viernes, 15 de septiembre de 2017

UNA HISTORIA DE LA FRONTERA, AÑO VII — EMPIEZA EL VIII

¿Cómo? ¿Aún no la has leído? No sabes
lo que estás perdiéndote
Un año más conmemoro que, el 15 de Septiembre de 2010, este blog inició su existencia con el decidido empeño de publicitar mi actividad (este año también, y novela gráfica de BIANCA BLAZE aparte, quiero resaltar el remarcable logro de las firmas de la novela distópica hardboiled tribalpunk SOGUETTO —¡léela! Es otro triunfo de TRISKEL EDICIONES, S.C.—, así como la aparición del serial ROAD TO SOGUETTO —donde más/menos hago génesis de los pavorosos acontecimientos relatados en el libro—) y ofrecer valoración, de cierta calidad, de material leído o visto.

Pese a los distintos y absorbentes esfuerzos profesionales o personales que demandan más mi atención, intento mantener la actualización de este blog tanto como me es posible. Hay aún muchas cosas aún que contar.

Plancha de BIANCA BLAZE, Por
este lado tampoco las cosas van
nada mal
Asimismo, sigo empleando esta plataforma para, con justa honestidad, y confiando recibir la misma deferencia (¡ah, cuánto cuesta a algunos devolver la gentileza!) destacar los méritos de otros emprendedores que surcan este inclemente mar de la creación, tan marcado, por desgracia, por favoritismos  y envidias, emociones que están dañando “el oficio” más de lo que muchos se atreven a admitir, denunciar, publicar. Por desgracia, en estos tiempos ¡aclaman! al mediocre y persiguen el talento puro y duro. Imperan modos que, a pie de calle, se definirían putescas. Sin dudar. (Es la Gran Era del Juntaletras. El Escritor, como tal, está en condenado a la extinción. Y son muchos los “Editores” que prefieren ¡exaltar! a los Juntaletras antes que promocionar a un Escritor con verdadera capacidad... ¡porque eso, evidencia de su masiva ignorancia, dejaría en muy mal lugar a unos y otros!)

Pero estando de ánimo cordial, evitaré la digresión plagada de valoraciones que inciten sospechar resentimiento. ¡Hey hey! ¡Fiesta, fiesta! Honro más que ‘la frontera’ ya vive su octava temporada. ¡Quién iba a decirlo, aquél día caluroso! Produce cierta sensación de vértigo atisbar qué sima de tiempo, y esfuerzo, contiene la apreciación.

Os invito a continuar leyéndome. Gracias por todo, año VII. ¡Larga vida, año VIII, nacido hoy mismo!

lunes, 11 de septiembre de 2017

FALLECIÓ AZPIRI (EN PLENAS VACACIONES) — DEJA LEGADO INMORTAL

La Galaxia nunca fue tan curvilínea hasta
este trazado
Cerca del mes del óbito, y por fin con un poco de tiempo, hago este triste recordatorio sobre un gran ilustrador patrio que, además, supo abrirse paso, con un entrañable y sensual/erótico personaje, en la combativa historieta norteamericana, blasón que te hace ya internacional, por no decir inmortal, dado el pujante impulso que produce la aparición en los medios de EE.UU.

Poco puedo comentar al respecto. Muchos ya habrán expresado su opinión de forma más profunda, sentida. Sólo sí reconocer esto: cuando comencé la Gran Aventura de Bianca Blaze el único autor al que pretendía batir (cosa imposible, por otra parte. Pero si te esfuerzas en hacerlo, te obligas a mejorar más Más MÁS cada día) era a Azpiri. Y eso que conozco trabajos de ilustradores o dibujantes muy dignos de encomio. Pero le estimaba el verdadero objetivo, el grande, el que de verdad merecía ímprobos esfuerzos.

Vaya con Dios, señor. Quizás ahora cabalgue el Universo, el que nos acoge o el de su ficción, junto con su LORNA, conociendo parajes que ni se nos ocurre imaginar existan. (Y gracias por las lecciones recibidas. Inestimables.)

jueves, 7 de septiembre de 2017

¡HEY HEY! BIANCA BLAZE CUMPLE ¡20 AÑOS! ESTE 2017

Espero que emplees ese martillo para
machacar estadísticas y sigas cumpliendo
¡muchos más!
¡Exacto! Bianca Blaze cumple veinte años (junto a sus compañeros de BLITZTEA). En 1997, compaginando mi actividad en ER CÓMI!, que al desaparecer ¡iba camino de convertirse en revista!, empecé la autopublicación de BlitzTeam. Varios peculiares machos cejijuntos y una descarada bombshell asaltaban la palestra siempre difícil/combativa de las viñetas esperando hacerse sitio en la Historia de la Historieta.

BlitzT se vendía bien. El dueño de uno de los establecimientos donde los vendía me confesó que, mientras mis fanzines salían, colecciones mejor presentadas se devolvían intactas. Hasta: ¡BlitzT era mejor que IBERIA, INC., ¡nada menos!! Porque aunque mi dibujo no estaba a la altura, las ideas y tramas eran más frescas, los personajes más sugerentes, ofrecían diversidad.

Con estos avales, busqué darle salida más prestigiosa. Por desgracia, circunstancias personales y profesionales abortaron semejante posibilidad.

Llegó entonces la década sin dibujar. Todos durmieron. Hasta 2011. Un descanso entre novelas me hizo fijar en Bianca Blaze. Tenía ganas de “trabajar” con un personaje distinto a los sombríos cejijuntos. Porque: creo que, como sobran las RED SONJA, el amplio apartado de cejijuntos está bien surtido.

Esta prueba me permitió ganar el juicio
contra aquél ladrón que intentó robármela.
Pero: fijaos cómo ha  evolucionado el
personaje desde entonces
Bianca Blaze, pese a lo igual que parece, resulta muy distinta. Tiene algo. Swing. Magia, hasta aseveraría. La vertiente 1805DC, con el EMPERADOR CATACUMBA y cuanto procede de mi novela ucrosteampunk LOS IMPERIOS PERDIDOS, crece una historieta tras otra. ¡Superándose! Sin cesar.

La vertiente HYPERSPACE no es menos espectacular. La vastedad del Cosmos permite visitar lugares todavía vírgenes repletos de ingeniosas posibilidades e ideas que, aunque no sean nuevas, pueden presentarse como innovadoras.

Ahí actúa la habilidad del autor en hacer lo tópico, sino nuevo, diferente, atractivo. ¿Una muestra? Leed LAS GRAVES PLANICIES. Aunque mi principal intención es: pasarlo bien dibujándola; que el lector se sienta recompensado, a gusto con lo publicado.

¡Veinte años! Cómo ha pasado el tiempo. Y has progresado. ¡Felicidades, Bianca Blaze! Por otros veinte, cuando menos, ¿no?

sábado, 2 de septiembre de 2017

THE BIG BANG THEORY — CASUAL REFLEXIÓN

Imagen promocional de la serie comentada. (Tranquila
reconexión con la actividad del blog tras las vacaciones.)
Hace años, estas referencias al tebeo eran algo de tarados.
Hoy día son un referente respetable doquiera que sea
Tras "reengancharme" a The Big Bang Theory debo reconocer que, al menos como premisa, es una serie muy digna de estudio. Que termine siendo una más/menos agraciada sitcom, con un envoltorio romántico edulcorado para conseguir un fiel público femenino (esto no lo esperaba) con pocas alteraciones dramáticas, es algo que no podemos evitar, al parecer.

La originalidad de su premisa es donde debemos centrarnos, empero. Porque, en una parrilla televisiva dominada por abominables series policíacas (¡esos odiosos CSI Lo-que-sea y sus émulos!) interpretadas por rígidos arquetipos de personajes, frases de basura, dramatizaciones mínimas-nimias, ridículos golpes de efecto, situaciones que bordean lo ilógico y/o aberrante, crímenes reciclados que cada vez más cuesta creer sean posibles (aun así, sigo condenando las actuaciones "de palo"), el que aparezca una serie donde cuatro freakies acomplejados amantes de los tebeos y la parafernalia asociada, con una agradable vecinita que más/menos va introduciéndolos en el mundo corriente, menos amable que el de las fantasías que ellos aman, se produzca, desarrolle y perdure: tiene mérito.

Afiche de IRON MAN. No está pagada
como deben la deuda con esta película
no sólo los de esta serie, sino...
Tíos: son freakies. Raros. Gente solitaria. Antisocial. ¿Puede eso tener éxito?

The Big Bang Theory no es otra serie "de adolescentes", con problemas con el acné y los rolletes veraniegos. Es, repito: una serie de freakies. Léase con más extensión: de colgaos de las viñetas y los videojuegos. Todo lo opuesto al concepto, casi nazi/ario, de sana juventud atlética comunicativa-participativa-solidaria. Va de gente retraída, insisto. Esa es la importancia de la premisa. Su valor. En el escenario citado de teleseries de crímenes y sanotes púberes: ¿qué valor podría tener semejante planteamiento? Nulo, a priori.

En cambio: ahí está. Triunfando.

Es cierto, por otra parte, que The Big Bang Theroy le debe un wevo a IRON MAN. ¿Causa? Es personaje de cómic que arrasa. Convierte al cine de superhéroes en una moda rentable. Más aún que SUPERMAN o BATMAN. A su vez, esos dos personajes DC Comics deben su renovada popularidad también a Iron Man. Porque hace "más creíble", menos cuestionable, la existencia de ese tipo de personajes.

...estos dos elementos. Vamos, BATMAN, ¿a quien quieres
engañar usando esa pretenciosa armadura de... Iron Man?
Usted creerá que un hombre puede volar. Por supuesto. Con una costosa coraza HI/TECH. Es (relativamente) concebible. Es ciencia. Tecnología punta. Desarrollada por un audaz genio sin límites.

Visto así: es curioso asimismo que The Big Bang Theory, de Warner, dueña de DC, deba su éxito a MARVEL, la Competencia.

miércoles, 9 de agosto de 2017

VACACIONES ¡HEY HEY!

Vigoroso boceto que anuncia mis intenciones
…que iban tocando. Dudo que sean hasta Septiembre. Empero, de momento, ¡ya hay quien está disfrutándolas, y no de forma mínima-nimia!

domingo, 6 de agosto de 2017

GOOD BYE LENIN — O EL CUENTO DE LA COCA-COLA ROJA

Afiche. De terror apabullante a objeto de
coleccionista y hasta sátira. Derribado
por el simple desgaste de su ineficacia
Conspicuo detalle de esta agridulce comedia europea es el de que la Coca-Cola fue un invento soviético robado por los imperialistas norteamericanos para darse mayor importancia ante el resto del ancho mundo. Y la señora postrada en la cama: lo acepta.

El filme, para criticar al comunismo, pero más, al fanático sistema de Propaganda que anulaba el juicio crítico de sus ciudadanos y en qué condiciones de carestía universal vivía la República Democrática Alemana, aprovecha para hacerlo el desplome del Muro de Berlín, el primer esfuerzo de reunificación germana, mostrando cómo las estructuras de poder comunistas se cimentaban en dos pilares impresionantes… pero poco firmes, pese a todo: la calculada Propaganda y la Intimidación. Ésta última instaba al ciudadano a creer sin dudas lo que predicasen por absurdo que fuese. El ejemplo: la Coca-Cola.

Una familia normal, regentada empero por una madre fanática comunista (no sé si porque no conoció otra cosa, quiso conocerlo, la adoctrinaron hasta negarse toda capacidad de querer comparar), despierta un día viviendo el desplome del Coloso Rojo, quedando expuestos al barbarismo del rock and roll, los Mc´Donnals del agresor imperialista yanqui, la libertad de elección y los lujos (y también miserias, no seamos hipócritas) del sistema democrático Occidental.

Principales protagonistas del filme. Encomiable el que este
hijo proporcione esa última felicidad a su madre. Aunque
debió dársela de un modo mucho más amable
Los jóvenes de la familia, o bien más críticos, o con visión mejor de que el paraíso de los trabajadores no era tan magnífico como Propaganda ordenaba creer, aceptan la novedad entre interés, cierta frustración y resignación. Pero la madre, padeciendo grave dolencia cardíaca, no podría soportar el que un ideario que fracasó (pese a su eficacia sobre el papel) desaparezca, siendo absorbida su patria por la repudiada Federal/democrática (de verdad), importando novedades degradadas por los Poderes Públicos por viciosas, pornográficas, drogadictas. ¡Imposible!

Así que, siendo cosa terminal, y procurando alargar con felicidad los días que la restan, el primogénito y sus amigos montan una continuidad propia del INGSOC falseando las noticias mediante ingeniosos telediarios. ¿Cómo explican la caída del Muro? (Pienso ahora: ¿debieron? No tenían por qué. La madre podría ignorarlo perfectamente. Jamás la interesó saber la verdad.) La democracia Occidental ha fallado, todos corren al paraíso comunista, claudica EE.UU. La Coca-Cola regresa al hogar.

Interesante fotograma. Así vive el comunista  (o todo
fanático): no queriendo ver la verdad  o sólo la que se
 filma/truca a través de una grabadora de vídeo,
¿verdad, venezolanos, cubanos, todos los ajenos?
Una persona con un sentido crítico mediano podría apreciar las mentiras enseguida. El ancho mundo comunista distaba muchísimo de ser la perfección que afirmaba ser. Es Occidente manifiestamente mejorable; pero sigue siendo mejor que todo eso. Y ahí está la señora, muestra de una Sociedad adicta a programas ineficientes de progreso, cuyas taras las disimulaban cargando contra la pornografía de Occidente y el que su gente fuese a las urnas a elegir al corrupto de su preferencia para gobernarles.

Ellos sobrevivirían gracias a la Disciplina y Sacrificio impuesta por el Partido. Historias sobre represión y gulags (que no es un plato húngaro): las desoían. Elegían no creerlas. Estaba mandado. Las difundían Enemigos del Partido… pese a denunciar en qué fracaso residían. Violaciones de derechos humanos fundamentales.

Los estandartes del "progreso" desaparecen barridos por
los eslóganes del corruptor Occidente
Good bye Lenin ataca al comunismo que se vendía (sigue haciéndolo) como un Igualador, eso de la moderna “democracia participativa”, donde quien disentía, desaparecía, pese a afirmarse que aceptaba críticas. E, insisto, contra todo fanatismo que manipula la información como se le antoja. Conviene tener presente eso, el poder de la Propaganda: qué mensaje lanza, a qué aspira, quién la maneja, con qué fin, apreciando cómo anula la voluntad del sujeto prometiendo una “mejoría” que sólo gozarán unos pocos. Algo de sentido ácrata contra nuestros líderes, electos o elegibles, puede ser hasta saludable.

…y dicho todo esto, ¡me tomo vacaciones!

miércoles, 2 de agosto de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 8

Entrada que anuncia que me tomo vacaciones. Regresaremos
con nuevas y vibrantes aventuras. Prometido
La dificultad que implica puentear el encendido de la Jonathan Kent en la cual está Bujías trabajando será mínima-nimia. Por este lado: confiamos ambos. Podemos mostrar una leve partícula de tranquilidad. La suficiente como para advertir qué aterciopelado aroma desprende esta madrugada que fenece poco a poco.

Las estrellas: titilan lejanas, telegrafiándonos en Morse desconocido. Quizás sea cierta la astrología; de ese modo: mandan los presagios que aturden, levantan, hunden nuestras vidas. Sólo me limito a verlas. Tratando de identificar los zodíacos.

Portada de un pulp que nunca llegó
a escribirse... me parece
Un perfume especial, procedente de la maleza agostada que nos rodea, o la vegetación que respira sus últimos alientos de alivio antes de atormentador día de calor que se avecina: nos envuelve. Hace CLIC en cierto lugar de mi cerebro. Levanta la tapa de algunos recuerdos.

Evoco otra madrugada. Remota ahora: en el tiempo. Con olores distintos. De agresión contenida. Esa mañana por romper me acompañaba Aouda Becker. Vigilaba no me pasara nada. Pocos días antes: contemplé cómo la pasma, el enemigo, mataba a mis padres. La última visión que tuve de ellos: yacían en un charco de sangre.

También a aquél gigantón, el compañero de Aouda, Bob Bowen, eso es. Cuanto rememoraba de él era la larga charla que sostuvo con mi padre. Intentando hacerle comprender: que si se oponía a que el Estado, el PragmaSoc, me “custodiase”, las consecuencias podrían ser FATALES para todos.

—¿Más? —espetó mi padre. Estaba desencajado. Por la ira. La frustración. La impotencia. Mi madre: procuraba calmarle. Intuía amabilidad leal en Bowen. Pese a ser de la pasma, el enemigo. Lo veía persona que comprendería. Pero mi padre… lanzado. Era su obligación como cabeza de familia—. Han enviado Invitaciones al Pabellón Once a media familia. Están amenazando con el despido al resto. ¡O cosas peores! Vigilancia. Acoso escolar, ¿entiende? ¿Qué más pueden hacernos?
—Siempre encontrarán algo —adujo al fin Bowen. Nuestras miradas: se encontraron. Yo estaba demasiado asustado para leer algo fiable en sus pupilas—. Son así. Lo sabe.

Lo siguiente que mi memoria proyecta de Bowen fue los disparos que encajó. No me fijé si para evitar me acertaran a mí, a Aouda, o sólo que eran crackeadoras lanzadas sin ton ni son por el apretado espacio de hostilidad donde se produjo aquél tiroteo.

Impresionante distopía que contiene
ciertos aspectos sociales que empiezan
ahora a cumplirse... Terrorífico
Aouda tiraba de mí. Al coche. Para sacarme de allí. Introducirme en otro segmento del ancho mundo donde todo puede siempre empeorar, porque somos esclavos de la Segunda Ley de la Termodinámica.

Un lejano resplandor creciente alerta nuestros sentidos al unísono. Dama de Picas aun me lanza una mirada antes de volver a concentrarse en lo que divisamos. El polvo que nimba ese resplandor: parece amplificarlo. Dotarlo de aspecto fantabuloso. Ajá. Sí.

Algo pellizca mi vientre. Seca mi boca. Oprimo la culata del Commander. Me desplazo hasta donde Dama de Picas me indica. Setos paupérrimos del patio de la casa. Desde donde me agazapo, con el gato: aprecio la silueta de unos descuidados juegos para niños. Una piscina de plástico vacía.

—Tranquilo un momento, Bujías —sisea Dama de Picas—. Viene alguien. Espera.

Bujías se queda petrificado, supongo que a punto de cruzar esos cables que arranquen el motor de la furgoneta. Atento, mirando. Junto a mí se agacha ahora Dama de Picas.

Continuará

domingo, 30 de julio de 2017

IRA DE TITANES — COMPETENTE ESPECTÁCULO

Afiche de un filme que, de forma oblicua,
trata de la importancia de las familias
bien avenidas, la reconciliación
Que la lápida de IO esté en inglés rebaja las expectativas de calidad de esta fantasía mitológica. Es curioso ver que la producción hollywoodiense, máquina tan ajustada en otras ocasiones, que procura hasta una minuciosa recreación de hechos históricos, en este tipo de cosas falle. Porque ahora, a tenor de cómo la educación cultural anda, buena parte de los espectadores estadounidenses (bastante incultos) estimará que su idioma se hablaba ya en tiempos de HOMERO. Cosa para hincharles el pecho de orgullo.

Más aún: ¡la lengua hablada en la Grecia Clásica era el inglés! Esta suposición alcanzará a otros muchos espectadores, de índole internacional. Aceptarán esta “universalidad intemporal” del inglés como buena, sin cuestionarla. ¿Qué les costaba poner la lápida en griego, aunque fuese moderno?

Ira de Titanes, secuela de FURIA de Titanes, debe contemplarse, detalles chuscos como el de la lápida aparte, como esparcimiento beneficiado por una potente ingeniería visual computarizada que debe elevar nuestros sentimientos de interés o simpatía por los avatares de los participantes en la batalla. Una enorme, épica, colosal. Digna del negruzco CRONOS que languidece abatido en el Tártaro. Lucha capitaneada por un PERSEO que acepta sin los previos complejos la parte de sí con superpoderes, que debe emplear liberalmente para procurar impedir que ARES y HADES (apocado, marginal, aterrado con su mortal inmortalidad) destruyan nuestro Universo.

De forma no menos parabólica, IRA DE TITANES trata un
tema recurrente en la obra de MOORCOCK: el fin de los
dioses, mitos, la llegada de la Era del Hombre, las máquinas
Si Furia de Titanes pretendía tener un sesgo simplemente fantabuloso, ser actualización del filme en que se inspiraba, Ira abraza sin dudar las viñetas más espectaculares estilo DRAGON BALL. Perseo destroza a cabezazos columnas (impulsado por la furia vehemente de Ares, en todo momento seguro/sobrado de su poderío), plantando cara a la deidad de la guerra con una exhibición de fuerza paralela.

Hay esfuerzo de “rigor” más pegado al cine en Furia que en Ira. Entiendo que: esto debe ir a más. El espectador no puede ver una repetición (aunque exista) de los elementos de la primera cinta. El espectáculo debe crecer. Tratamos con deidades. Lo que conocemos de ellas es el voluntario sacrificio de JESÚS. Estos dioses, sin embargo, guerreaban con titanes, gigantes, monstruosidades, blandiendo armas míticas. No puede seguir, por mor del espectáculo, renuente Perseo a desplegar su lado SON GOKUH cuando todo cuanto ama está inmediatamente amenazado.

Nuestro héroe se beneficia de su lado divino para terminar
bien esta gesta; sobre todo: su capacidad para sanar deprisa
Así que damos a todo esto que ya vimos un sano aire cómic (al fin y al cabo, ¿no están los tebeos MARVEL, por ejemplo, recreando “a la norteamericana” la Mitología Clásica, incorporando a la CultuPop iconos que rivalicen para luego anular a los helenos?), ampliándolo con la presencia de tipos como CÍCLOPES, el MINOTAURO, el Laberinto, HEFESTOS, y después enfrentamos a Perseo con otro titán (en este caso, el máximo), pues es su estilo de vida, y al cual vence in extremis, amén.

Lo importante del cuento está en que se trata de pura evasión efectuada con eficacia, pese a las pegas que observemos. SUICIDE SQUAD es mucho más deficiente, con un rol de personajes con los cuales no contactas, teniendo la clamorosa sospecha de ser vehículo de lucimiento de su protagonista. Insisto en que debemos ser tolerantes con este tipo de películas porque son HONESTAS: No voy a salvar tu vida. No verás actuaciones de ponerte los vellos en punta (¡bien lejos queda LIAM NEESON de OSCAR SCHINDLER!); sólo pienso darte noventa minutos de evasión. Sin traumas. Complejos. Ocio: punto.

Otro gigantón al que abatir. Con un método algo apurado,
quizás. Pero tratándose de sencilla evasión, pues vale
Y pretendo hacerlo con una muy decorosa pulcritud digna de respeto. Fracasaron ejemplos más fastuosos. He citado uno. Por eso defiendo Ira de Titanes frente a quienes me la denostaron en su momento. Porque va de cara. Sin tapujos o falsas pretensiones. Tal como está la cosa: es todo un mérito te lo haga pasar bien.

miércoles, 26 de julio de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 7

Séptimo capítulo. Las complicaciones parecen dispuestas a
ir resolviéndose
—¡Para, Dama! ¡Frena, por Dios!
Dama de Picas: creo aplasta el pedal poniendo su peso entero en él. Dibuja larga estela de arena marcada por las ruedas que asustan a las cacatúas. Polvareda inmensa. El Relámpago Rojo: queda terciado en medio de la carretera de tierra apisonada.
—Retrocede. Fíjate.
Reversa, obedeciendo las ansiosas palabras de Bujías. También me ha contagiado de su estado de ánimo. Tal como el siamés: me pongo a mirar hacia donde creo que él ha visto algo
(Dios, que no sean pasmas, el enemigo, o los mercs de HomeCorp IG)
Los exteriores de este relato fueron
rodados donde esta película
procurando divisarlo. Por la paz de mi alma, especialmente. Soslayo a Bujías. Contempla algo que la noche hace una masa angulosa con una de esas linternas que matan insectos en la puerta, iluminando un poco el porche con su vaho luminoso.
Una Jonathan Kent. Forzando un poco mi memoria, reconozco la pickup. La vimos antes. Nos cruzamos con ella en la carretera el día que diagnosticaron el tumor al gato. Ese que le curé. Así que venía de aquí.
—Es la misma —exhalo.
—¿Qué? —Dama de Picas examina el vehículo junto a la casa de aspecto empobrecido. Como si fuese parte de la Historia que atrapó a John Dillinger por condados similares.
—Nos cruzamos esa Jonathan Kent el día que diagnosticaron el tumor al gato. La de color rojo desvaído —explico.
—Me acuerdo —Dama de Picas se pone, adivino, a carburar cómo esa máquina puede ayudarnos en lo que pretendemos—. Debe bastar hasta que cambiemos de vehículo. Sí. Ajá. ¡Buen trabajo, Bujías!
El elogio le mueve la cabeza un poco, aureolándole de leve vanagloria. Dama de Picas: maniobra hasta situar el Relámpago Rojo dentro del depauperado y polvoriento patio como si fuese un escualo precavido tratando de morder bien en el último momento. Un álamo muere según se contorsiona junto a un pequeño parque infantil que da grima.
—Es una casa tan abandonada que su dueño podría dedicarse a arrancarle la piel a los autoestopistas que recogiera por ahí —emito mirando las ventanas oscuras que distinguen la fachada de madera. Más pintura descamada. Abandono. Desidia. Pobreza.
Hice reciente reseña de este tonto filme
—Espera aquí —me instruye Dama de Picas—. Venga, Bujías. Haz magia.
Bujías: experto abriendo cerraduras. Poniendo motores a punto. Cruzando cables que nos permitan arrancarlo con mínimo-nimio esfuerzo. Se deslizan los adultos fuera del Relámpago Rojo: al ralentí. El gato: maúlla. Lo acaricio. Le susurro palabras dulces. Espío la casa. Ventanas que siguen a oscuras.
Tengo a mano mi calibre por si alguien pretendiera causar problemas. Somos un equipo. Más compacto de lo que la disidencia de antes pudiera permitir sospechar. Los unos dependemos de los otros. Simbiosis en Nivel MAX. Colaboración en ON. Sin espacio para los egos egoístas.
Dama de Picas: vigila también. Bujías, como ha pedido la dominatrix: hace magia. 

domingo, 23 de julio de 2017

SUICIDE SQUAD — NUEVO DESPILFARRO DC COMICS

Psicodélico afichge. Aun reconociendo lo
bueno que es el contraste entre personajes
MARVEL y DC en pantalla... ¿deben ser
éstos últimos tan... tan solemnes?
Lo lamentable de efectuar comparaciones se pone muy en relieve en este filme que aúna a un grupo de “super”criminales potencialmente peligrosos para la Sociedad que son empleados, estilo DOCE DEL PATÍBULO, para combatir amenazas excepcionales, sin  paralelo en la Historia; al menos, reciente. Ser una bala contra el nuevo SUPERMAN.
´
Para darle sesgo que atrape la bondad de la crítica, que puede excederse demasiado con el rigor que emplee para lapidar esta inversión millonaria, malogrando los ingresos que esperen recaudar, hacen pivotar la cinta (para lucimiento de WILL SMITH, ante todo) sobre dos sugerentes ejes: la redención y el que, en el esfuerzo por obtener la seguridad perfecta (la norteamericana, léase), la medida elegida como óptima puede ser la que termine matándonos. Es elíptica referencia a la polémica Ley Patriótica.

Idea interesante, esta segunda, que reviste a ESQUADRÓN SUICIDA de ese fuerte regusto institucional, de agencias secretas, casi Gobiernos paralelos a la sombra, que se financian sin embargo del Gobierno “a la luz”, despachos dominados por especialistas carentes de alma, llenos sólo de aterradores propósitos que pueden resumirse en que “más vale matar a cien inocentes que dejar escapar a un culpable”.

En sus documentos afirman lo opuesto, por supuesto, algo como “matar a cien culpables para evitar maten un inocente”, para contentar a los que asignan la pa$ta en el control presupuestario y/o moral periódico. Pero, no. Es la primera fórmula la que abraza todos sus movimientos y estrategias.

En plata: los anti LOS VENGADORES, aunque se les diseñe
como los anti el 
SUPERMAN que no comulgue con nuestros
parámetros morales o sociales
Aunque Suicide Squad aquí tampoco aparece en exceso original; LOS VENGADORES, LA ERA DE ULTRÓN ya tiene ese concepto palpitando bajo la coraza de vibranium que contiene la inteligencia artificial genocida. En su bienintencionado esfuerzo por protegernos, TONY STARK y BRUCE BANNER desarrollan un ofuscado recurso que pone todo su empeño en nuestra extinción.

El elemento elegido para matarnos, en Suicide Squad, que más parece no obstante un elaborado retablo de flashbacks para contarnos la vida de algunos integrantes de la unidad, no una película de acción fantabulosa destinada al franco ocio, es una fuerza mágica que diseña una extraña máquina (algo que, a su vez, evoca al primer Vengadores) activada más por ‘mecanismos’ sobrenaturales que piezas físicas. Esto ahora revierte a DR. STRANGE, donde la misma alineación “de planetas” empero está mucho mejor conseguida, creando incluso personajes llamativos pese a que, a priori (esto es algo personal), no lo sean a nuestro paladar.

Mira, niñata, esta peli es para mi lucimiento; como te vea
robándome escenas, te cagas, rubia. La otra finge indiferencia
con ese rictus erectus que plasma
DC puede tener una muy veterana y respetada colección de iconos. Pero su traslación a pantalla sigue siendo deficiente. Esperan combatir a MARVEL con derroches en SFX y dinero que enmascaran su incapacidad de darles la empatía y soltura que los iconos de Marvel desprenden. Mientras estos últimos no se toman demasiado en serio, los de DC parecen estar predicando, exhortando, lanzando admoniciones wagnerianas. Apabullan con sus sombrías demencias (BATMAN) o sus sobrehumanos poderes (Superman), sin permitir un resquicio de diversión, o luz, en sus acciones.

Todos sus personajes aparecen como dioses, o semidioses cuando menos. Viven en distantes cumbres borrascosas mirándonos con indecible sentimiento. Les aleja su frialdad, la magnitud de sus poderes o acciones. Los Vengadores son más cálidos. Pese a que tienen parte de imposibilidad, puedes contactar con ellos. No sucede igual con los DC. Y este Escuadrón Suicida, ni te digo qué refractario nos es.

No entro a comentar sobre EL JOKER. Ya lo constató ALAN MOORE: Unas veces recuerdo mi pasado de una manera; otras, de otro. Por tanto: `nuff said. Esta imagen puede encajar en cualquiera de sus maleables currículums.

miércoles, 19 de julio de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 6

¡Hey hey! La sexta entrega. Toman decisiones correctas
Nada más. Viendo vía metacril el espanto. Hora-tras-hora. Y nada. Inmóvil.

Matar luego al cabrón responsable original de todo esto, de la precipitación de Dama de Picas a un vacío interminable de remordimientos, al comprobar que pervirtió sus más altos principios permitiendo aquél abominable sacrificio humano: apenas me contentó.

Sus restos comidos por los nanobots que le disparé: recibieron buenas cargas de arena. Era algo, un esqueleto lleno de pegotes de carne que seguían disolviéndose. Pero lo que importaba, el tío en sí: seguía vivo. Increíble, ¿verdad? Pero cierto. ¡Me aseguré!

Y sentía cómo iba muriendo con un atroz dolor sin poderlo remediar. Poco a poco.

Puedes imaginarte a GABRIEL T así. Viviendo en esta era
de referentes fílmicos, JOHN CONNOR era la idea
adecuada para caracterizarle
Era otro espantoso espectáculo que, ya digo, tanto Dama de Picas como Bujías intentaron ocultar. Enterrándolo vivo. Echándole tierra encima. En cantidad. Porque no podían seguir oyendo sus alaridos de agonía. La arena, aun anegando su garganta: parecía incapaz de absorber, anular: sus gritos.

Viéndoles trabajar, mortífera expresión me enmascaraba entonces. Esa cara de Lord del Sith: que tanto TANTO aterrorizaba a los adultos que me la veían. Acariciaba al gato. Como ahora. Ese asesino: no merecía menos.

Dama de Picas: empezó a mirarme de otro modo desde esa mañana, en el porche sentado. Bujías parecía quererme esquivar con más frecuencia que antes.

Mi espectacular genialidad magnificaba mi maldad, estimaron. Mucho. Intentaban comprenderlo, encajarlo, asumirlo. Pero… esa mirada de Sith… las sombras anejas…

Dama de Picas: engrana primera. Gira el volante. Norte. Canadá.

Desapruebo la decisión. Empero guardo silencio. Porque, de momento: permite distanciarnos del jaleo que tanto la pasma, el enemigo, como los mercs de HomeCorp IG: tienen montado en lo que fuese nuestro rancho.

Y a DAMA DE PICAS de este modo.
Hay días que Gabriel la enoja bastante
Buen Rey queda atrás, mucho: pocos minutos después. Una gigantesca incertidumbre con sabor rancio a Tejas, tan vasta como el firmamento: se abre ante nosotros. En plan the fast and the furious Dama de Picas nos sumerge en ella. Su rostro (adivino): todo un poema de concentración. Intentando vislumbrar la senda correcta en esta velocidad.

En plan Jedi. Pero: al caer, como Lucifer otrora, perdió puntos para ser de las buenas. Ya no era la Cowgirl que confió poder cambiar esta atrocidad de mundo creado por el PragmaSoc de un modo distinto. Que no comportase sacrificar inocentes ni, tampoco, los más nobles principios que la animaban, adornaban, distinguían de la ralea infame.

—Hay que cambiar de buga —diáfana declara—. Algo menos cantoso. Pero seguro. Si veis algo que promete, avisad. Por aquí abundan las granjas con vehículos que se ajusten al perfil.
—10/4, Dama —confirma Bujías.

Nada digo. Miro por la ventanilla. El enojo me hace egoísta. No obstante, como punzón que rompiera una capa de hielo: la certeza de que necesito colaborar con ellos, porque me juego algo MUY IMPORTANTE si no lo hago, termina inundándome.

El borrón raudo que son las cosas cuando las pasamos acelerados, por miedo a los helicópteros o cruzarnos con patrullas reclamadas como refuerzo: dificulta ubicar algo. Sin embargo, ahí están los reflejos de Bujías.

domingo, 16 de julio de 2017

COBURN — BUSCANDO REDENCIÓN

Ya su interesante presentación nos
previene del contenido

Conozco al autor, PABLO GARCÍA NARANJO. Allá, en sus “titubeantes” comienzos, me solicitó valorara sus primeros escritos. Ya denotaban su promesa. El habitual tópico del diamante en bruto. El esfuerzo, los años, que una editorial, con su arsenal de recursos, haya estado supervisando, ha permitido limar todas las aristas entonces advertidas. Lo inhábil del principiante. La intensidad, la garra, la fuerza que le hacían entonces sugerente: perduran.
En Coburn, relato de un envejecido sicario que intuye su fin y al que piensa entregarse sin lucha, porque, en el fondo de sus sesos, el resquemor de que ha desperdiciado su vida se torna cada vez más insistente, y parece que encontrar una muerte envuelta en un blaze of glory justificaría una vida vana dedicada empero a matar, las constantes de aquella temprana producción han alcanzado sólida madurez. Es el sigul que caracteriza su consistente prosa, llena de numerosos aciertos estilísticos e imágenes que barrenan sobre un mundo sórdido, despiadado, implacable, que está justo a nuestra espalda, o allá donde hemos elegido ignorarlo.
Narra de principios de Década 70, elección óptima porque nuestro moderna realidad HITECH permitiría un seguimiento rápido vía celular/internet como la que porquerías pretenciosas como CSI:LO-QUE-SEA nos han acostumbrado. Aún hay relentes de oscuridad de Década 50 prendidos por doquier. Los personajes parecen sostenerse en alcanfor de “aquellos entonces” según atisban un futuro donde la supervivencia se hará cada vez más difícil. Acaso alcanzando la redención encuentren forma de encajar en él.
Es muy similar a lo que este clásico del
subgénero de vigilantes ofrece
Las eternas constantes de la violencia, la corrupción, los sujetos de moral mínima-nimia (si alcanzan a tanto), impregnan estas páginas que encontraron formato muy adecuado para exponerse. Un punto para la (desgraciadamente) desaparecida editorial, que supo encuadrar los párrafos de Pablo en una novela cómoda, sólida, que entra por los ojos reclamando tu atención.
Conviene apreciar que Pablo se arriesga con la temática. No es noir, aunque lo aparenta. Es más hardboiled que una investigación poblada por pintorescos personajes en la jungla de cemento de Los Ángeles. Ha redactado una novela, con características pulp que en nada deshonra, de vigilantes.
Los vigilantes son tema incómodo hoy día. O lo percibo. Lo último que recuerdo fue la de PUNISHER WAR ZONE. El oropel supersónico de los superhéroes está reemplazándoles (en verdad, sí, ajá, son visión más cromática del vigilante). Porque la Humanidad necesita ese reposo del día-a-día caótico lleno de miedo que ha supuesto la crisis económica global y su persistente inestabilidad. Los enmascarados dan ese asueto.
Que en el cine ha tenido esta más que
digna representación
Un vigilante es un sujeto más/menos desequilibrado que nos retrae a los momentos más avinagrados de la actualidad. Al vecino yonqui. Al que vende drogas. Al despreciable sádico de las noticias. El terrorismo internacional islámico (dejémonos de zarandajas: lo es. Los católicos no estrellan aviones en los rascacielos) es una amenaza que exige un esfuerzo común (léase: THE AVENGERS, más/menos compuestos por una coalición de elite internacional) y que Propaganda sin cesar pregona. Posee vistosidad la gesta. ¡Alabanza! al empeño grupal. Se ve mal al tirador solitario neurótico (en esta categoría entras tú, BATMAN) porque… los terros actuales son… tiradores solitarios neurotizados por la asimilación enferma de un credo que permite la malinterpretación.
Pero aquí está nuestro hombre, escribiendo sobre un sujeto de tal traza, siendo además publicado. Y nos deleita con una fuerte composición de crímenes, vileza y bajeza humana que no dejará indiferente. Garantizado.

miércoles, 12 de julio de 2017

ROAD TO SOGUETTO — ENTREGA 5

Quinta entrega. Muchas cosas que resolver dentro de un
espacio claustrofóbico acentuado por la salvaje persecución
—No permitiré que el fantasma de esa cría joda nuestra vida. Ni ahora. ¡Ni nunca! —rechaza Dama de Picas vehemente. Al fondo: diviso un cruce. Van desfilando, a diestro y siniestro, los ranchos acobardados por la noche, la inmensidad del territorio, los ruidos de guerra que llegan desde nuestra propiedad—. ¿Me oyes? ¡No lo consentiré!
»Aquello DEBÍA hacerse. ¿Me gustó? ¡NO! —desacelera conforme se acerca al cruce. El vaho luminoso de los faros: muestran dentadas sombras afincadas en los arcenes. Huesos de perros atropellados—. Pero DEBÍA hacerse. Era una forma formidable de dar tal golpe al PragmaSoc que la gente ¡despertaría! de una vez por toda, ¡mandándolos a sus tumbas a patadas!
—Sacrificamos a una muchacha inocente en una ordalía de dolor interminable para nada —y pronuncio su nombre real, pues sé que eso la dolerá. La despertará. Cópiate cómo reacciona. Hasta Bujías parece sufrir el azote—. ¡Por el amor de Dios, vivimos en un orden político que tiene edificios llamados “Pabellón Once” donde aplican en cadena, de manera industrial, la eutanasia! Están bajando tanto el puto Protocolo que, a cualquiera que pillen tosiendo en la calle, ¡le enchufan la inyección letal!
Os hablaré un poquito de nuestros protagonistas. Llevan
casi toda la vida tratando con personajes
como este traficante de armas. Vaya educación, ¿eh?
»¿Crees que difundir esa pátina de un vídeo de una chica asesinada de aquella atroz forma por Capitostes de segunda del Partido iba a causar rebelión? ¡Santo Cristo! ¿Has olvidado dónde nací? ¡En las Barricadas, esa cosa que ha implosionado formando lo que ahora llaman “Soguetto”! Las Barricadas ¿qué eran, sino apartaderos para personas con una “genética inadecuada”, donde esperábamos la muerte, fuese durante una redada, o por las luchas tribalpunk entre los Neoskinceltas, los Neorrojos o los Últimos Cowboys…, bueno, los Desperados…, o por simple desasistencia médica?
»¿Y eso querías cambiar con un vídeo? Bendita Bianca Beauchamp, ¡estás más desesperada de lo que pensaba! Tú y la “santa cruzada”. ¡Todo acabado! ¡Hace mucho!
—¿Has terminado ya? —su voz templada. Fría. Consigue: inducirme un escalofrío. Está frenando. Para decidir la dirección adecuada a tomar en el cruce—. ¿Acabaste?
—Creo que sí.
—Luego, cuando salgamos de ésta, resolveremos esto. ¡Definitivamente! Pero ahora —y me llama por mi nombre— ¡no me jodas presionándome más, ¿me oyes?! No me jodas.
—Luego, Gabriel, luego, por favor —interviene conciliador Bujías. Mirándome. Implorando, adivino en la penumbra.
—10/4.

Para quienes hayáis leído SOGUETTO, ésto es el famoso
AK 74 modificado estándar de las bandas tribalpunk
Cruce. Frenada. Polvareda envolvente. Vago relente de claridad al Este. Parece anticipar el alba. El motor del Relámpago Rojo: al ralentí. Tictaquea redondo. Ajustado. Dama de Picas mira a derecha. Izquierda. Al frente, un sembrado interminable, mustio todo. En el alto cielo se atisba la silueta de un Trueno Azul segando con sus aspas todos los vientos. Norte: Canadá. Sur: Australia, interpreto su indecisión.

El polvo que se asienta tras amortajar el Relámpago Rojo: me recuerda el día que cremamos a Crepúsculo. Céfiros coléricos hicieron de las suyas, pretendiendo arrancar de su carne quemada partículas que no eran aún ceniza. Los adultos se encargaron de amortajarla. No podía verlo. Todas mis pesadillas versan de cómo la dejaron a golpes.

¡Me abrasaba la culpabilidad pues permití que la mataran con mi inacción! Pude intervenir. Impedirlo. Pero me encerré en mi Rancho San Brandan, a mirar. Nada más.

domingo, 9 de julio de 2017

THE WARRIORS – LOS AMOS DE LA NOCHE — ¿Y DE SU FUTURO?

Afiche. Parece, no obstante,glorificar la
violencia de los estratos deprimidos de
la Sociedad
Película de WALTER HILL que se encuadra en lo que definen como “viaje del héroe”, o sea: emprender un desplazamiento (de la Tierra a Barsoom, o cualquier exótico paraje que DOC SAVAGE hallaba) durante el cual el protagonista no sólo pisa nuevas tierras, sino también senderos internos donde su carácter, se espera, evoluciona.

Nueva concepción de sí arraiga en su mente, mientras parte a sablazos incontable cantidad de Terribles Trasgos o siniestros caballeros oscuros. Se unen dos grandes clásicos de la narración, el de la venganza aparte: el argumento per se (el viaje) y el héroe, que debe servirnos de ejemplo moral, conducta, elemento de superación de nuestras trabas cotidianas y problemas anejos.

Si él pudo, lo conseguiré yo, pretenden adoctrinarnos. Pero sucede que: el héroe suele ser un poderoso individualista (algo mal visto hoy día) destinado a destacar de todas-todas. Y la Sociedad la compone una cada vez más nutrida cantidad de mediocres y gente que comprende que mejor eres invisible, porque la masa de mediocres piensa brearte de lo lindo como despuntes. Las envidias personales o laborales, la insidia de los rumores, sutiles ODIOS, todo eso, empiezan a trabajar contra el que destaca.

Eso: pasa inadvertido. Aunque poseas la capacidad de levantarte un poco por encima de la media. La admiración que dicen sentir por personas así: es efímera. Traicionera.

Este tío en plan mesiánico pretendía crear un poderoso
submundo de bandas que derrocase al Gobierno y lo demás
Pero lo que interesa: esta cinta. Hill rueda, basado en una novela que se supone rompedora en su momento, un arduo viaje por lo caótico de Nueva York. Muestra una visión desencantada de la Ciudad Que Nunca Duerme. Está plagada de tribus urbanas que han meado por las distintas esquinas de lo que estiman su territorio y las fuerzas del orden parecen incapaces de eliminarlas.

Enseña asimismo una urbe sucia, desatendida, violenta, decadente, con servicios sociales deficientes mientras las estampas habituales de los poderosos skylines siguen tapando la mugre del entorno. Las bandas descritas en el filme, pintorescos personajes a un paso de las viñetas, víctimas de un exacerbado Complejo de Peter Pan, parecen ser realmente no sólo amos de la noche, sino de todo momento del día.

Pero este menda  y sus macarras tienen otro plan
Una amilanada población contempla el auge de este poderío tribalpunk hasta el punto de evitar enfrentarse a quienes no tienen escrúpulos de acuchillarte porque la cárcel supone hasta distinción honorífica para ellos y el resto de la banda. Un fulano, en plan el DUQUE de Nueva York de 1997… RESCATE EN NUEVA YORK (hay ciertos paralelos entre ambas producciones), pretende aglutinar/liderar a todos esos salvajes encauzando de forma “productiva” la fuerza que desperdician combatiéndose entre sí. Mas lo matan, imputan su asesinato a Los Warriors, quienes se las ven y desean por la jungla pétrea neoyorkina para regresar a su territorio, donde, a salvo ya… son los amos.

THE WARRIORS en su territorio. Ahora que lo pienso,
este filme fue borrador para otro de HILL sobre bandas:
CALLES DE FUEGO. Le pone el tema, al cineasta
Me pregunto: un plantel de juventud aseguran compone la banda. Dentro de una Sociedad que, pese a todo, insta a progresar, sentar cabeza, tener hijos, hipoteca y monovolumen… ¿qué va a ser de Los Warriors cuando maduren? Por ahora presumen de chupa de cuero y de dar hostias. Mas ¿mañana? ¿Qué serán?

¿Despojos carcelarios que lamentan sus oportunidades derrochadas? ¿Carcamales comido por las nuevas generaciones, más agresivas? ¿Qué anima a estos tíos, en el fondo? Los Warriors son unos fracasados muertos de miedo con la idea del futuro. Pelean duro hoy (y por muy poco, o nada) para… ¿qué? ¿Qué legarán? ¿Qué les sustentará cuando tengan cuarenta? ¿Un conjunto de anécdotas? ¿O un trabajo mísero, que acabará deprimiéndoles aún más? Eso valoro de esta película, ese desperdicio de vida y recursos, no su atrezzo salvaje tribalpunk tan llamativo para la crítica de su época.