/o quisquilloso como para perder parte del domingo escribiendo una parrafada que, espera, sea seguida masivamente por sus lectores. Mantengo mi criterio de que, en nada, uno u otro se han “visto” antes. Eso: sus líneas han colisionado, por accidente, en este ahora específico… dándome algún material especulativo para actualizar el blog.

jueves, 15 de septiembre de 2016

UNA HISTORIA DE LA FRONTERA, AÑO VI — EMPIEZA EL VII

Este año, tenemos este regalo. Espero que
varticine estupendas Navidades
Celebro hoy este aniversario. El 15 de Septiembre de 2010, este blog inició su andadura con el objetivo que todavía mantiene: publicitar la actividad realizada (este año, BIANCA BLAZE aparte, resaltada con el remarcable logro de la publicación de la novela distópica hardboiled tribalpunk SOGUETTO —¡no te la pierdas! Es otro triunfo de TRISKEL EDICIONES, S.C.—) y ofrecer una más o menos sesuda valoración de material leído o visto.

De vez en cuando, la tentación de la apreciación política ha sido demasiado fuerte como para poder eludirla. Pero han sido ocasionales raras avis.

También quería emplear esta plataforma para, con honestidad y justeza, y esperando la apropiada correspondencia, destacar los méritos de otros emprendedores embarcados en este proceloso mundo de la creación, tan marcado, por desgracia, por favoritismos que están dañando “el oficio” más de lo que muchos se atreven a admitir, denunciar, publicar. Por desgracia, vivimos tiempos de ¡aclamación! del mediocre y persecución del esfuerzo y el sacrificio. De ahogo del talento. Imperan maneras que, en la calle, se denominarían putescas. Sin ambages. Hay más puterío en las letras últimamente de lo que los lectores ajenos a estos entresijos podrían suponer.

Y no olvidemos esta importante labor
Pero siendo fecha de conmemoración, no quiero realizar un comentario plagado de feos adjetivos que inviten a sospechar amargura o resentimiento. ¡Hey hey! ¡Fiesta, fiesta! Me complace más resaltar que ‘la frontera’ empieza su séptima temporada. ¡Siete años! ¡Quién iba a decirlo, aquella calurosa jornada! Adviertes, con ligero escalofrío, qué abismo de tiempo, y trabajo, el dato contiene.

He mantenido, con regularidad sometida a los distintos y absorbentes esfuerzos profesionales que demandan más atención, su actualización tanto como ha sido posible. Proseguiré efectuándola. Tengo cosas aún que contar.

Espero sigáis ahí para ponderar lo acertado o errado del dictamen. Gracias por todo, año VI; ¡larga vida al VII, que empieza ahora!

jueves, 8 de septiembre de 2016

SOGUETTO — PORTADA DEFINITIVA

Esta es la portada definitiva, Ha quedado
chachi, ¿verdad?
Faltando pocos días para la presentación oficial de la novela, y como calentamiento de su gira triunfal por eventos como las jornadas de literatura fantástica a celebrar en Dos Hermanas, muestro la portada final que esperamos, editores y autor, concite vuestro interés, pues pretende destacar diversos elementos dramáticos que incrementen la curiosidad al respecto.

Reconozco lo ampliamente satisfecho que he quedado con el resultado, basado, como ocurriera con LAS GRAVES PLANICIES, en un bosquejo mío. Cortesía que agradezco a los editores de TRIKEL EDICIONES. Valoraron de él los detalles que podían inducir enigma, preguntas del corte: Esto ¿qué es? ¿De marcianos; de un agente suyo infiltrado entre nosotros, de humano que conoce algo más de lo que, en principio, Visitantes alienígenas benevolentes manifiestan, nada de todo esto?

No; ya dije se trata de una distopía hardboiled tribalpunk a la que procuré darle, insisto, un sesgo, si no innovador, sí diferente a la clásica maratón cyberpunk de Corporaciones enfrentadas por obtener el último programa de realidad virtual, virus, antivirus, aun medicina espectacular, y que permite al autor teorizar sobre el futuro.

El futuro. La mejor manera de predecirlo es inventarlo, e ignoro cuánto de nuestros regidores, políticos o no, toman ideas de esas distopías para irnos conduciendo hacia donde ellos mantengan su hegemonía mientras nosotros las pasamos canutas. Sin importarles lo más mínimo-nimio.

Comparación entre mi boceto y el resultado final.
Soguetto destaca por ese citado sesgo de Guerra Fría, política de bloques antagónicos de cuando el Telón de Acero. Por tanto, tratándose de asuntos que mueven a naciones enteras en alianzas, sus propuestas se envuelven de siniestras motivaciones, empleando todo tipo de fuerza coercitiva para hacerlas cumplir. GABRIEL T, nuestro adolescente héroe, o antihéroe (los sucesos le han obligado a ser terrorista, muy a su pesar) no está empero tanto por la ‘revolución popular’ como por emprender su vendetta personal.

Imagino que elegir este entorno ha sido una filtración subconsciente; estamos inmersos en una Guerra Contra El Terror cuyo campo de batalla es improvisado e inexistente. De golpe, aparece: una discoteca, una terminal de aeropuerto, un supermercado, un estadio de fútbol… Muertos a cientos. Sin previo aviso. Sin efectiva declaración de guerra. El movimiento de las fuerzas de y en combate es distinto, elástico. Más policial y parapolicial que militar. Las batallas: refriegas súbitas, liquidadas con tiroteos.

¿Este futuro nos aguarda; no habrá más épicas cargas de caballería ligera o batallas de Normandía? ¿Sino un Stalingrado repentino, donde las víctimas civiles se anotarán en masa, en vez de computar las de soldados? Y ¿qué solución daríamos al problema? No tengo la contestación. La novela tampoco la da, por tanto.

Más al respecto:

lunes, 5 de septiembre de 2016

SOGUETTO — ¡EN RAMPA DE LANZAMIENTO!

Disculpad lo arrugado; el papel de mi
cuaderno de bocetos no parece aceptar
bien lo agresivo del trazo; bosquejo de
la posible portada de la novela
Como pienso mejor se define esta novela, que TRISKEL EDICIONES, S.C., ha tenido la temeraria amabilidad de publicarme, es decir que, a la narración icónica del cyberpunk NEUROMANTE (preferiría, personalmente, HARDWIRED), le han empotrado el western crepuscular GRUPO SALVAJE. El resultado: este trepidante hardboiled tribalpunk donde las cosas empeoran cada día y sin aparente remedio.

Soguetto es distopía de un futuro (no tan lejano) que confío jamás llegue, como precuela de RECALIBRADOS. Y se diferencia de relatos de pelaje similar en que su contenido político es mucho más fuerte, llamativo. Explico: en las narraciones “al uso” cyberpunk (desearía, sin embargo, Soguetto no se encuadre entre ellas; ‘cyberpunk’ es un término que estoy empleando para “familiarizaros”), el elemento dominante es el Corporativismo medio esbozado en ROLLEBALL (la buena, la de JEWISON) en lucha continua por obtener un producto, por lo común relacionado con las computadoras, y donde los gobiernos no tienen apenas trascendencia.

Nos encaminamos a eso, ¿no? Mas en Soguetto el enemigo es una fuerza política y un gobierno asiático concreto, que está devorando el poder Occidental al amparo de una marea populista ofuscada que descubre, en algunos casos, qué grave error ha supuesto entregar irreflexivamente su voto al Socialismo Pragmático Internacional. Soguetto relata una suerte de Segunda Guerra Fría, con bloques antagónicos bien definidos.

No perdáis de vista ese blasón editorial. Espero que
sea mi casa editorial por laaaaargo tiempo. (Y
agradecido les estoy por esta oportunidad)
El asunto del populismo y sus peligros, reales o imaginarios… Forma parte de nuestra viva actualidad. Incluirlo me pareció importante, pues el entramado contra el cual nuestro genio adolescente y sufrido protagonista, GABRIEL T, se enfrenta, necesitaba un marco coherente, de sustancia creíble, con el cual el lector ‘interrelacionara’, haciendo, por tanto, más significativa la narración.

Lo siguiente es la degradación de las condiciones de vida y el presuntuoso análisis que efectúo sobre cómo la gente prefiere eso a plantar cara por obtener el gobierno del pueblo, para el pueblo, y por el pueblo, justo y próspero, que prometen saldrá del reto de las urnas. Y, a continuación, la parafernalia mecánica y de computadoras inevitables en este tipo de romances.

Pero enfoqué más Soguetto como un western (futurista) que como el enésimo cyberpunk. Debes destacar de la masa. Nos incitan aun en los anuncios de TV. De ahí la referencia a Grupo Salvaje, película llena de desperados desesperados que acaban mal, intentando empero romper su imagen de fracasados crónicos inmolándose en un espectacular tiroteo final. Gabriel T comparte esa suerte, mientras su oponente, STEFAN ROSLOV, su enemigo, otro genio adolescente pero “de Probeta” (obtenido mediante ingenética con el cruce muy selecto de genes adecuados), lo tiene todo.

Otro boceto de las portadas propuestas
El poder le abriga/avala; su palabra, es ley; desafía las reglas de su estricta raza cuando descubre que tiene un rival y le supera. Y ese conocimiento, en sus perfumadas y regaladas condiciones, en la molicie de ¡alabanzas! que ha recibido siempre, le trastorna. Desarrolla hostilidad insensata, aferrándose al lema de LOS INMORTALES: sólo puede quedar uno. Él.

Por si esto fuese poco, ‘invité’ a los HERMANOS FORSON a formar parte del drama. Para mis lectores, su simple mención ya sabe qué supone. Están a la altura; LIANA, aun más excesiva todavía en ciertos momentos. Y atentos a HEATHER ST. CLAIRE.

El gancho final lo reservo para mi poderosa, imaginativa y provocadora prosa. Soguetto dispara sus párrafos como puñetazos; su trama absorbe, obliga a querer saber qué ocurrirá ahora. Y todo, realzado por el hábil perfil psicológico de sus personajes. Aunque no dificulte al resto de lectores, los amantes del cine y el tebeo encontrarán abundantes referencias que harán su deleite. Les proporcionará un cómodo/estable entorno donde seguir leyéndome.

Como apunte final, reconocer que nunca concebí Soguetto cuan una especie de HARRY POTTER luchado con computadoras. Hay peligro. Canibalismo. Amor, en difíciles condiciones. Y muerte, al final. Como en la vida misma.

domingo, 21 de agosto de 2016

LOS TRES MOSQUETEROS (2011) — OTRO RETAL DE PELÍCULA

Afiche. No me creo a ese RICHELIEU
Por razones ajenas al caso, últimamente sólo veo retazos de películas. Esta vez, una nueva adaptación de la inmortal obra de ALEJANDRO DUMAS, padre, el conocido dramón de capa y espadas protagonizado por cuatro audaces mosqueteros al servicio de no recuerdo qué rey LUIS,  uno pomposo y luminiscente, que tuvo que cargar con las intrigantes conspiraciones del CARDENAL RICHELIEU, villano muy a mano para según qué circunstancias, hambriento de poder so pretexto de la grandeza de Francia. Como lo de que Norteamérica (u otra nación) podría cometer cierta tropelía amparándose en que lo hizo por mor de la seguridad nacional.

Eso es capa que todo lo tapa.

Este Richelieu, empero, parecía más un engreído petimetre de rojo que la letal figura transmitida por los cuadros, y sobre todo, la Historia. CHARLTON HESTON dio más la talla que el actor que, en esta adaptación de PAUL W. ANDERSON, le encarna.

Nuestros héroes. Por el tenor retrofuturista de la cinta, me
extraña que no lleven panoplia moderna y usen móviles
A lo que voy, no obstante, es a la adaptación en sí. Lo poco visto, contribuía mucho en lo que pretendo reseñar. Corto comentario, que andáis locos por la playa u otros destinos de descanso estivales.

En esto que el aniñado/pomposo/indeciso rey Luis a la sombra de Richelieu aguarda, con ostentosa pompa, a BUCKIMGHAM cuando, ORLANDO BLOOM, caracterizado de CAPITÁN BLOOD, aparece en una galera voladora. En efecto, así, como lo cuento: un barco a vela bajo un gigantesco globo steampunk. Y hace una vacilada tremenda, poco diplomática, chuleándose de su majestad y demás concurrentes. El invitado abofetea impunemente a los anfitriones, que encima, le ingieren este zurullo.

Luego, la famosa MILADY, bajo batuta Anderson, despliega destrezas de esgrima KILL BILL para asesinar a varios guardias de palacio y, esta vez sí, estrenar cierto equipo steampunk, cometiendo un atraco a continuación. Y pensé:

No me extraña que MILADY despliegue esta actividad; ya
venía fogueada de las penurias RESIDENT EVIL
Los tres mosqueteros ha sufrido innumerables adaptaciones. Memorables, buenas, pasables, detestables. Pero ¿a qué grado de mutación la están sometiendo para poder: A) destacar de los precedentes; B) atrapar nuestra atención, haciendo atractiva su conocida trama? ¿No es aberración de grueso calibre lo que había filmado Anderson?

Si Los tres mosqueteros lo hubiera escrito JULES VERNE, ¡vale! El amo del vapor y el acero remachado por doquier, heraldo de la electricidad decimonónica, habría concebido la galera-globo y los chismes steampunk de Milady. Pero ¿Dumas, padre? ¿De veras deben aplicársele al relato esos inventos revolucionarios? Nuevas generaciones de espectadores, enemigos de la literatura, acabarán aceptando como naturales estas alteraciones, así como las acrobacias bélicas tomadas, un intento desesperado de: A) emular al frenético cine de Hong Kong; B) imitar THE MATRIX.

Bueno; en este plan, todo vale. Bien por lo fantasioso del
giro al relato; mal porque revienta la leyenda en sí. ¿Se
ganaron
LA ROJA INSIGNIA AL VALOR empleando
armas nucleares? ¿Por qué no iba a ser posible?
Porque, sugiere el asunto, si no aparecen danzarines fetish empuñando armas afiladas o automáticas para abatir legiones, la película ni merece verse. Insisto: lo llamativo es la forzada inclusión de elementos atípicos, que causan discordia rimbombante, por su naturaleza disonante. ¿Veremos, en eventual adaptación de BEN-HUR, a él y MESSALA compitiendo en romanizadas vainas estilo LA AMENAZA FANTASMA? ¿Un duelo a sables de luz (con la parafernalia, no obstante, ‘de su época’) entre ROBIN HOOD y el SHERIFF de Nothingham? ¿HEIDI acude a casa del ABUELITO en autogiro steampunk?

Desde cierto punto de vista, darle este revolcón ‘retrofuturista’ a la obra de Dumas, padre, tiene su aquél. Pero ¿no estamos excediéndonos, desesperados persiguiendo la atención de un espectador que todo empieza a verlo deleznable, de fastfood, debido a la inercia de la velocidad que impone el consumo salvaje de imágenes de internet?

domingo, 14 de agosto de 2016

KEVIN SMITH — Y OTROS EMPRENDEDORES

Afiche de la secuela, ajá, sí. Pero es que
esa leyenda de cabecera, tan a
wevo de
este comentario... Irresistible
El reciente visionado de su ópera prima, CLERKS, me refrescó las tantas vicisitudes que superó este freakie realizador de cine norteamericano para poner en fotogramas su guión. Kevin es ‘uno de los nuestros’, conviene puntualizar. Tendente a las charlas, al coleccionismo de cómics, querencia por las figuras de las viñetas a las que, sin embargo, sabe poner crítica y ácida distancia para obtener sano criterio. Degusta buen cine. Fijo que sus cien pelis favoritas son, más o menos, las que nosotros apuntaríamos en la lista.

Pero prefiero resaltar más el arrojo que demostró para materializar Clerks. Parejo al de SAM RAIMI o ROBERT RODRÍGUEZ con EL MARIACHI, que importó seis mil dólares. Una cinta de acción de casi noventa minutos, seis mil pavos. Eso, le dijeron a Rodríguez, es lo que cuesta el montaje del tráiler publicitario.

Otro hito del cine guerrillero económico
¿Podía hacerse? Se hizo
Kevin vendió parte de su colección de tebeos para financiar Clerks, odisea de un joven dependiente al que marran su día de descanso, pretexto que Smith aprovecha para mostrar un amplio repertorio de personajes (comunes, exóticos, impresentables, descollando JAY y BOB EL SILENCIOSO) y su habilidad para tejer elaborados y brillantes diálogos que, en la mayor parte del metraje, constituyen su columna vertebral. Ya presenta su inquietud por las relaciones amorosas, qué azarosas pueden llegar a ser. Y la resistencia del varón a abandonar la zona de confort de sus fetichismos (filmes, cómics, hockey…) para entrar en el complejo mundo adulto del noviazgo.

También pidió prestado dinero y creo que trampeó un poco sus tarjetas de crédito para obtener los veinticinco mil machacantes que costó Clerks. No sé qué esperaba Kevin al plantearse esta aventura: si estrellarse en Sundace, o ganar gloria. El riesgo se saldó, ya sabemos, con su estatus presente. Lo cierto es que algo le reconcomía, este filme, y quería darle salida; la fiebre típica del auténtico creador, que no mira insignificancias con tal de brindarle a su criatura medios de expresión.

Y qué decir se ésta; en su momento, la EL
MARIACHI del cine de terror. ¡RAIMI,
espejo de autodidacta emprendedor!
Recordé mucho a estos realizadores y el coraje manifiesto en la fe de su proyecto, y a qué extremos llegaron por tal de materializarlo, pensando en aquellos que abundan por ahí pretendiendo hacer una peli. La primera. Y todo son obstáculos para ellos. Quejas. Lamentos. Llantos. Falta de iniciativa, de agallas, arrojo, compromiso. Por ejemplo: ¿que tienes que rodar, por no sé qué contratiempos, en B/N tu remake de, no sé, una cinta francesa de suspense (¡copiando a otros, encima; vaya “originalidad”!)? ¡Mira qué drama! Bueno, ¿cuántas meritorias películas no están filmadas en B/N? ¡Clerks, para empezar!

¡Qué aires suelen darse esos personajes! ¡Vaya humos! ¡Menudos Mr. Hollywood están hechos! ¡Atrás todos: llega El Marquesito Cineasta! ¡La grandilocuencia del celuloide! Inculto amateur flatulento, ¡robando trabajos ajenos!, sin tablas, experiencia, formación, intentando equipararse a los Grandes. Sin arriesgarse, sin poner de su parte más que su desmesurado pero frágil ego, cuyas quejas demuestran qué poca autoestima posee. Cuando hablan del fracaso al arrancar el proyecto, exponen una neurosis de acosos y persecuciones que sólo excusan su desproporcionada vagancia.

Y, en su momento, MAD MAX llamó la
atención por su ajustado presupuesto
¡Sollozo afeminado por lo del B/N! Bueno, a veces, el B/N resalta más las expresiones de los actores; preguntad, si no, a TIM BURTON por ED WOOD. Rodada en B/N ex profeso para eso: acentuar el clímax emotivo.

Estos Marquesitos Cineastas, a los que hay que bajar de las nubes (porque, por menos, ¡ha muerto gente!) parecen, pese a su oronda perorata de ‘conocimientos del medio’, ignorar este dato. ¡Vaya con las “prometedoras nuevas firmas” de nuestro cine! Deben recibirlo todo ya mascado. Que otros se partan los cuernos haciendo su trabajo. ¿No son de envidiar, así, a tíos como Sam, Kevin o Robert, emprendedores DE VERDAD?

lunes, 8 de agosto de 2016

DÍAS EXTRAÑOS — ASESINATO EN 8 BITS

El afiche que hace Propaganda de la
realidad virtual, tan en boga ahora
Termina haciéndose tediosa esta propuesta BIGELOW/CAMERON pese al prometedor inicio. Porque llega un momento en que ignoras qué trama debes seguir, es la buena. Dos subtramas adicionales envuelven a la principal, llegando a enredarse entre sí tan fuertemente que pierdes la pista a todas, donando esa sensación de: esta película, ¿qué está intentando contarme?

Embrollo presuntamente futurista de una Norteamérica distópica con tropas en las calles (muy al estilo de AMBIENTE; algunos momentos parecen calcados de la novela). Ayudan a la policía a reprimir un fuerte clima de revuelta popular que denuncia injusticias raciales, situación similar a la que Estados Unidos vive estas últimas jornadas. La larga sombra de RODNEY KING, no obstante, es la que imprime ese aire de apoqueclipse y sublevación negros-contra-blancos que describe el filme.

Seguimos, al declive de 1999, al buscavidas LENNIE NERO por las turbulentas calles de un Los Ángeles que frisa el tercermundismo. Sus ciudadanos aguardan la llegada de 2000 como árnica que calmará todas las violencias tribalpunk que estremecen a la Meca del Cine. Debemos inferir que a todo el cuero de Norteamérica, como eco de lo que sucede a la sombra del rótulo de Hollywood.

Por una vaga estética BLADE RUNNER, LENNIE NERO
huye de todas las revelaciones que pueden matarle
Nero vende videoclips sensoriales piratas/ilegales. Te enchufas un casquete lleno de superconductores neuronales nosequé, y revives nítidamente las experiencias snuff que ha grabado gente a cambio de pasta. Por supuesto, barremos todo el espectro: desde las perversiones sexuales a los crímenes sangrientos. Persecuciones con la pasma, tiroteos, atracos, etc. La Humanidad en su desnuda esencia.

Nero es un elemento expulsado de la policía. Va tirando/trapicheando por los antros y los personajes más marginales que puedas imaginar. Siempre amenazado de recibir una paliza, por cualquier motivo, luchando por embaucar a quien sea y obtener un pequeño plazo más de tiempo que le permita… No sabe qué. Avanza. Sin parar. Enganchado a la inercia de una rutina que es su auténtico modus vivendi. Hasta que, involuntariamente, lo implican en una ristra de asesinatos cometidos por polis racistas. Todo su tinglado: al carajo. Y él, puede morir a continuación.

La chófer salva su pellejo varias veces; a cambio, Nero la
putea con su carácter de fracasado suicida. Ella casi llega
a ser mártir de la causa negros-contra-blancos esbozada
al final de la cinta
Es entonces cuando la película se enreda sola con su trama y subtramas. Está el curso de la investigación de Nero por la muerte de la fulana amiga suya que grababa esas cosas para vender los clips snuff y que lo mete en problemas. Luego, el asesinato del rapero, que sitúa en ese rictus erectus de sublevación a la población negra de Los Ángeles. Después, los tejemanejes de esa especie de socio de Nero, que resulta otro asesino. Todo va retorciéndose (junto con la complicada relación con la chófer-guardaespaldas de japoneses que buscan sex in the city, según la visitan) hasta convertir Días extraños en un amasijo de datos y detalles que esperan resolverse con el tiroteo del final habitual de estas producciones.

Calma, chicos, todo ahí quedará aclarado. Y ocurre al final, pero cansados de intentar averiguar qué argumento seguir para hacer que la película se inscriba en los anales, sea de la ciencia ficción, el cyberpunk, o las distopías. O hasta de la crítica social contra las actuaciones gubernamentales abiertamente racistas.

Con socios como éste, no necesitas lavativa. En serio
Porque se apela a eso para darle mayor lustre a la cinta: presunta crítica a un sistema que sigue considerando “inferiores” a ciudadanos por el color de la piel y que, para mantener a toda costa ese estatus de blancos privilegiados, meterá los blindados en las calles y efectuará cuanta represión sea necesaria, hasta transformando la Tierra de las Libertades en una dictadura con campos de concentración para negros e hispanos. Más tarde, los chinos. Habrá alambradas para todos. No os inquietéis. Pero, aunque intenta contar esto también, Días extraños no cumple ese cometido con eficiencia tampoco.

domingo, 31 de julio de 2016

MICHAEL A. STACKPOLE — EL CHURRERO DE LA CIENCIA FICCIÓN

MICHAEL A. STACKPOLE. Desde el
punto de vista crematístico: sí,
querría ser él. Desde el de legar obras
que me inmortalicen, por su estilo,
por ejemplo, no tanto
Cuanto más he leído de este señor es su nombre en lo que parece ingente cantidad de libros de temáticas de género pero distintas colecciones. Desde ampliaciones de juegos de rol a STAR WARS, imagino que también STAR TREK si se tercia, y cualquier añadido del sword-against-sorcery que el editor de turno considere oportuno.

¡Aclamemos al versátil autor! Es como un jeep: todoterreno que transita las escabrosidades de los argumentos citados a voleo y a los que se adapta con capacidad líquida, más que plástica habilidad. Tanto le da escribir sobre bárbaros rompecráneos que de Jedis con tendencias Sith o trekkies confusos con la talla de su pijama espacial. Lo aborda sin problemas. Su truco: tiene una máquina similar a la del churrero. Pero en vez de arrojarle masa, le echa pasta de papel y un par de diccionarios con rimas concluyentes, gira la manivela un rato y, he voilá!, novela del tema sugerido. ¿Misterio? ¿Complicación? Ninguna.

Esto justifica que sea tan prolífico. No sé cuánto ganará un escritor como él. Parece que bastante. Hasta supongo tendrá un hueco preferencial en las convenciones, donde lo asaeteen a preguntas tontas los freakies acostumbrados a torturar así a los profesionales inmersos en la movida. Demandas idiotas sobre disfraces y relaciones o concordancias poco concordantes, personajes muertos que no encajan luego con una futura referencia. Hasta pueden tenerle un reverente respeto, porque ha estampado su firma en la Leyenda. Ha participado en su ampliación. Alguna de sus ideas hasta pueden verse reflejadas ora el juego, ora la película, ora el cómic adaptando no sé qué.

Un primer ejemplo de la reseña;
ahí está: aupado al Mito...
pero no como creador original
La actividad de Stackpole no es deshonrosa, dentro de la Literatura. Tiene cientos de precedentes. Les contratan por su talento camaleónico y capacidad para ofrecer una sabrosa comida rápida, mas no alimenticia. Un ejemplo magnífico a citar: LIN CARTER y SPRAGUE DE CAMP. Tenían algo propio, de escasa repercusión; sólo subiéndose al coche fúnebre de los apuntes que ROBERT E. HOWARD dejó sobre CONAN, han pasado a la Leyenda.

Estos escritores surten las librerías y las querencias de los aficionados desde un competente pero plano/inocuo estilo literario cuya fuerza radica en eso: su versatilidad. No tiene complicaciones, carece de personalidad, se moldea al encargo sin dificultad. Stackpole nunca dejará una obra que le inmortalice por las cualidades que sí hacen Legendarios a los escritores que definimos como Clásicos; entre ellas: emplear las palabras para causar emociones.

Son Clásicos porque abordaron un tema tabú, o la bordaron con un llamativo estilo genuino, un uso particular de la prosa (o el verso). Nos animan a ser únicos, individuos, sujetos. No masa. Y, sin embargo, los editores matan (carreras literarias) por tener impersonales escritores/camaleones en nómina que no aporten realmente nada a las Letras. Parecieran temer el individualismo literario. El carácter. La firma. El Estilo. ¿Por qué? Debe ser, en el fondo, doloroso ser Stackpole, comprendiendo todo esto.

¿Complicaciones, él, con las colecciones?
Ninguna. Baila todas las tonadas
Los que amamos las Letras me entenderán enseguida. Los que agradecen las grandes descripciones y personajes, los párrafos epatantes, las urdidas analogías, la greguería, el barroquismo en prosa. Vamos a encontrar en Stackpole (hay más como él; de vez en cuando, una Firma de Renombre aporta un texto porque es un capricho personal, a la vez que un intento del editor por prender a lectores exigentes) a alguien que llena el buche en plan comida china. Dentro de dos horas: volverás a tener hambre.

Dignifico su esfuerzo; ya digo, muy constante y diversificado. Pero condeno su falta de estilo. Personalidad. Corre el riesgo de ser mencionado en el futuro como un activo juntaletras con cierto donaire. Mientras, “tirados” como EDGAR RICE BURROUGHS, o LESTER DENT, seguirán marcando estilo y recuerdo. Generando comentarios.