viernes, 5 de junio de 2020

BABYLON A.D. — SOBADA ESPERANZA MESIÁNICA

Afiche.  Vegemente contaste de entornos:
del bélico-decadente del protagonista a la
Neon Jack City multicultural de EE.UU.
Y otros manidos tópicos cyberpunk de
esta producción gala basada en libro

El cine francés suele atreverse con los géneros. No refina tanto como el de Estados Unidos, donde sus Majors nos tienen acostumbrados a despliegues de calidad visual y pirotecnias SFX computarizadas que o logran entusiasmar o producir buen disgusto. De los francos importa qué esfuerzo ponen, aunque éste a veces sea tan manirroto como LUC BESSON muestra en sus vehementes películas de acción.

¿Qué pasa en España? Me consta que gente con talento, brío, deseos, hay… oculta bajo mantas de pretenciosos, hedonistas, politicastros, mediocres y nulidades de delicada sensibilidad que, como damiselas de BÉCQUER, lloriquean dolidos alegando les impiden progresar (así ocultan su brutal falta de talento). Alimentan la megalómana teoría de enemigos emboscados por doquier que traban sus (pobrísimos) planes. Entre bujarrones iguales, encuentran el confort de los mimos que éstos les prodigan. (Lo que sólo buscan.)

Nuestro cine se ha tirado, cuando no al terror que mimetiza fórmulas norteamericanas, a copiar las comedias de JENNIFER ANISHTON o SANDRA BULLOCK, o, peor: las de descerebrados gamberros con actores que apenas gruñen un insignificante “diálogo”, ocurrencia cuartelera de taberna, filmados con insalubre desparpajo y regidos por un director que está ahí sólo por tener carnet del Partido. Talento: mínimo-nimio.

TOOROP, el cínico misógino macho-alfa, etc., (lo que
ahora por orden nacionalfeminista debemos aborrecer) en
faena. Hombre de un tiempo caótico y un mundo que se
desploma al faltarle todo soporte razonable
Los europeos, en general, se arriesgan. Conciben algo que promete, o resulta sugerente, como esta película protagonizada por VIN DIESEL, que aprovecha su estela de RIDDICK más que de TORETTO. Ocurre que… los franceses imprimen a sus producciones un sello… inefable… que los estadounidenses procuran eludir. Filman algo extravagante y absurdo. Ejemplo: proporcionar a TOOROP (el cínico misógino macho alfa, que recibe palos como una estera, aunque gane un alma después) un coche anclado a un helicóptero mediante un electroimán. ¿Habría formas mejores de concretar esa escena?

¿Qué tal la habitual/manida de dejar las llaves en el contacto y circular por las carreteras de pesadilla de esta distopía centrada sobre todo en Rusia, mostrando la acelerada descomposición del komunismo (dando metraje, creando drama), pues la mascarada de democracia que se supone ahora disfrutan es sólo oropel para que, en Occidente, nos sintamos más tranquilos con el vecino Oso Ruso? Ese gigantesco país ha camuflado los kuadros komunistas por los del krimen organizado, fluctuando sinergia con el Kremlin, lo cual hace que, renqueando, la superpotencia funcione. Vendiendo chatarra militar, novias-por-catálogo, alojando multitud de servidores pornográficos de internet. Baby-lon AD bosqueja convincente esa entropía colosal, que ha convertido las ciudades en Soguettos. Violentos buscavidas y traficantes de todo reinan en esa acracia multicultural.

La Virgen de Probeta y su guardaespaldas monjil. La
que debe proteger al recipiente de los LUKE y LEIA
que deben traer el equilibrio a la Fuerza de esta
turbulencia  futurista. La verdad,
MICHELLE YEOH no sé qué hace en esta película.
Su interpretación es bastante... apéndice
Así, a Toorop le encargan escolte a una muchacha a los Estados Unidos Tecnocráticos. Babylon AD busca ‘romper’ con las distopías gibsonianas al uso metiendo un interesante e inquietante elemento religioso (pienso somera crítica a la gente “iluminada” y sin escrúpulos que abusan del miedo humano al Más Allá, erigiendo una secta para triunfar). AURORA resulta sólo la vaina, moderna VIRGEN MIRIAM de Probeta, que porta en su seno inmaculado a ¿nuestros salvadores? (Imposible salvarnos.) Creados en laboratorio (¿tal hizo Dios con JESÚS?), son inseminados híbridos de las más avanzadas tecnologías artificiales computarizadas imbricadas en tejido vivo. Se sugieren enlaces entre dos razas: la pujante de las IA y la decadente humana. Recuerda una elegante versión de MODERAN, mas con la ilusión de que auxiliarán a este pobre mundo, no lo arrasarán.

Lo destacable de una cinta que sobrevuela lo mediocre es, repito, que bruñe un arrojo lleno de orgullo patrio por destacar, competir, con producciones foráneas. España está en el parvulario tanto en democracia como en generar proyectos ambiciosos. La amenaza fantasma del cine de recreación narcisokomunista de la Guerra Civil, contada por un niño (una larva progre), está latente en las bobinas de película virgen que malgastarán en comedietas tontas, bufonadas bordes, o chillón terror de buhardilla. Triste desperdicio.

viernes, 29 de mayo de 2020

AMOS DE TÍTERES — NORTEAMERICANA GUERRA DE LOS MUNDOS

Y la muchacha salvará a la Tierra gracias
a una infección... ¡venusiana! Los mismo
que en
LA GUERRA DE LOS MUNDOS
al invasor lo barrena un virus. Imagino que
todo autor que se precie quiere hacer su
particular versión del clásico de WELLS.
Aunque, claro, también puede verse, de
esta libro (y por su año de aparición), una
sutil alegoría contra el comunismo

Destaco de este clásico de ROBERT HEINLEIN aspectos que encuentro ingenuos… así como inquietantes paralelismos con la actualidad. La ingenuidad desprende como… impropia inmadurez de este autor, tan sólido y versado. Esboza elementos que luego cristalizarán en la polémica (porque los tontolavas progres quieren) TROPAS DEL ESPACIO, como la compleja relación paternofilial de los protagonistas, la amenaza estelar, la fuerza expedicionaria terrana que viaja al planeta origen de los problemas con sanguinario afán vengativo. Lo demás: el lector lo está viviendo.

Diferencias: un ente espacial contagia a la población, que sufre sus secuelas a todo nivel. Nosotros padecemos una mutación gripal. En el libro: son parásitos de Titán, la brumosa luna que orbita Saturno (y tiene encandilada, junto con Marte, a los astrónomos. Suponen algo habita allí —no antropomorfo, tal vez vegetal— por precipitaciones desde las nubes de materia orgánica. —Empero, en ese plan, estaban con Venus, y, al final, ni dinosaurios ni nada. Sólo calor extremo y presiones insoportables—.)

Los NIVENS, padre-hijo, agentes de un supersecreto grupo gubernamental de defensa y espionaje (como S.H.I.E.L.D.), investigan una anomalía sorprendente. Un OVNI (el disco clásico) aterriza en una población norteamericana de relativa importancia (en un país superviviente de la Tercera Guerra Mundial, cuyo estrago apenas se traza, y de modo tan local como insuficiente —pese al apoqueclipse nuclear que se afirma en alguna parte hubo—, aunque no impidió esfuerzos colonizadores en Marte o Venus, o existan aerocoches —pero no computadoras personales, pese a tener los teléfonos especiales implantados en el coco) y libera babosas. Tras pegarse a la nuca, controlan al portador.

ROBERT A, HEINLEIN (otro habitual del blog) firmando. A
la sombra de esta narración se han hecho ciertos filmes. Tal
vez el último sea HIDDEN (o que yo conozca)
Su alarmante expansión vírica domina, en días, una vasta extensión de Estados Unidos. Sospechan que la Unión Soviética (otra superviviente de la Tercera Guerra Mundial) está ENTERA colonizada por los repulsivos invasores. Heinlein atina cuando afirma que una invasión de este tipo prosperaría mejor en naciones que mantienen el secretismo, la manipulación informativa y la injerencia en la privacidad ciudadana en tal grado de erección que la paranoia no es una enfermedad, sino una forma de vida.

Gran parte de Norteamérica estima que la plaga es, por su misma naturaleza, imposible. ¡Aliens prendidos a los hombros de la gente, a la que esclaviza para obtener sus siniestras metas! Ni con la evidencia ante sí, creen al Gobierno. Fructifica el recelo al federalismo y la centralización. (¿Te suena, caveat lector?)

Portada foránea de un mundo
que supera la Tercera Guerra
Mundial (nuclear) con viajes
a otros mundos o coches
voladores. ¡Pasmoso!
Amos de títeres retrata nuestra España actual. Sólo que nos enfrentamos a dos contagios: el vírico y el que el Gobierno “progresista”, obra de avarientos nazionalistas, genera mediante la adulteración informativa y las redes sociales. Vivero de sus republi-sicarios, arrojan ponzoñosos mensajes de ODIO contra la población crítica, no… “participativa”.

Primero, niega la gravedad del contagio. Segundo, manipula la información, sobornando a los medios incluso, lo cual obligó a redactar comentarios errados. Tercero: causa una sensación de improvisada precariedad con las medidas sanitarias, que suena a broma que gasta al sufrido ciudadano: hoy mascarilla, sí; mañana, mascarilla, no. Fíjate en esos gilipollas: nos obedecen en todo, pese a su absurdo, con tal de decirles “es por su salud”.

Este ‘Gobierno’ actúa con duras konsignas kriminal-komunistas: negación de los hechos, deliberada desinformación, despiadado ataque al crítico mediante la agitación de las masas desde las redes sociales, desde donde trabajan como los esclavos de las babosas del relato: sin pensar. Degluten lo que les mandan decir desde El Galopagar…. o Caracas. Por tanto: nos “lideran” engreídos amos de títeresprogresistas”. Manipulan nuestras vidas a su dictatorial antojo. Son hechos contrastables. No ocurrencias al descuido.

Los amos de los títeres de España. El HIJO DEL TERRORISTA
 y el otro HIJO DE...Eso. Controlan al electorado de Izquierdas
de tal modo que te cuestionas si dentro de esos cerebros hay
de verdad inteligencia autónoma, capacidad de análisis. Beben
las más estrambóticas consignas y las siguen fielmente sin
meditar su absurdo. El daño que esta pareja está haciendo a
a nuestra nación costará años reparar
Heinlein muestra ingenuidad al tratar la forma médica del ‘contagio’, e inseguridad por no acabar de precisar si las babosas son los amos, o las armas de esos titanes élficos que, se supone, construyeron las naves. Apenas describe laboratorios llenos de técnicos concienzudos. ¡Hacen en un zoo las pruebas genéticas! La ficción nos ha abarrotado de imágenes de trajes estanco y sótanos acorazados donde tamizan exhaustivamente toda partícula del aire. En el libro, sin embargo, ¡en cueros que van! (Sobre esta medida “sanitaria”, creo que PHILIP JOSÉ FARMER le hubiese sacado mucho más divertido provecho. Aunque eran otros tiempos. Más conservadores, recatados, anublados por el MCCARTHISMO —que Amos de títeres también puede verse alegoría sobre el poder infeccioso del comunismo—.)

Au así, incomoda leer imaginaciones de 1951 que vives ahora, en 2020. Por algo les llaman, a estos autores, visionarios.

viernes, 22 de mayo de 2020

THOR, EL MUNDO OSCURO — THOR RETURNS


Afiche. Refrescabre secuela, después del
abúlico primer
THOR. Por cierto, creo
que no agradecemos bastante que LOS
TRES GUERREROS, o BALDER, salgan
lo justo. Porque pueden ser cargosísimos
El ingenioso/gigantesco rompecabezas, basado no obstante en el enojoso concepto comercial del crossover (meto a tu personaje favorito en una colección que ODIAS, desarrollando un macroconcepto que parece estimulante en la serie que compras, empero pierde fuelle en otras series), que Marvel se montó para invadir nuestras pantallas de cine (e ilusiones), añade un episodio, acaso vital en ese vasto diseño, con esta secuela del Thor de KENNETH BRANNAGH, que fue considerable bluff.

Alguien dio inmerecido V.B. a un guión insulso que debía servir para presentar al colérico y vehemente DIOS DEL TRUENO, mediocridad literaria arropada por una generosa manta de $ que abonaron unos SFX computarizados que recreaban una Asgard ora concepto mitológico, ora Arcologías Aurora extraterrenas, idea que ha sido clave para enseñar al gran público a las deidades nórdicas: mezclando magia y esoterismo con avanzada HITECH. Como oponiéndose a las fantasías especulativas sobre un futuro trekkie minimalista estéril, unisex, plano y bianco, generando a cambio esta barroca visión elaborada de espléndidos jardines, cascadas y fastuosos edificios recargados de mampostería con inspiración arcaica. Mola más este concepto. Sí, ajá.

MALEKIT, el que ha regresado del SubUniverso (con la
venia de RIDDICK). Y bien jurada se la tiene a
los asgaradianos
El citado libreto empezaba vigoroso, arrollándonos con una espectacular Asgard y un bravío Thor que terminaba exiliado en la Tierra por mor de su ardor por la batalla innecesaria. (Ardid de LOKI, quien le envenenaba para meterlo en líos, aprovechando la volátil naturaleza del Dios del Trueno.) Con el destierro, el espectáculo, la maravilla, el lujo visual, se trueca suerte de recreación de aquellos minutos de SUPERMAN II, cuando ZOD y Cía. arrasan la remota/rural población.

Thor se vació. Se tambaleó. Se hizo… insulso. Así que, cuando supe de la secuela, nada bueno esperaba. Un continuismo wagneriano de hamburguesería para no desdorar al actor británico, regidor de la primera entrega. Mas resulta que El Mundo Oscuro rebosa espectáculo (visual, físico), escenarios varios, esfuerzo de dimensionar a los participantes dándoles una situación dramática, resumida en el asesinato y duelo de FRIGGA. Procura rodarse con sobria elegancia, sin diálogo, pues una frase tan pomposa como inoportuna pudiera emponzoñar las emociones que se supone les genera esta honda pérdida.

Paseando a la novia terrana por los suntuosos y barrocos
salones de los palacios asgardianos... para cabreo de SIF,
que, encima, sale poquito y raro. De nuevo rechina el que
HEIMDALL sea negro. No es por racismo, puñetas, ¡es
por concordancia con la Mitología Nórdica! (¿No era Sif
hermana de Heimdall, por cierto?)
El $ invertido esta vez se aprovecha más-mejor. Se edifican y derruyen construcciones o diseñan fascinantes naves que surcan un espacio negro, acaso otro defecto de la cinta. A veces, este Mundo Oscuro de MALEKIT (hecho con retazos de LAS CRÓNICAS DE RIDDICK) embosca acciones que luego, bajo luz bianca, te desconciertan; ¿de dónde sale esto?, te preguntas. Ese personaje, Malekit, si bien recuerdo, fue creado por WALT SIMONSON durante la era gloriosa que vivió la serie de Thor, la cual está sirviendo, si no de columna vertebral, sí de médula para lo que llevamos visto del mito en pantalla.

Apenas aprovechan lo que alguna vez pergeñaron STAN LEE, o el vendido al feminismo radical de GERRY CONWAY. Usan más la más bizarra Época Simonson, aportando los guionistas algunas elucubraciones (o tomando ideas “conjuntivistas” a MICHAEL MOORCOCK). En este sentido, Marvel ha sabido aprovechar muy bien sus recursos, no como DC COMICS, quienes parecen demasiado arrogantes por el hecho de contar en nómina con SUPERMAN y BATMAN. Y, por su simple mención, piensan llenarán los cines. Van a remolque de los Marvel, copiándoles encima, como manifiestan los artefactos de WONDER WOMAN, o LA LIGA DE LA JUSTICIA, y gracias.

LOKI con pinta de travesti agotado... o rockstar con bajón
total de psicotrópicos. Bien sabe el tío montárselo
Desluce un tanto el filme la presencia de JANE FOSTER con su romance como forzado, aunque peor es el “alivio cómico” que “suponen” los becarios. Son excedentes que, sin llegar a ser irritantes del todo/completamente, bien pudieron habérnoslos ahorrado.

Queda claro que la mitología es el gran légamo inspirador. Claro, que depende de quién manipule ese material. Hay bastante incapaz capaz de malograrlo, para nuestro posterior flagelo.

viernes, 15 de mayo de 2020

THOR Y EL PODER DE MJOLNIR — BUENO, BONITO, BARATO COSTÓ


Portada, El interior muestra un esmero
tan barroco, o casi, como la ilustración.
Puede satisfacer ciertos sibaritismos.
Libro, por otra parte, que desprende la
sospecha de basarse demasiado en los
TBOS de MARVEL
Gredos, editorial dedicada a la publicación de textos clásicos y/o mitológicos de calidad (tengo entendido), que extrema el acabado de sus libros, se embarca en la curiosa aventura de acercarnos aún más los mitos novelándolos. SERGIO A. SIERRA (no sé quién es este señor, de dónde sale, qué méritos acopia para dedicarse a esta empresa, que finaliza con éxito) escribe una especie de elegante pulp sobre Thor, Dios del Trueno y santo patrón del jueves (Thursday), que recrea, pienso que un tanto al albur de sus tantos lances, una andanza del irascible dios nórdico pelirrojo en la búsqueda de su madurez y la Tierra de los Gigantes como inicio de esta colección.

Implica a acomplejados humanos en su viaje (dos hermanos, que terminarán siendo sus criados en su mansión de la feérica y rutilante Asgard). Acompañado por LOKI, pernoctan en una mísera granja que parece víctima de lo que la del cuento El color que surgió del espacio (desidia, entes extraños inmersos en la niebla que cotorrean en abrupta lengua aterradora, cultivos agostados…), y el dios ofrece un banquete… digerido con unas hazañas narradas con ágil prosa, buenos momentos y cuidadas descripciones del mundo fantástico donde suceden los principales hechos de esta fábula.

Una que, descubres, no versa tanto sobre Thor como sobre Loki, quien engulle un buen puñado de páginas con sus perversos tejemanejes tratando de fastidiar a todos, porque no queda tan claro que aspire al trono del cabalístico dios tuerto ODÍN para gobernar Asgard, los Nueve Mundos y bailar sobre la tumba de Thor, a quien mató.

SERGIO A, SIERRA, autor, con otro de
sus vástagos literarios. (Quizás el que le
permitió realizar estanarración)
Loki parece el auténtico protagonista del libro. Thor es un nombre resonante (más ahora, merced a las películas), con glamour, para cebar nuestro interés (un inocente engaño), quien hace o deshace desde su impulsividad, furia y volátil carácter, demasiado bravo. Le enemista con la diosa SIF, su prometida, otro motor de estas peripecias, y víctima del protervo sentido del “humor” de Loki.

Repasado el curso de los eventos, qué trascendencia el martillo encantado Mjolnir va a tener en el futuro de Asgard y las conjuras de Loki, comprendes que él mismo, de qué modo retorcido se la juega el Destino (o la misteriosa voluntad del PADRE DE TODOS, que ésta tendremos aún que presenciarla), es autor de sus desgracias.

Para pagar sus agravios tanto a Sif como a Thor, debe procurar distintos espectaculares presentes (a modo, otra búsqueda). Uno será Mjolnir. Sin duda, en ese momento, no podía sospechar cuánta importancia tendrá en su porvenir el arma que invoca tormentas. Pareciera como si, subconscientemente, buscase el objeto de su castigo, pues pese a la maldad de sus actos o corazón, siente Loki debe ser… castigado. Y “elige” ese flagelo.

La mitología es, sin duda, fecundo légamo para relatos. Posee abundante simiente como para proporcionarnos, aun hoy día, numerosas tramas que, llevadas con habilidad, puedan arrebatar al lector. (¿Ejemplo? Este libro.) Al fin y al cabo, GEORGE LUCAS dixit, las historias que mejor funcionan son las clásicas. (¿Qué ha pasado con la “Nueva Trilogía”? Se volcó al feminismo y la diversidad antes que a contar mitología —en esencia— y la ha ca*ga*do.) ¿No es la mitología el Clásico de los Clásicos?

Un fotograma de una de las pelis de THOR. A modo, recrea
la vigorosa e impulsiva naturaleza del DIOS DEL TRUENO,
que tan pingües beneficios está cosechando en pantalla
Amor, violencia, traición, hechos maravillosos, gestas heroicas, artefactos fantabulosos, espectaculares monstruos devastadores… todo está ahí. Aunque el género fantástico (en general) es despreciado por críticos esnobs y pretenciosos, conviene recordarles que las primeras narraciones fueron fantásticas. Mitológicas. El esfuerzo de contar sus orígenes al ignaro Hombre, el del mundo, los acontecimientos astronómicos, los terremotos, etc., fue mediante fantasía y épicas. Un gesto de humildad por su parte sería reconocerlo, como admitir que su Alta Literatura suele aportar grandilocuentes aspavientos. La fantasía nació antes, y nos acompañará hasta Ragnarok… y más allá de la Cúpula del Trueno.

viernes, 8 de mayo de 2020

STAR WARS, EPISODIO V: EL IMPERIO CONTRAATACA — LA ALIANZA PIERDE

Y cuando nadie lo esperaba.... ¡aparece
esta tenebrista secuela que afincaba una de
las más lucrativas fantasías de toda la
historia de la ficción!¿Su éxito? Saber
explotar sabiamente los clásicos y la
inmortalidad de las leyendas

La Trilogía Clásica, que habría de revolucionar el cine como no podía nadie suponerlo cuando el GEORGE LUCAS del AMERICAN GRAFFITI iba por ahí vendiendo desvaríos con el título de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, está fuertemente inspirada en el Mito Artúrico. Cualquiera puesto bastante en él puede verificarlo. (O sólo ver EXCALIBUR.)

Señalará el paralelismo de LUKE con el joven ARTURO (que ahonda más en la Trilogía Nueva —ignorad por completo lo más reciente; no vale nada—, cuando descubrimos es hijo de una princesa y un “rey” ensoberbecido destinado a ser gran defensor de la justicia, la cual impartiría por toda la galaxia), que hereda de MERLIN-KENOBI la Excalibur láser del padre, ‘muerto’ por el Caballero Negro que es DARTH VADER, y que está sentenciado a restituir la pax que su progenitor debía imponer, ayudado por paladines más dispares que LANZAROTE o PERCEVAL. Léase: HAN SOLO y CHEWBACCA.

Por supuesto, LEIA ORGANA es GINEBRA, el primer amor que ofusca con fuerza a Luke, lanzándolo a una desesperada cruzada temeraria que produce la destrucción de la Estrella de la Muerte. Aquí se desvían del Mito; en algo debían diferenciarse.

Nuevos mundos ligados a nuevos y enigmáticos personajes.
La galaxia creía, adquiría dimensiones de mayor épica. La
imaginación se ponía de rictus erectus con todos estos
elementos nuevos
También ese romance muestra trazas del Mito. Leia, idealizada por Luke, aspira a ser su esposa. La mitología Jedi está muy tocada, es apenas residuo de una idea que se considera supersticiosa, brujería para idiotas, ni siquiera ya el mal político que dibujan en LA VENGANZA DE LOS SITH. Empero Luke desarrolla la enigmática Fuerza, en el pasado importantísima. Quién sabe hasta dónde puede llegar controlando tal poder.

No se aprecian ambiciones de gobierno en Luke, aun Leia, menos Han, porque estamos en un ensalmo medio mágico. Es la Nueva Era de la Gran Aventura (revive los cánones de DOC SAVAGE, LA SOMBRA o JOHN CARTER); un viaje empieza aquí y acaba tres mil años luz (no millas) más allá, y combatir a un portentoso enemigo entre asombrosos lances cuenta más que pensar en quién mandará la galaxia cuando caiga el Imperio.

Los personajes conocidos cambiaban de vestuario; la doblez
de sus sentimientos o traiciones se refleja, a modo, en el
color de sus indumentarias (menos CHEBACCA, que cambia
menos de traje que TARZÁN)
Confiamos en que Luke se enrollará con Leia. Mas la Organa ya contempla a Solo más de lo debido. Atesora en su seno un apasionamiento por el granuja espacial, que tiene poco de la presunta virtud de Lanzarote, aunque sea insigne guerrero y avisado superviviente. El desarrollo de ese romance en Bespin encaja con el adulterio de Ginebra al entregarse a Lanzarote. Leia engaña a Luke, aunque no será lo peor que le pase.

El Imperio Contraataca es una cinta sombría, llamativa por sus colores intensos. Si en La guerra de las galaxias destacaba el candor del atuendo de Luke y Leia, y el gris Grey de la Estrella de la Muerte, o los uniformes imperiales, aquí hay algo distinto. Profundo. El pantano de Dagobah, laberinto de acertijos y espinosas sutilezas, contrasta con las graves planicies heladas de Hott, como ambos con la intensidad rojo-naranja de Bespin.

La importancia de las gamas cromáticas tiene su apoteosis
en estas secuencias. Se preparan violentas emociones cuyo
eco está en estas masas de negro, naranja y azul
Esos tonos tienen importancia pues están relacionados con la violencia de las dramáticas emociones que enmarcan. Su apoteosis está en el duelo en la factoría, donde los rojos, azules y negros (que parecen dimanar del ominoso DARTH VADER —DARK FATHER—, impregnándolo todo) resaltan mostrando cuán madura, evolucionada, está esta cinta respecto a su precedente. La aventura sin consecuencias ha terminado; la revelación de Vader destruye la niñez como Luke todavía afrontaba esta guerra de guerrillas.

Revelación e impacto. Otra analogía: se produce al borde de
una sima; la que causa la noticia a LUKE en su interior
Le abre un nuevo abismo (¿terminaré como él; poseo su misma semilla de destrucción?) y le deja suspendido de la Ciudad de las Nubes, comprendiendo qué tenebroso todo se ha vuelto, más que allá, en la húmeda gruta de Dagobah, donde le vaticinan su terrible parentesco.

El Imperio gana este asalto en varios sentidos. La Alianza está más tocada que nunca. Su principal esperanza y paladín podría, incluso, volverse su peor enemigo…

viernes, 1 de mayo de 2020

EL LABERINTO DEL MAL – STAR WARS BOOKS — AFORTUNADA “PRECUELA”


Poirtada (en inglés). Una novela llena
de acción trepitdante, personajes,
situaciones y desconcertantes párrafos.
Cuesta creer que una galaxia donde
la HITCEH permite el viaje a más
velocidad que la luz no tenga una
tecnología protésica avanzada. Y
GRIEVOUS sea un prototipo
No sé dónde LucasBooks busca a estos escritores, empero elogio la habilidad de JAMES LUCENO al “completar” en estos “episodios apócrifos” aquello que luego vemos “resumido” como diálogo en la pantalla de plata. De momento, in albis de esta marejada de libros a la sombra de lo que tomas el corpus colossus central, o sea, los filmes, esos nombres o anécdotas se suponen sucesos inevitables de contienda tan vasta, de tan múltiples escenarios, como la que destruye la República Galáctica, muy menoscabada por los arteros ataques del (supuestamente) “desconocido” LORD DEL SITH.

¿Qué proceso de selección sigue LucasBooks, o quien sea, para escoger a estos autores? ¿Son amigos del amigo del amigo? ¿Han hecho una oposición secreta; les recomiendan editores? ¿Hay una mafia, o timba, a la que te apuntas (siempre por méritos que ignoro) y recibes luego el encargo de completar lagunas, o aportar material? ¿Cómo es?

[Planteo ahora si LucasBooks no tiene in mente pedirle a firmas poderosas, reputadas, por ejemplo a STEPHEN KING (¡aclamad al autor!), MICHAEL MOORCOCK (¡alabad al escritor!), o semejantes, imposten algo a la considerable literatura, escrita o ilustrada, que ya existe. Seguro que estos dos narradores desearían colaborar. Podrían presentar algún trabajo (espero competente, porque vaya decepción me supuso BAD BOY) que les reinmortalizase. Pienso que hasta les vendría bien, porque habiendo tanta ignorancia en cierto delta del freakismo, muchos de esos cabezas huecas que sólo viven/respiran/piensan en STAR WARS (aunque peores son los trekkies), podrían descubrir a King o Moorcock. Supondría una tremenda sorpresa, así como a ellos dos, nuevos lectores aficionados a su producción.]

JAMES LUCENO haciéndose un poco
"el interesante". Ha aportado palabras
a la Doble Santa Trilogía. Quizás
algunas de sus propuestas hatyn tenido
reflejo en el cine. Qué potra, tío
Luceno enlaza, con esta novela donde prioriza la figura de ANAKIN SKYWALKER, losEpisodios II y III. Se permite, cosa que me sorprendió, dar su “opinión” sobre ciertos temas y ahondar en la psique de los personajes principales. Desvela qué mecanismos terminan corrompiendo del todo/completamente al presunto Elegido, quien traería el Equilibrio a la Fuerza; esta pudrición llega tanto del turbulento interior de Anakin (un liberto, vejación que le marca y quema hondo, como la pérdida de su madre), quien crece tanto en poder como en soberbia, más la manipulación astuta, sibilina, de PALPATINE, con sus elogios inyectados con una lenta aunque implacable toxina, más la misma guerra, destructora de principios morales y leyes.

Luceno cuenta que aun en YODA hay Reverso Tenebroso; dibuja a la Orden Jedi sectaria, acartonada, miope, asustada de su inmenso poder (podrían ser a lo que los Sith aspiran), lo cual engendra en ellos suerte de pequeña/secreta simiente del Reverso Tenebroso al que quieren extinguir. Para parar la arrogancia que inunda a la Orden, Yoda propone una sumisión a la humildad y la anulación del ego. Inadmisible para Anakin, ensoberbecido por sus enormes talentos, y más endiosado por ser el Elegido. ¿No derrocha facultades que Palpatine sin parar elogia y ¡ensalza!?

Lo dicho: otra de sus aportaciones. Y no
parecen contribuciones "paralelas", un
STAR WARS "adjunto", sino que tienen
reflejo en "el canon" oficial
Figura curiosa es OBI WAN KENOBI. Mientras Luceno de Anakin hace profundo retrato, Kenobi semeja convidado de piedra. Es perfecto. PERCEVAL. Digno caballero, sin pasiones, aspiraciones, todo lealtad y código. Si rasgaras a Kenobi, dentro no verías nada. Hueco. Es máquina de emitir filosofías más/menos juiciosas. Punto. Imagen de la honradez y la lucidez, sin alma empero. Puro estereotipo de la virtud.

Mientras en la Trilogía Clásica a modo recreaban el Mito Artúrico, GEORGE LUCAS manifiesta inquietudes políticas en la segunda tanda. Explora las maneras retorcidas, fraudulentas, como los totalitarismos abaten las decadentes democracias infantilizadas. Cuestiones como el lenguaje inclusivo, la diversidad, los micromachismos, tienen más importancia que mantener robusto el árbol de la libertad, o resolver los problemas concretos/serios, no las chuminadas esnobistas.

Luceno comparte esta preocupación, como refleja el libro. Induce a reflexionar sobre nuestra actualidad y lo que comenta en ciertos párrafos. Ves turbadores paralelismos, comprendiendo por qué esos totalitarismos ganan impulso en una Sociedad anestesiada por las consignas rimbombantes y el efecto de los hueros aspavientos “progresistas”.

viernes, 24 de abril de 2020

EL MARIACHI — TRÁGICAS CONFUSIONES

El corto que vender para desarrollar una
continuación más ambiciosa, captó el
interés de Hollywood, que le dio su lustre
como el afiche muestra. Un ejemplo de
fe en sí y perseverancia, es este filme.
Hay tantos por ahí llorando que no
quieren "su"
película. Llorar les sale más
barato que trabajar por desarrollar el
proyecto. Hay tanto bujarrón oyéndole... 

La ópera prima de ROBERT RODRÍGUEZ (ése, el que se ha cargado ALITA, ÁNGEL DE COMBATE —aunque no solo—), que costó un pequeño puñado de dólares (un millón de las antiguas pesetas), se concibió como un corto que pudo crecer gracias a la inversión que recibió el director en la clínica donde hizo de cobaya de medicinas experimentales.

Su trama recuerda a la de las dos novelas de EL COYOTE ya comentadas. Empero mientras el protagonista accesorio de esas historias era un rico hacendado mejicano orgulloso de su Linaje español y que detestaba a los nativos que renegaban de esa sangre en sus venas, reconociendo las aportaciones que los hispánicos realizaron al país, aquí es un modesto músico de mariachi itinerante que piensa puede triunfar al considerar que tiene eso que a todos los que estamos metidos en faenas artísticas, de un modo u otro, nos impulsa a perseverar. Talento. Fe. Esperanza. Locura.

Inciden tanto esas novelas como esta cinta en mostrar un Méjico que, cuando no anda revolucionado o bajo intentonas golpistas, la ausencia de una firmeza legal hace de las poblaciones más/menos pequeñas feudos de los narcos. Bueno, quizás exagero. Por estos lares también hay poblaciones que casi lo parecen. Mas, por ahora, centrémonos en el retrato de una nación atormentada por revoluciones y corruptelas que someten a la población, bastante preocupada ya con tan sólo llegar a mañana, a una imagen exterior de desidia, corrupción e ignorancia.

AZUL, un asesino feliz, porque va a ajustar cuentas con un
ODIADO rival. Y en su estuche de guitarra lleva las armas
que colmarán sus anhelos. Lo malo es que...
El joven Mariachi llega a uno de esos pueblos-feudo de un narco anglo. (Las peripecias de dónde salió el elenco de la película son tan sorprendentes como divertidas.) Por desgracia, su herramienta de trabajo, su guitarra, se confunde con la de un rival del narco. Ese vengativo tío viaja por ahí con un estuche de guitarra lleno de armas. Víctima de la equivocación, la vida de este insignificante músico nómada se vuelve desesperada lucha por salvar el pellejo.

Las pretensiones de Rodríguez eran loables. Comprendía que El mariachi carecía de las aparatosas pirotecnias norteamericanas que llenan el cine de acción, pero tenía un algo (la verdad es que sí: descubres el talento —aunado a sus frescas ganas de triunfar— que esconden sus fotogramas “de saldo”) capaz de llamar la atención del entonces pujante mercado del vídeo. La venta airosa de los derechos le permitiría costear una secuela más glamourosa que, a su vez, a más $, le daría la posibilidad de, ¡por fin!, hacer un filme decente. Tenía bien claras las ideas Rodríguez.

...se "cruza" con este inocente músico itinerante que sólo desea
vivir de su talento, ¡y acaba convertido en
THE PUNISHER
mejicano al marrarle las drogas la existencia que soñaba!
Procedían de su experiencia en el vídeo. Sabía hasta dónde podía llegar con según qué. A falta de los créditos para entrar en la escuela de cine, comprendió que lo que debía hacer era demostrar que la pasión y el talento pueden suplir un título universitario que, en el mejor caso, pueden permitir ser un nombre técnico más en una anodina comedia. Para eso, ¿tanto estudiar? ¿Y tus aspiraciones de ser el nuevo $TEVEN $PIELBERG?

Como los Conquistadores, Rodríguez fía todo a su aptitud y la audacia del proyecto. Fors Fortuna lo acompañó, eso pienso jamás lo ha negado, porque otros tantos se han visto como él y siguen ignotos. KEVIN SMITH fue otro afortunado. Aun QUENTIN TARANTINO. O SAM RAIMI. Hasta GEORGE MILLER venía del “cine barato”. Lo que les une, y diferencia de otros, suerte aparte, es la capacidad. La percepción palpable de que ese tío ofrece continua calidad.

El "aire tercermundista" de los narcos de la película encaja,
sin embargo, con los ejemplos que todos podemos conocer
Se les oponen los mamarrachos quejicas que se creen "cineastas" por haber visto dos millones de veces LA GUERRA DE LAS GALAXIAS. Esos bujarrones van con sus ínfulas a los sitios, con unos humos que no veas, vendiéndose como genios cuando son envidiosa pura mierda poligonera. Desdeñan El mariachi por “ser cutre”, sin reparar qué sacrificio y esfuerzo supuso… al ser demasiado cobardes para asumirlos por “su” película.

viernes, 17 de abril de 2020

EL COYOTE: UN ILUSTRE FORASTERO - LA FIRMA DEL COYOTE — LA JUSTICIA DE EL COYOTE


No es de las novelas reseñadas, pero esta
portada ya nos orienta sobre el personaje, que
refleja los clichés del justiciero indomable de
identidad secreta hasta afeminada. Evasión
económica y de calidad ofrece este decano del
pulp patrio
No es material tan “descerebrado” como a priori pudiera pensarse. Siendo pulp (“novela popular”, en España), se le asigna cuantos males literarios puedan reunirse al momento. Baja calidad, argumentos manidos/baratos, los típicos de la lucha del Bien-contra-el-Mal, personajes planos que van/vienen según convenga a una trama donde imperan los tiroteos. El bueno se lleva a la chica, se lamenta el feo y el malo muere. Cabalgamos, siendo el personaje del que se trata, rumbo al ocaso, que más allá de la

(Cúpula del Trueno)

línea del horizonte se emboscan nuevos problemas, acaso residuales de los entuertos ahora resueltos. Admito que, más/menos, esperaba algo así. Eso no significa pensara iba a defraudarme. Disfruto estas composiciones porque tienen alma. No son mierda gótica. Se destinaban a un público, en principio poco exigente, aunque fiel y, lo mejor, gustoso del leer. Cosas sencillas, amenas, bien articuladas, empero querían leer. Importante.

La Alta Literatura es más tóxica que estos “libritos”, pues suele atraer el capricho esnob de un aburrido o sabihondo pretencioso, que con tal de destacar recomienda cualquier cosa encuadernada con opulencia pese a que contenga basura. Quienes le rodean, gente superficial, veleta de las modas, tampoco pueden presumir de luces y, por tanto: destaca.

El finado y prolífico JOSÉ MALLORQUÍ en la brecha.
Como MARCIAL LAFUENTE ESTEFANÍA, otro amante
del polvoriento Lejano Oeste, con contexto histórico. Y
currante como LESTER DENT o MAXWELL GRANT.
No era de los de escribir "un ratio, como debe ser".
¡Había facturas que pagar!
Dos temas tocan estos relatos de El Coyote (o DON CÉSAR DE ECHAGÜE), que, sí, vale, es versión de EL ZORRO. Mas, por motivo del antifaz, comparo a este personaje con THE PHANTOM (EL HOMBRE ENMASCARADO). Ambos se dedican a lo mismo: abatir malos a tiros; tienen ayudantes leales por doquier, y manifiestan habilidades “mágicas”.

Los temas, en una historia que versa sobre confusión de identidades como "subtrama", son la hispanofobia y el racismo. Hay un par de llamativos párrafos al respecto. El prolífico autor (sello clásico del escritor pulp), JOSÉ MALLORQUÍ, hace una incisión suficiente y profunda en estas cuestiones al declarar el desventurado coprotagonista de los relatos (son consecutivos) que los mejicanos ODIAN a los españoles por la Conquista, cuando en realidad los españoles llevamos más cultura y adelanto a una región con un carácter autóctono y cultural, conforme, pero amiga de los sacrificios humanos rituales y presa de la decadencia supersticiosa de su propia civilización.

Que les veo similitudes; por el anfifaz y
el color del uniforme de combate...
La Conquista de Méjico también debe contemplarse desde el que no sólo los extremeños llegaron allá espada en mano para sisar cuanto vieron; entre la misma población había aires de revolución, y aprovecharon la coyuntura para practicarla. Hay, cuando menos, culpa compartida.

Sin embargo, entre la Izquierda y sus “altos escrúpulos” antiConquista, y los atontados de la Derechita Cobarde (ésta lo es) dispuestos a seguir a los primeros en la diabolización de la Conquista, esa emoción de hispanofobia arraiga y el hito que supuso se reduce a pillaje y abusos, cuando no fue tanto, aunque se exageran por espurias pretensiones.

El racismo aparece en los desprecios que los anglos de California (casi principal escenario de los relatos) dedican a los mejicanos. Los ven grasienta hez de la Tierra a quienes explotar y disparar sin escrúpulos. Bullendo aun así ruido de sables en Méjico, hervidero de corrupción casi absoluta, la opinión norteamericana pudiera ser tendenciosa, aunque con vago fundamento. En todo caso: despreciar a los hispanohablantes es un natural tic anglosajón-británico. Ven en la Conquista un salvaje atropello, alimento “moral” de los hispánicos hispanófobos, aunque su conquista del Oeste, con el genocidio de sus nativos, gesta digna de Aesires de Asgard. ¡Loas sin fin-sin fin al anglo blanco protestante!

Como cuentos del Oeste, para terminar, pecan en lo de siempre: los revólveres Colt (o la puntería infalible, o más rápidos al desenfundar que el de la leyenda). Los Pacemaker de las películas no aparecieron por el Oeste hasta su final; así que don Coyote debía emplear, como los demás, viejos Dragoon de percusión, Smith and Wesson, o Remington, quincalla toda de la Guerra de Secesión.

jueves, 9 de abril de 2020

LA VIDA DE BRIAN — SIENDO SEMANA SANTA…

Afiche. Puede no ser el más sacro ejemplo
de estas fechas, empero estando arrestados
en nuestras casas, al menos echemos unas
reflexivas risas mientras nos dejen

…corresponde un título “apropiado” a las sacras fechas (muy singulares este 2020). Tal vez esta “comedia religiosa” de los MONTY PHYTON no sea acaso el mejor ejemplo del cine religioso que debe mostrarnos las virtudes de la piadosa vida temerosa de Dios (Ese que nos ha dejado tirados —como siempre hace en estos casos— con el virus) y el gozo que supone el martirio en la cruz, porque por puñetero que sea, es Dolor Redentor. Pone a la Diestra del Páter. (Pues para masoquismos, ver el telediario.)

Recuerdo que su estreno causó revuelo. Hubo clericales estreñidos que lo denostaron al considerar el filme impropio, irreverente, inadecuado, incendiario… por ser evidente ataque despiadado al Hombre Jesús y todo cuanto de Él ha dimanado. Léase: la Iglesia de los Pobres que mantiene en el lujo ostentoso a más de un prelado.

Teorizo que “atacar” a Jesús era la “mejor manera” de contar con éxito lo que los cómicos ingleses tenían in mente: desarticular la mascarada, el oropel, el artificio, que sostiene a toda religión institucionalizada, o universal. Parece ser los credos nacen como la idea prístina de querer afrontar la Muerte, el Destino, el Universo, el Futuro, con cierta calma. Desear que Haya Algo a quien interrogar, culpar, o agradecer, todo cuanto rebosa de misterio o influye más/menos en nuestras vidas.

BRIAN y su conflictiva MADRE que tiene una profesión poco
"religiosa". De anónimo sujeto con problemas de todo tipo,
pasará a ser Mesías por obra y gracia de los malentendidos
Ansia de sabernos queridos y pertenecer a Algo Mayor, que también es autor del mundo, el trueno, la sequía, los animales. La Muerte. Un ejercicio de socialización que parece procede de nuestra herencia primate, la que niegan los Creacionistas.

La idea puede ser buena. En origen. Sólo que al irse extendiendo activa otro mecanismo primate: la territorialidad. La ambición. Querer vivir del cuento, vaya. El mesías tiene apóstoles que enrolan seguidores que después empiezan a malear la Palabra, y a su vez buscan correligionarios que sustenten sus nubes de privilegios y a los que luego legar el testigo. Para cuando queremos darnos cuenta, la idea es ahora una confusión de paganos rituales y persecución policial (llamada Inquisición), con diversidad de condenas e Infiernos para aquellos poco dispuestos a obedecer la Fe. Discriminan a los no creyentes.

La ridiculización de los nazionalismos exacerbados; cualquier
pretexto les vale para protestar, aunque carezcan de base. La
cosa: hacer la puñeta al prójimo
En esto es donde inciden los Monty Phyton. Brian, hijo bastardo de centurión, en la Judea ocupada por Roma, es un donnadie a quien diversos esperpénticos eventos, malentendidos y malas compañías (los nazionalistas judíos tan parecidos a los nazionalistas que están complicando nuestra existencia, con idénticas imbecilidades y prioridades paritarias) lo transforman en el Mesías que van pidiendo los hebreos desde Dios sabe cuándo.

Alrededor del más mínimo-nimio suceso que le acontece (la sandalia, la calabaza, el tío del pozo al que “hace hablar”…) una corte febril de seguidores construye una biografía de hechos milagrosos (la desesperación suele realizar esa magia, hay que recordar) que afianzan la nueva fe. Una que debe esparcirse por todo el mundo porque, ¡ay, amigos!, por fin tenemos el Verbo entre nosotros, y éste es el Verbo bueno DE VERDAD. Mas para que una religión funcione como debe, hace falta un sacrificio mayúsculo, en este caso la crucifixión del Mesías.

La ominopotente represora Roma representada por sus más
altos funcionarios... con algún problema de dicción. O aun
inteligencia (lo de siempre con los cargos electos). Otro
montón de
gags a costa de la dificultas
Los Monty Phyton escogen al cristianismo de paradigma pues pienso es la religión más exitosa de todos los tiempos. Una idea simple, un único Dios, un mensaje basado en el amor, la fraternidad y la compasión (cosas relativas, en la historia de la Iglesia) que oponer a las tiranías y politeísmos en los cuales cada vez menos se cree. Conviene sin embargo meditar en por qué el cristianismo ha funcionado tan bien, creador a su vez de un Infierno espectacular que nos está dando HELLBOY y parecidos por un tubo.

Este tipo de humor, inteligente, no ofende. Hace reflexionar. Quizás por eso causó bulla. Quizás mostrara a demasiados fieles que podrían estar errados, o haciendo el primo…