viernes, 25 de mayo de 2018

HAN SOLO (SORPRESA NO LA HAYAN TITULADO “HANNA SOLO”) — Y OTRAS CONSIDERACIONES GENÉRICAS SOBRE STAR WARS

Afiche; extrañamente setentero. Bueno,
con
ROGUE ONE acertaron. Confiemos
que la Fuerza también acompañe a ésta

Si juzgo la película por el tráiler visto, pienso que para recrear los orígenes del cósmico sinvergüenza que robó el corazón de una “princesa del pueblo” con brumosos sesgos populistas, están reciclando metraje descartado de GUARDIANES DE LA GALAXIA.

Sí, ajá, ¡tal afirmo! PETER JASON QUILL, alias STAR-LORD (el actual, no aquél que, en sus principios, era mezcla de FLASH GORDON y JOHN CARTER), es un ladrón espacial independizado de su logia que hace algunos trapicheos acá/allá confiando enriquecerse para vivir del cuento. Por referencias conocidas, el corelliano de los amores de LEIA ORGANA subsistía de eso, además del contrabando, y quizás de algún asesinato ocasional que mejor eludimos mencionar en las películas para evitar enfangarle en exceso. Esto es para Todos los públicos. No queremos brigadas de jóvenes delincuentes imitando a Solo por nuestra AMERICAN GRAFFITI, hey hey.

Seguramente, la cinta mostrará cómo se avecinó de CHEWACCA y se la jugó a LANDO CALRISSIAN (¡que resulta es homoX! —Imposible—) para obtener esa joya de la velocidad que es el Halcón Milenario. Habrá un sinfín de aventuras más/menos urdidas, que concluirán en la tasca subterránea de Mos Eisley.

Entrando, a continuación, como EL CID, en la leyenda urbana de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS. Aunque, tras ver cómo lo matan, es triste fin para un héroe a regañadientes que las pasó putas dentro de la carbonita y ayudó a terminar con un tenebroso Imperio. Cosas que cambian a uno. No hay respeto en la muerte de Han. JJ ABRAMS y Cía. lo han despachado como a una molesta polilla: de un papirotazo. Indignante.

Porque, lo que están siendo los Episodios
lineales, como mínimo cosechan polémica
y desatinos
Abrams & Cía., sin apenas imaginación, cuanto están haciendo es refrescar los conceptos acuñados en el enésimo borrador que sobre Star Wars tenía escrito GEORGE LUCAS y trasladó al 35.mm. Pero, por mor de una caprichosa moda, mefítica, “actualizándolos” en clave feminista, con presencia de minorías raciales a tutiplén y diversas orientaciones sexuales. Cuanto sea de ese tenor, sacrificando no sólo la historia (lo importante), o las actuaciones, sino una franquicia billonaria que ha encandilado durante cuatro décadas a millones de espectadores. Procediendo así, confirman que Hollywood quebró en ideas.

Eluden darles trasfondo a los personajes clásicos que sacan. A Leia y Han, dos egoístas incapaces de ofrendar sus carreras, o lo suficiente, para salvar su relación y al inestable hijo, EL DE LA CARETA. Leia, la feminista fracasada, supongo se vuelca en una inútil carrera política senatorial que ¿impide la formación de un aborto del Imperio hinchado y egocéntrico con demasiados paralelismos nazis? No. Pierde al hijo. Su esposo. Su carrera. Termina en una cueva, cuan bandolero del Sacromonte, liderando, ¡OTRA VEZ!, una sección de la Rebelión embutida en feo traje de faena. ¡Vaya mierda de victoria! Qué porquería de Nueva República Galáctica. Incapaz de resistir al totalitarismo.

Y Han… ¡el trapero del Cosmos! Un tirado sin sentido del decoro y el amor propio. Sin gracia alguna. Seguido por el gigantón hirsuto que, a este paso, ¡va a resultar su auténtico amor! Otro egoísta, que prefería esta criminalidad estelar barriobajera a afrontar la madurez que traía derrotar al Imperio. Ya tocaba, Han. Todos debemos crecer.

¡Acelera, pelucas! A ver si así disimulamos que copiamos
a los GUARDIANES DE LA GALAXIA en plan apócrifo
(al loro, que tiene toda la pinta)
Sobre LUKE SKYWALKER… no comparto la opinión que esta semana aparece en Sitio. Hemos debatido amistosamente la cuestión. Sostengo que es trasunto de ARTURO PENDRAGÓN. Recibe la Excalibur láser de su padre de manos del MERLIN Jedi y sólo le queda encontrar la épica muerte en Salisbury cuando mate al MORDRED de la saga: EL DE LA CARETA. Nadie le busca para pedirle se sacrifique por la Galaxia en bien del populux. Para su desgracia, nació para ser reliquia viviente, el Jedi que Fue y Será, cosa que veremos cuando Abrams & Cía. dejen la franquicia en manos de personas menos interesadas en realzar STAR TREK a costa de Star Wars.

viernes, 18 de mayo de 2018

CHAPPiE — ROBOCOP RELOADED

Afiche. El experimento que adquiere
plena consciencia de sí y supera al
creador. ¿Nos pasa esto con Dios?

NEIL BLOMKAMP parece obsesionado con la conciencia, aparte de imprimir un aire contumaz, pero bien llevado, de historieta manga a sus películas. En DISTRITO 9 recrea sui generis Thypares/El Patio de los Desperdicios, que luego amplía en ELYSIUM. Aquí incorpora un toque de APPLESEED al protagonista, quien desde la chatarra (otra referencia a ALITA), se abre azaroso paso hasta la consciencia, las emociones, el libre albedrío, la divina capacidad del perdón.

En sus cintas anteriores sucede algo similar; desde el funcionario atontado pero víctima propiciatoria de las oscuras maquinaciones de la Corporación para la cual trabaja, cuya metamorfosis (más amena que la de KAFKA) le eleva sobre distintos prejuicios o ideas preconcebidas, pasando por el exconvicto transformado en potente cyborg con los días contados (un plazo similar al de Chappie) que se sacrifica por la Humanidad, hasta Chappie, cuyo creador invirtió horas sin fin-sin fin para generar el algoritmo que le hace una nueva forma de vida en un planeta quizás mal dispuesto a aceptar más inquilinos.

Obviando estas consideraciones, debo empero imputarle mínima-nimia originalidad al planteamiento de Chappie. Soslayaré repasar la insistencia de la ciencia ficción en dotar de alma al androide (acaso el primer ejemplo, el MONSTRUO DE FRANKENSTEIN), intento de emular a Dios, consiguiendo además dar un punto de vista insólito del ancho mundo que se nos hurta por estar demasiado encima del objetivo, como dirían a RICK DECKARD en ¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ELÉCTRICAS? (Y los replicantes son otro paradigma de los artificiales que persiguen conciencia y ánima.)

Creador y creado enfrentados; uno sólo tiene preguntas; el
otro carece de respuestas. Los dos tantean a oscuras la vida
Iré a la materia. Directo. Blomkamp, afirme lo que quiera, esta vez se ha tirado al palo. Para nosotros, sin embargo, favorablemente. Porque se ha limitado a copiar la estructura de RoboCop (la buena, la de VERHOEVEN) adaptándola a Johannesburgo, un Soguetto de violencia tribalpunk donde irrumpe no un guerrero cibernético con tejido humano empotrado en el resistente titanio, sino una brigada entera de ágiles máquinas policiales que combaten resueltos/sin sentimientos al encrespado crimen.

Con el severo castigo que nuestro protagonista artificial recibe Blomkamp casi intenta despistarnos (también las pasó putas ALEX MURPHY). De que no es “su” RoboCop. “Lo” parece. Sucede que, listo al desguace, el inventivo creador lo somete a una prueba de inteligencia artificial total. El resultado es exitoso. A modo, este Murphy… recuerda.

Claro, que a estos megatatuados tanta filosofía se la trae
floja.  Las complicaciones del día-a-día prima sobre todo
Tras ese “acto de generosidad” no obstante se oculta un extraño egoísmo, aun desprecio. Pues Chappie, dañado, durará unos días. El creador, pues, estaba ensayando con una máquina que adquiere una noción absoluta de sí y su entorno consciente de que, agotada la batería, terminaría el experimento. Y ahora ¿qué? Chappie no sólo debe lidiar con los delincuentes que le educan en la rudeza de la vida, ¡encima su existencia, que desea vivir con plenitud, acabará porque su creador no le vio individuo, sino test clínico de ensayo! Desechable. (No sé si Dios actúa así con nosotros también… —Otra idea lanzada en la cinta, pero poco desarrollada, sutil—.)

Lo de un ingeniero competidor con un .02 del ED 209, envidioso del éxito del más joven creador, a quien destinan atención y fondos abundantes, evidencia sin tapujos que Blomkamp “recarga” la trama de RoboCop. No sé si por “homenajear”, por si consideró que merecía recuperarse/recontarse aquello de la toma de conciencia/resurrección de Murphy dentro del sistema computarizado, por falta de originalidad…, lo que sea. Pero el resultado, eliminado el cinismo sociopolítico/publicitario sangrante que imprimió a su cinta Verhoeven, es un… remake… afortunado de RoboCop.

¡Hola, ED 209! Parece irte mejor aquí que con la OCP
Y afortunado afirmo pues el remake “oficial” de RoboCop es CRIMINAL. Aunque, pese a todo, me temo que Chappie confirma esta opinión: Hollywood se ha quedado sin ideas. Y, seguro, que las tiene. Mas, por alguna negra razón, no permite salgan.

sábado, 12 de mayo de 2018

NO SOY EL ÚNICO QUE PIENSA QUE LA NUEVA TRILOGÍA DE STAR WARS ES UNA PORQUERÍA — O LA VENGANZA DE GEORGE LUCAS CONTRA SUS DETRACTORES

Encarnado afiche (insinuación de pasión)
que permite decir que GEORGE LUCAS
es una CASANDRA moderna. Harto de
tonterías de
freakies, vendió la saga con la
certeza de que sus "continuadores" la
empeorarían hasta el infinito y más allá

En mis novelas, los personajes suelen referirse a Star Wars como “la Doble Santa Trilogía”. Se niegan a admitir hubiera alguna más. Lo escribí en su momento (RECALIBRADOS) un poco por cachondeo, un poco por darle un contexto sociocultural a un futuro descorazonador donde la distópica Sociedad ha decidido, tras varias tentativas y ensayos, revivir Década 80 por siempre jamás como ejemplo del mejor momento de nuestra Historia… Eso que, al parecer, quieren hacer en READY PLAYER ONE.

[Cómo son las cosas… y el país de publicación. Allí llama la atención, la hacen película. Aquí no pasa de ser una anécdota que escribo cada vez que puedo.]

En su momento, también señalé que quienes ahora tirotean la Trilogía que abarca los Episodios I a III pronto empezarán a ¡aclamarla!, defraudados por la Nueva Trilogía, fijándose en detalles de los que ahora abominan porque, sí, ¡ajá!, señores, es posible: se puede hundir a Star Wars. Pese a su brodignaniana inmensidad.

Pero están haciéndolo. En algún momento, aun oiremos al presuntuoso SHELDON COOPER decir que “quiero ser defraudado por la Nueva Trilogía en el orden que Disney lo ha decidido”, retractándose luego de haber expresado algo parecido de Lucas.

Va mal. La Nueva Trilogía va fatal. Es una ostentosa porquería (¡nunca creí que diría esto de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS!) llena de espectaculares SFX que no pueden solapar interpretaciones apretadas, equívocas, insustanciales, que persiguen contentar una presunta “realidad social” feminista/racial (debe haber X números de negros; X número de homoX; X número de mujeres mandamases —léase: dominatrix—) que sepulte para siempre el machismo falocrático clerical, atlantista y belicista asociado a la vieja pero sólida tradición educadora de JOHN WAYNE/MAD MAX del formidable Héroe Solar heteroX solitario.

Sigan el enlace para saber más
El entorno de $PIELBERG regente ahora de los destinos de Star Wars/LUCASFILMS ha eliminado el entrañable espíritu de camaradería y amistad tan ¡elogiado! en LOS GOONIES y que nos hermanaba con LUKE, LEIA y HAN SOLO por mor de preservar el hálito de lo políticamente correcto (¿quién decide qué es lo políticamente correcto, por cierto?) que prima ahora, por estúpido y vacío que esté. Lo que sea por tal de no tocarle los ovarios a las hembristas y a los perros falderos que las hacen fiestas.

¿Cobarde, Luke? ¡Ciertamente! Tanto en su momento escribí. (Fracasado, más bien.) Star Wars es además la historia interminable del CICLO ARTÚRICO. Luke es ARTURO, y el de la careta, ¡EL DE LA CARETA DE SOLDADOR!, MORDRED. Arturo cayó enfermo hasta que lo revivió el Grial; la tierra recuperó al rey y la prosperidad. Es deber ahora del Rey Herido acabar con Morded, su Reverso Tenebroso, fuente del Mal. Y, en efecto: morir para después, como EL CID, entrar en la leyenda. Urbana o inmortal.

Ya por aquí empezaron a sonar los tiros
del
feminismo solar que nos ataca. La
alimaña fan de
STAR WARS, ¿llega al
extremo de negar la falta de calidad de
estas "secuelas"?
Luke, último Caballero de Jedi instruido, tiene el poder, el conocimiento, la sabiduría, la experiencia, para enfrentarse al díscolo padawan que emula de mala manera al abuelo. Pero deserta. Sin desear saber nada. ¿Puede entenderse mayor incoherencia?
Lo sustituyen una serie de patochadas a gusto de la nueva mediocridad reinante; producen un bibelot cursi profeminista que aplaque a las Furias que desde la prensa o la TV de l@s enterad@s ladran ahora. ¿Resultado? Un fracaso, una confusión, una presión antinatural que está estallando el embudo por donde lo tamizan por todos lados.

ROGUE ONE tuvo la suficiente dignidad como para respetar sus orígenes. Pero ese trekkie resabiado, JJ ABRAMS, se ha jurado por sus difuntos matar a Star Wars ¡y lo está logrando! Disney encima le está proveyendo de los fondos. ¡Loco mundo, éste!

viernes, 4 de mayo de 2018

SOSPECHOSOS — EL REVERSO TENEBROSO DE LA POLICÍA

Portada de una obra que desvela el Reverso
Tenebroso de los Caballeros de Azul. No
son ángeles. Tienen nuestros defectos
Al autor de esta magnífica novela, WILLIAM J. CAUNITZ, ex teniente del Cuerpo de Policía de Nueva York, le sirve la trama de un doble asesinato para exponer, sin tapujos, incluso de manera hirientemente desnuda, los entresijos del (sórdido y corrupto) funcionamiento de la Institución en la cual desempeñó su extensa carrera profesional.

Desarrolla el relato durante los años en que la Policía de Nueva York estaba “señalada” por los escándalos estilo SERPICO. Esa… “reputación”… se mantenía con firmeza pese a la ímproba tarea de sanear el Cuerpo. Era una época de corrupción generalizada, a todo nivel, que es cuanto Caunitz pretende esbozar con trazo, si no grueso, sí firme. Y lo consigue. Vaya que sí.

Emplea, para el sucio trabajo, no a HARRY CALLAHAN, sino a TONY SCANLON, un teniente de policía minusválido, decidido a aclarar ese doble asesinato que, conforme lo va desentramando, más sucio se torna el asunto. Scanlon lo emprende como algo personal, pues uno de los fallecidos, JOE GALLAGER, compañero, movió numerosos hilos para que Scanlon continuase en activo. En una Comisaría adonde iban a parar los sargazos y descartados del Cuerpo, incluso una donde la labor era relativamente cómoda.

WILLIAM J. CAUNITZ, por si les
interesa saber cómo era (ya falleció)
Lo motiva esa deuda. El asesino debe pagarlo. Gallager era un agente influyente, querido, ejemplar, empero cuya máscara de eficacia, amabilidad, habilidad, va cuarteándose más Más MÁS apenas Scanlon inicia la investigación. Las primeras (aunque poco acusadoras) porquerías aparecen en la taquilla de Gallager. Lo siguiente conocido va despeñando su imagen de puridad, cosa que el Cuerpo preferiría ocultar por obvias razones.

Bastante jodida está la cosa como para que un condecorado policía aparezca en la mordaz prensa como un degenerado, cualquiera de los que su trabajo le exigiría detener. Scanlon descubre hasta dónde el Reverso Tenebroso del santo Joe llegaba. Se lucraba con el porno, las drogas, extorsionaba, empleaba su placa para obtener ciertos privilegios…

Tenía agarradas las pelotas de más de uno, motivo de su influyente popularidad. Scanlon, según despliega intimidades de su vida y dibuja la de los que se cruzan en ella, se ve en la tesitura de mantener la fachada de pulcra probidad de Gallager o cumplir con su cometido. Esto último tiene riesgo. Los Jefes podrían tanto utilizar esa información para torpedear a sus rivales como hundir a Scanlon. Y la imagen del Cuerpo… comprometida…

Esa posible intención parece motivar a Caunitz: desmitificar. La Policía la componen individuos llenos de debilidades y virtudes. Se ha planteado una imagen de integridad y sólida profesionalidad de los agentes que la integran. A ellos acudimos cuando ciertos problemas nos rebasan. Y seguimos teniendo una semblanza respetuosa del conjunto. La última defensa contra el crimen.

Otra de sus novelas; la producción de
Caunitz es bastante extensa; parece
versar sobre lo mismo que la reseñada
Pero… ¿es su estampa de rectitud y responsabilidad tan refulgente, exacta y poderosa como parece? En ocasiones la prensa orea el escándalo de unos agentes implicados en cosas. Este suceso, ¿debe hacernos entonces recelar del resto? ¿Todos son iguales, o son excepción? ¿El fallo radica en nosotros, que en el fondo nos dejamos obnubilar por la Propaganda que el Ministerio del Interior (o su equivalente según el país) ha diseñado? Reciben una instrucción. Creemos poseen una moral elevada, el deseo de ayudar. Les estimamos incapaces de pecar. Mas delinquen. ¿Qué juicio ahora merecen? Caunitz no tiene la respuesta, tampoco. Se limita a exponer los hechos. Nosotros decidimos.


La mayoría no puede ser policía. Se supone poseen una actitud no presente en todos. Así que imaginad el desconcierto, la decepción, aun la repulsa, cuando un agente es culpable de actos criminales que debería reprimir. Es una profesión dura, difícil. Que comporta elevados riesgos. Así que, cuando denuncian la terrible suciedad, ¿cómo debemos proceder? Traicionan una confianza. Demuestran ser falibles. ¿Qué castigo corresponde?

viernes, 27 de abril de 2018

GUARDIANES DE LA GALAXIA, VOLUMEN II — POR LA FAMILIA

Alocado afiche policromo que introduce
en un vasto Universo no falto de humor

Aunque lo más llamativo de esta divertida y en algún momento exagerada película sea la potente pirotecnia de los SFX, cosa por otra parte más que obligada dada su cósmica y desmesurada factura, subyace un interesante mensaje entremezclado con todos esos píxeles de colores llamativos que se las apaña para destacar en la mente del espectador.

Problema: es un tema un tanto manido/recurrente que también consigue hacerse olvidar aprisa, so pretexto de que: Ah. Bah. Excusa para que le caiga bien a la sibarita crítica, que consideren tiene algo profundo que contar más allá de la pirotecnia de los SFX y la locura de diálogos tipo SEINFELD. Dándoselas de comprometidos para afirmar que esto es  mucho más que gratificante evasión comercial que nos alivie de este mundo presente que desde los telediarios nos flagela con noticias atroces, escándalos de politicastras con ínfulas de cultas trabucando fechas y nombres e infames corrupciones indiscriminadas.

Ese elemento es la familia. Debido a la naturaleza de la cinta, y conforme al grupo que compone estos Guardianes de la Galaxia (hosca gente desarraigada con fuertes instintos individualistas), es importante remarcar este aspecto. Ciertamente ellos, por sus diferentes orígenes y atmósferas, imposible sean consanguíneos. Pero en cada uno late un intenso deseo ensordecido de constante pertenencia a la unidad que empero procuran disimular, por parecer debilidad, empleando la rudeza cínica habitual de los tipos duros capaces de arrostrar los más grandes/graves peligros o ejércitos sobreviviendo encima.

Bajo esa piel coriácea de engendros capaces de asaltar
el Infierno con un cuchillo mellado, lo que buscan en
realidad es constituir una familia o ser parte de ella
Mueren por ser algo, pertenecer a esa unidad, el parentesco ansiado que surge de saberse solos, no taciturnos individualistas cabezotas o garrulos de Manual, sin más afán que vivir día-a-día, sin embargo envidiando a las personas más prosaicas que conocen fuera del habitual hábitat de violencia por donde trapichean.

La generosa dosis de humor, parodia y autorreferencia está de puta madre magistral. Hace que el resultado sea más grato que las obras wagnerianas que Warner Bros. estrena impregnadas de los más históricos iconos de DC Comics. Si comparas LA LIGA DE LA JUSTICIA con estos Guardianes 2, éstos últimos ganan por mucho (cien millones largos más). Es más amplia, tiene un trepidante sentido del ritmo, los personajes son más agradables, extrañamente… creíbles. Es, incluso, más cromática, según muestran los numerosos planos de irisadas nebulosas que impregnan la película.

¡Hey hey! SNAKE PLISSKEN, quién te ha visto y quién te ve.
De contestatario de distopías a especie de dios estelar
Mas descuella ese afán de querencia. De pertenencia. De ser parte de algo mayor. En la cuestión insisten. Aun los piratas espaciales (al menos, los que manifiestan conciencia y corazón) ansían la oportunidad de estar insertos en algo que brinde calor y generosidad, diferente a la inhóspita cotidianeidad donde laboran.

¿Prueba que demuestra esta apreciación? El final. Los saqueadores estelares honran la pérdida del camarada otrora renegado expresando un sentimiento de amistad que emula la auténtica hermandad de sangre. Todos quieren tener a alguien, si no con quien llegar “a mayores” (románticos, sexuales), sí a quien confesar alguna intimidad estilo: “Empecé esto con mucho entusiasmo, aunque ahora veo que está lleno de mierda, y el sacrificio de llevar una vida más sencilla, mas llena de otro tipo de éxitos, familiares, no ha merecido la pena. Porque ¿qué tengo?”.

Rollo romántico aparte propio de estas historias, y momento
Kodak de Manual, ¿veis como lo que persiguen es una
comunión más que espiritual?
Cicatrices. Batallas. Huidas desesperadas. Cazarrecompensas tras mi sombra acechada constantemente. ¿Valía la pena tanto vacío? No, parece ser la respuesta.

En una era en que la familia está denostada, desvirtuada, donde han permitido señalarla fuente de males sin fin-sin fin (conforme; hay unidades familiares que vaya VAYA sujetos) y (franquista) heteromachismo (hasta que llegó la crisis económica; ¿a quién se recurrió, entonces?), se hace notable reclamen la trascendencia de la familia, sobre todo estos tan dispares sujetos espaciales. El resultado final de todo es buen cine… de familia.

viernes, 20 de abril de 2018

1984 — DONDE GEORGE ORWELL INVENTÓ EL FUTURO (O ESTE PRESENTE)

Una portada de tantas. So pretexto de la
seguridad, se instala la telepantalla en
todo hogar. Vaya casualidad que, de
paso, sirva para vigilar al usuario
...

La distopía por antonomasia nos aclara numerosas situaciones actuales. El término más habitual que emplean de esta novela suele ser el de ‘GRAN HERMANO’, pero hay otros, como el de “doblepensar”, o “crimental”, que merecen nuestra atención. Admito su influencia en mi SOGUETTO. Suelen aparecer esos términos para que el lector avezado los reconozca ipso facto y sepa qué persiguen detallar (ahorrándome trabajo). Mas no es la única obra que los usa. Lo de ‘Gran Hermano’ (no es la mierda esa televisiva, ¿vale?) sirve para resumir una situación de supervisión, o peor, control, de la ciudadanía.

Orwell, contaré a quienes desconozcan su “reveladora” 1984, diseñó un “futuro” donde un omnímodo INGSOC (el Partido Socialista Inglés), instaló en todos los hogares la telepantalla (nuestra TV), la cual tanto transmitía como recibía. Sospechamos que el dispositivo también estaba ubicado en todo rincón del planeta dominado por el IngSoc; pruebas tiene el funcionario WINSTON SMITH, el atribulado contestatario protagonista del relato, cuando en el Cuarto 101 recibe la “disciplina correctora” que el Partido impone a cuantos se desvían de la Correcta Ortodoxia predicada por… el Partido.

Orwell criticaba, duramente, al Comunismo. Lo vio pervertir la idea de que había que construir una Sociedad justa y social, más que socialista, donde todos disfrutasen de libertad y un resguardo estatal, una prosperidad suficiente, para revelarse un monstruo totalitario que imponía duros preceptos y acaparaba los privilegios para disfrute de la mínima-nimia casta dirigente, que se diferenciaba de la Capitalista Plutocrática (valga la redundancia) en que vestían uniforme y se llamaban “camaradas” en vez de “señores”.

GEORGE ORWELL, pseudónimo
de ERIC BLAIR. Entre otras, vino a
España a pegar tiros. Ya bastante
gente los daba aquí, sin su ayuda
Preconizaba (¿o cincelaba?) este presente. ‘Daba’ “directrices” a todos los impresentables que, desde la demagogia populista, gobiernan, o lo pretenden. La idea es intercambiable; el Capitalismo Plutocrático la ha adoptado, con mayor éxito, que la Izquierda. ¿Acaso no es internet la telepantalla? Internet es una herramienta militar “donada” al populux para que, sin necesidad coercitiva, el Plutocratismo espíe nuestros modos/y/costumbres, sepa qué andamos “mirando”, para extorsionarnos si hace falta. Stalin mandaría al KGB a partirle los huesos al personal para sonsacarle, con el riesgo de que, alguna vez, la masa apaleada se sublevase. Para saber qué tramamos sin sentirnos vigilados, el Plutocratismo se ha limitado a darnos conexión a velocidad luz a saldo, redes sociales y celulares.

La siguiente palabra interesante es doblepensar. Es la habilidad de expresar opiniones opuestas, creyendo en sendas opciones con idéntica fuerza y sinceridad. Nuestros políticos (CUALQUIERA) manifiestan un talento innato en doblepensar. Esa destreza es igual de maravillosa entre los tertulianos. La opinión de hoy es distinta a la de mañana y será retomada pasado mañana, sin mostrar contrariedad alguna ni sentirse incoherentes o hipócritas. La guerra es mala. Las guerras justas son convenientes. Pero, ¿no quedamos en que LA GUERRA ES MALA? Una sonrisa cretina y ¡doblepensemos en otra cosa!

Muy atentos al contenido.
Porque es tope orwelliano
Ahora, debo referirme al término crimental. Por alguna extraña alquimia, se apoya al “feminismo” hombrófobo/heterófobo (ha inventado un concepto aberrante: el “heteromachismo”, que persigue condenar tanto al macho —o sea, al hombre— como al heteroX), y desean incorporarlo a las aulas, criadero de futur@s fanátic@s. Instaurando una neolengua ginecentrista que modifique/robotice el pensamiento personal/social. Y condenan, como crimental, el tradicional, pues estima vulnera esa ilógica feminista.

Orwell escribió que las más peligrosas IngSoc eran las mujeres. ¡Vivo presente! Se alienta un fanatismo desbocado que no persigue igualdad, sino superioridad. Aplastar al Hombre. Dominarlo. Anularlo. Una ojeada al ahora, caveat lector, permite corroborar la exactitud de estas afirmaciones. Y ¿sabes qué es lo peor? Esto es irreversible.

Tod@s terminaremos amando al/la Gran Hermano/a. (De Izquierdas, of course.)

viernes, 13 de abril de 2018

BLADE RUNNER 2049 — FALLING ANDROID/EL CORAZÓN DEL ANDROIDE

Afiche de un fracaso. Ésta sí que no pasa a
la posteridad por méritos; no se hace de
culto y gana luego importancia

El espectador debe prepararse para visionar una cinta larga, PRETENCIOSA, lenta, que, pese a estar envuelta en una fuerte inversión económica, como manifiesta el derroche de SFX y los más elaborados escenarios “futuristas”, está apenas inspirada, es poco original. Existe un precedente de su argumento llevado al cine. Y, en comparación, con mucho más éxito e impacto. Todo su artificio no consigue iguale a la primera, ese set abarrotado de extras, aquélla que hoy es MÍTICA, pese a que la Especializada Crítica la masacrase sin piedad en su momento de estreno.

Esa Excelsa Crítica hoy día la tiene ¡ACLAMADA! evocando no sé qué paranoias de recuerdos sobre qué experimentaron la primera vez que la vieron. Estamos casi a comienzos de Década 80. El fárrago de CASABLANCA los tiene a todos adiestrados en qué es lo IN y qué lo OUT. Está explotando la CultuPop que ahora arrasa, engendrando los títulos míticos e iconos del cine que tanto amamos (platónicamente, claro).

¿Qué es este Tenebrismo lluvioso que rodó RIDLEY SCOTT, el de LOS DUELISTAS? Una urbe llena de neones comerciales, coches voladores y tonterías varias de la ciencia ficción (¡Uf! ¡Puf! Donde esté un buen clásico gótico…), aunque esto de los seres diseñados con ingenética y la neosclavitud… la búsqueda de la identidad mediante la longevidad, que permita borrar el fraude de los recuerdos artificiales, ser uno mismo… tiene su aquél.

El nuevo BLADE RUNNER no se enamora de una replicante
vestida años 1950, sino de un "ser rayo" (véase
MODERAN)
u holograma. Otra cosa que no convence
Sin embargo… no, no. Olvídense. Son majaderías “futuristas”, ¿distópicas, es el término? Donde esté un clásico gótico…

Sí. Ajá. En el presente, esas Autoridades Críticas se deshacen en elogios. Cada fotograma encierra un tesoro visual/filosófico que sólo los MUY CULTOS (ellos) comprenden. Batacazo en taquilla, en su momento. Ahora: CLÁSICO indispensable de la videoteca.

Ya en materia: me ha decepcionado esta presunt(uos)a secuela. Calca toda la trama de EL CORAZÓN DEL ÁNGEL. Plantea más enigmas de los que pretende esclarecer, aunque deban servir para sostener a la misma película. Pienso que a los autores del libreto (los del primer Blade Runner) parece sufrieron un ataque de jactancia. Consideraron que enharinar la producción en soporíferos planos casi estáticos, una marea de secundarios sin alma y contradictorios indicios que dicen algo que luego desmienten, procurando construir un recargado suspense, iba a hacer digna a esta “continuación” de LA MÍTICA.

Vale, HARRISON FORD ya ha cumplido; ha hecho por la
CultuPop como casi ningún otro. Pero su pasotismo actual,
de trapero del espacio, como el de este fotograma, es poco
propio de un profesional como él. No le imites, RYAN

Absurdo es, para empezar, que el megamillonario WALLACE, aquél que te deja roque con su tan parsimonioso hablar, fabricante de revolucionarios NEXUS de vida “ilimitada”, sea ciego. ¿No puede implantarse ojos Nexus, más fuertes e inteligentes que los de los ingenéticos que los crearon? No. Ahí está el plutócrata, tanteando con su ciberimplante la oscuridad, procurando ver algo mientras perora metafísicas abstractas.

RYAN GOSLING parece seguir en su papel de DRIVE. El hombre sin duda le echa lo que debe a su interpretación, ¡pero es un tío refractario; cómo le cuesta expresar emociones! Y, claro, falta el Malo. Ese ROY BATTY medio gurú, medio filósofo superpoderoso, que ofrezca dilemas a RICK DECKARD sobre la vida, la muerte, quién merece o no vivir.

Está la ninja esa que por programación sirve leal a Wallace. Pero carece del carisma de Batty. Las escenas fuera de Los Ángeles remiten a JUDGE DREDD. Un buen intento de mostrarnos más de un ancho mundo descorazonado, aunque también se desaprovecha.

De colofón, esta imagen de la "precuela"; para que no la
olvidemos ni menos aún sus conspicuos méritos
¿Qué rebosa este Blade Runner 2049? Tedio. A mansalva. Aburrimiento. A espuertas. Me desconcertó FURY ROAD, ya admití. Aunque de todos estos remakes, "secuelas" y "Episodios" (cuyo heraldo de pésima calidad general fue la horripilante "recreación" de ROBOCOP, el MICHELÍN atlético) que están estrenándonos, es la mejor. Muy mucho.

Menuda decepción. Para esto, dejadlo todo como estaba. Olvidad esta “secuela”.

viernes, 6 de abril de 2018

READY PLAYER ONE — COMENTARIO SIN AVANCES (O SPOILERS, COMO DICEN LOS MODERNOS)

Cubierta de la novela. Referente a los
tiempos de
LOS INMORTALES, los
videoclips, CORRUPCIÓN EN MIAMI

Pese a tenérmelo muy recomendado (y confío en la fuente), aún no lo he leído. Aun así, realizo esta digresión sobre una distopía que dirige en su versión para la pantalla de plata $TEVEN $PIELBERG, el REY MIDA$ de Hollywood. Más: por lo referido sobre el libro, hasta era ineludible lo hiciese, pues gran parte de la CultuPop referencial presente en esa realidad artificial a la que huye la Humanidad afligida por las carencias propias del momento que viven para obtener cierto consuelo, es obra suya. Directa o indirectamente.

Me veo, empero, obligado a hacer una (ODIOSA) comparación con mi SOGUETTO, distopía (bien explicado lo tengo) protagonizada por un adolescente suicida que, empero, demora matarse pues sostiene compromisos morales que estima ineludibles, quedando por tanto ligado a su brutal cotidianeidad.

GABRIEL T no tiene una realidad “paralela” computarizada a la cual evadirse cuando las cosas se le ponen chungísimas. Debe apechugar con lo que sea. Por bestial que sea. No tiene un oasis pixelado donde vive “otra realidad”, siendo un personaje de rol, porque su enemigo puede atraparle sin previo aviso. Le obliga a estar de guardia permanente. Eso pasa factura. Al organismo. A su concepto de la vida, la realidad, sus relaciones.

No obstante, tanto mi protagonista como el de Ready Player One comparten la misma “pasión”: Década 80. La de la Mítica Movida. La que ‘crece’ año-tras-año hasta hacerse inmarcesible acontecimiento fantabuloso, si no del siglo XX, de todas las eras acaecidas.

Afiche del filme. Tiene toda la pinta de
ser un DREW STRUZAN. Como debe
ser; ¿acaso no magnificó desde sus
carteles también Década 80?
Los lectores de Soguetto (y de Ready Player One, por la información que poseo) habrán descubierto qué infinidad de referencias a Década 80 pueblan el libro. La música casi toda pertenece a ‘entonces’. Gabriel “se compara” con personajes como MAD MAX (la espectacular cabalgada a bordo del Panzer Kunts la hace sentando en el asiento de un Ford Falcon). Mitómano, no es; qué va. (La mitomanía es tema que me gusta abordar.)

¿Qué tiene Década 80 para que sufra tal glorificación? La viví. Como muchos de mis lectores, seguro. Y, eso: veo a cada año hacerla más grandiosa. Pese a detractores que la estiman hortera. Pero si la escudriñas con atención, la comparas con las décadas después sucedidas (para mí, bastante estériles. Computadoras y celulares aparte, poco han dado bueno), aprecias que era más auténtica que todo lo presente, refrito de ese ayer.

Eclosionaron hitos/mitos como RAMBO, INDY JONES, TERMINATOR, ROBOCOP; tuvimos el REGRESO AL FUTURO, los GOONIES, una PRINCESA PROMETIDA, STAR WARS… Y esto, ¡a vuelapluma! Como empecemos con la música, ¡no acabamos! Porque esos mitos/hitos del ayer siguen presentes. Hoy te fabrican un triunfito de las pelotas, berrea algo que pondría histérico al irreverente FORD FAIRLANE, ¡y ya pasó! Pero PAUL MCCARTNEY sigue activo. ¿Lo entendéis? No es sólo nostalgia. Hay algo… sólido.

Bueno, aunque parezca inmodesto. Pero
también esta novela contiene fuerte eco
de "aquellos tiempos". Obligado citarla
Magia difícil de repetir. Ilusión. Maravilla por el porvenir. Y piensa en el cine actual… ¿no refresca/se remite a los iconos citados? Perviven de un modo u otro a través de remakes más/menos afortunados. Lo más espectacular que gozamos ahora es el cine de superhéroes…, secuela inevitable de cuanto gigantesco incubó Década 80.

Inmortales Década 80 Forever. Eso oye Gabriel. Y, en su fosco presente, cuando hace contrastes, seguro que más comprende cuánto se ha perdido. ¡Aquello era CultuPop! No esto, que diría THULSA DOOM. Década 80, valorado el hoy, parece haberse convertido en nuestro necesario refugio virtual por anhelo de tiempos más simples y mejores. Niñez.

[Envidiosa nota final: si Soguetto hubiera aparecido en EE.UU., fijo que ahora estaría anunciando que negociaba la cesión de derechos porque NEIL BLOMKAMP, o alguien similar, pretendía adaptarla al cine… ¡Cuántas oportunidades perdemos por carecer de ese olfato comercial en Europa!]

jueves, 29 de marzo de 2018

RESUCITADO — POR MOR DE LAS LITÚRGICAS FECHAS


Afiche. Creo que es coproducción, creo
que la han filmado en España. Bastante
digna, pese a todo
Sin llegar a las poderosas cimas que supone LA PASIÓN según san MEL GIBSON, esta película de KEVIN REYNOLDS se defiende; incluso estimula sospechar que pretende ser una versión DISNEY del impactante documento gráfico del regidor australiano; como para aliviar tensiones, sin llegar a lo sangriento del citado controvertido film.

Esboza la investigación policíaca con un contexto pseudohistórico-quasirreligioso. O sea: lo que también se estila en la llamada “novela histórica”, que, cuando no tergiversa hechos o pone frases jamás pronunciadas por los personajes que reflejan sus páginas, los protagonistas se embozan de SHERLOCK HOLMES instándose a huronear, con o sin su DR. WATSON acompañándole, tramoyas que podían, o no, desembocar en magnicidios o el hallazgo de un extraño libro considerado maldito por la Iglesia sólo por poder hacer reír tanto al vulgo como al clero como a las más altas autoridades medievales.

Ésta va de un tribuno (un intento, pienso, de lavarle la cara —tarea imposible, por su nefanda calidad— a LA TÚNICA SAGRADA) encargado por PONCIO PILATO de averiguar cuánta leyenda urbana hay detrás de la presunta figura mesiánica de JESÚS y el nada desdeñable hecho de su resurrección. Obviamente se trata de una maniobra de sus acólitos para levantar una fe antisistema (antiSanedrín, en este caso) en una tierra levantisca como la Judea de la era romana. Sobran los motines independentistas.

El ajado tribuno (muy lejos del jactancioso MESSALA de BEN-HUR) termina empero descubriendo que, de patraña, nada. Todo es cierto. Por supuesto, como SAULO, se convierte a la fe, abandonando las maquinaciones del imperio del Tíber para predicar la buena nueva a quienes quieran oírla, asumirla, compartirla.

Este hombre, harto de bregar con los zelotes, acaba
deslumbrado por unos acontecimientos que desafían toda
la lógica politeísta (y humana) que tiene asumida
Como buen documento agnóstico, que no discute la existencia de Dios (cosa muy complicada), pero sí vigila con atención lo que los curas predican, procurando de paso cuestionarles, plantea interesantes preguntas alrededor de unos hechos y una figura polémica que, por conveniencia, modernos sanedrines han maleado para ajustarlo a sus intere$e$ y así granjearse un poder plagado de privilegios, cosa que comparte con las clases acomodadas y políticas.

Interesa verla, aunque no te sumerja en la fe. Por lo menos, pese a sus defectos históricos, entretiene. Bastante. (Y hasta aquí, que, liturgias aparte, estamos de vacaciones.)

viernes, 23 de marzo de 2018

THE KILLER — EXACERBACIÓN DE LA VIOLENCIA

Rompiendo moldes y el hielo; acercando a
Occidente un modo desmesurado de entender
la acción desde Oriente. Un acabado más
refinado de esta moda podemos encontrarlo
en
THE LAST MAN STANDING

Me produjo dos efectos esta película la primera vez que la vi. Uno: tanto desbocado tiroteo me puso dolor de cabeza. Dos (un poco más vergonzante): ¡no podía diferenciar al ‘bueno’ del ‘malo’! ¡Ambos me parecían iguales! O sea: chinos.

A riesgo de errar, creo JOHN WOO desembarcó en nuestras viejas costas de Occidente con esta cinta rebosante de acción protagonizada por su actor fetiche, CHOW YUN-FAT, quien al parecer ha tenido desigual suerte en Hollywood. Talento posee el hombre. Estuvo en peligro de quedar encasquillado como infalible pistolero prodigio. Intentó remediarlo diversificándose en la comedia o el drama, hasta el pirateo, pero...

La llegada de Woo y sus filmes de tiroteos inagotables sucede en un “momento crítico” para Occidente; se abren paso QUENTIN TARANTINO y ROBERT RODRIGUEZ en las pantallas de plata. Traen aires, si no nuevos, sí provocadores al espectáculo. Occidente siente renovada fascinación por el manga y el Lejano Oriente; recuerda/recupera las películas de BRUCE LEE y similares. FU-MANCHÚ sigue siendo, empero, cómico estereotipo difuso. En Asia, JACKIE CHAN aparte, tienen cosas interesantes que ofrecernos. Y con su cine pretenden tendernos otro lazo con el cual estrangularnos, ahogando nuestra economía, más que para anudar fértiles relaciones culturales. China se perfila el titán del siglo XXI, la nueva Norteamérica. Trágico va a sernos, en serio.

Esta pobre chica ciega acabará por arruinar la reputación
implacable del sicario protagonista, volviéndolo noble
Mas este cine de Hong Kong, de interminables tiroteos, se enmarca en una modalidad conocida como la del “bandido heroico”. Las mafias asiáticas tienen invertido mucho dinero en el negocio (como la Mafia “de aquí”) y tratan de presentarse ante el público como una amalgama de sujetos que oscilan entre el despiadado canalla vil (que acaba pagándolas todas juntas) hasta el respetable bandido desprendido, de buen corazón, que se ennoblece (y, de paso, “al oficio”) cometiendo sacrificios usualmente reservados al cowboy del sombrero blanco y las nobles/castas actitudes. Esos mafiosos así se ven.

Como una suerte de BUMPY JOHNSON o AL CAPONE durante las Pascuas… risueños y generosos, pagando las cenas de Nochebuena de su bolsillo a los pobres… según traman meterte un picahielos por un ojo después de Navidad.

JOHN WOO, con esta postura que se ha vuelto icónica
en el cine de tiros de Occidente, irrumpe a lo grande en
nuestros paladares visuales con este filme
The Killer, adaptación sui generis de la novela REQUIEM POR LOS QUE VAN A MORIR, ejemplifica esa “cosmética” mafiosa. Veámoslo: un sicario, crack de su profesión, durante un encargo hiere a una inocente y esto lo mortifica. Descubre tiene sus remordimientos, y la mala conciencia le corroe de manera dolorosa, implacable. Su réplica es un policía hastiado de las limitaciones de su profesión, asqueado de ver cómo malean la ley para que los malos eludan su castigo. Empieza a tomarse la justicia por su mano. Colisionan ambos, se alían, combaten al Hombre Malo de Verdad de la trama. Un dramático acto final heroico salva al pistolero, interpretado por Yun-Fat, justificando por tanto la leyenda urbana del mafioso asiático de nobles intenciones.

Y, de paso, nos presenta a CHOW YUN-FAT, quien se llevó
una década pegando tiros casi sin descanso. Hollywood
ha sido una experiencia indiferente para este actor
Como otras tantas cosas que hacen en Asia, The Killer copia GRUPO SALVAJE. Pero mientras que el formidable western crepuscular de SAM PECKINPAH trata la violencia de una forma estética, elegante, aunque sin olvidar su terrible impacto, Woo la desmadra. Impregnándola de sadismo, la exacerba para así superar al clásico estadounidense, estimando que el extremo es la mejor solución al planteamiento que tiene in mente. En Peckinpah, la violencia es la pavorosa consecuencia de actos humanos horribles. Para Woo es una reacción emocional con factura de cómic sin más consecuencias, éticas o morales, que encuentra un público.

Pudo impactarnos al principio, sí, ajá. Pero los años han situado “su” cine circense en su correcto lugar, menguándole esas ‘virtudes’ otorgadas por entusiasmados críticos que hoy andarán ¡aclamando! otro bibelot “cultural” ora por capricho, ora porque conviene. O sea: cine feminista.

viernes, 16 de marzo de 2018

BODY BAGS – EL DÍA DEL PADRE — ¿EXALTACIÓN DE LA VIOLENCIA?

Cubierta. Al asalto, temerarios, del
mal y por la venganza

El virtuosismo gráfico de JASON PEARSON, autor hace tiempo de un peculiar post depresivo que sugería un intento de suicidio, ofrece una narración poderosamente visual, bastante bien narrada, con personajes que causan impacto, y donde, sobre todo, impera ese deleite por ver un talento a los lápices más que encomiable: envidiable.

Pearson no se prodiga demasiado; le acusan de lento. Bueno. Mientras su pausado ritmo sirva obras como ésta, wunderbar! Pearson, y es lo que pretendo resaltar del comentario, pertenece a la “nueva hornada” de promesas a las que rebeldes del ayer, los que montaron Image, retando los convencionalismos que frisaban con la esclavitud que las majors perpetuaban, estimularon a continuar su ejemplo.

Entre ellos, señalar al siempre ¡aclamado! JOE MADUREIRA, quien, tras el semifiasco de BATTLE CHASERS, obra que sería su “testamento” para luego dedicarse al más lucrativo/ambicioso mundo de los videojuegos, tuvo que regresar no obstante a las viñetas. Hay más (ED MACGINNES, por ejemplo), que los nuevos lectores (¡algunos ya empiezan a peinar canas!) pueden citar con más precisión que éste, vuestro Scriptor.

Todos esos autores, a la estela de FRANK MILLER o MIKE MIGNOLA, se lanzan a la combativa palestra del TBO creando “estudios” tanto por cariño al cómic como por verle pa$ta gan$a. E idean alucinantes Universos o deplorables Cosmos que copiaban con desacierto algunos títulos punteros de Marvel o DC Comics. Madureira y Pearson hacen por innovar. Ganan un público, nos entretienen con las hazañas que conciben.

Y con PANDA llegó el escándalo. No
sobraban problemas y su adolescencia
grosera y descarada añade algunos más
Las de Body Bags encajan en un más/menos distópico  año “futuro” 2014 (un poco a lo SOGUETTO, ahora reparo), y enfrentan al masivo CLOWNFACE con su neumática hija adolescente, PANDA, según intentan sobrevivir en el peligroso oficio de Body Bag, léase: cazarrecompensas. Les encuadra el argumento secundario del frustrado asesinato de un allegado a la mafia, cómo haberla cagado tiene consecuencias. Letales, a ser posible.

La violencia expuesta no es de tal nivel que justifique alguna “alarmista” reseña que por ahí hay; la HARD BOILED es más cruda. El desprecio por la vida en esa “novela gráfica” es más acusado. En Body Bags no es de esa naturaleza brutal. Está lo del apuñalamiento del feto que Clownface hace en la cuarta página, creo. Empero, cuanto sale es lo habitual de un tebeo de superhéroes cuando tienen un día de adrenalina A TOPE.

Veo exagerado “demonizar” Body Bags clasificándolo de ‘violento’. Es un acertado noir entretenido con sugerentes tintes futuristas que intenta mezclarse con los elementos más característicos y punteros (de entonces) de la indie Dark Horse (hogar de este cómic). Un esfuerzo por destacar según se autodignifica. Es otra obra-monumento al impulso de independencia iniciado por Miller, Mignola o MCFARLANE.

Conflictos. Padre e hija los llevan en la
sangre. No pueden desmerecer su
herencia... ni legado
Y aquí llega la polémica. Cuando valoramos el crear ‘desafiando’ a potentes editoriales casi omnímodas, encontramos el común acuerdo de un palmarés de autores que plantan cara buscando honrar el oficio, su labor, ganar su sueldo sin intermediarios explotadores. Ves UNIÓN. COLABORACIÓN. (El resultado fue más desastroso, al final, para unos que para otros.) Eso en España es IMPENSABLE. La idea de “sindicalizar” a los historietistas patrios (hablo por experiencia) es IMPOSIBLE. Tanto por vehementes ataques de ego como porque la historieta aquí está salvajemente malograda. Desvirtuada. No hay esfuerzo real por hacer lo que estos señores norteamericanos hicieron.

¿Lamentos por la deplorable situación? A mansalva. ¿Simposios que propongan soluciones? Quedan en meras poses estético/dramáticas de historiadores de la historieta temerosos sin embargo de aceptar el compromiso. Perderían el servicio de prensa. Triste. Así que sólo resta seguir gozando de obras maestras como Body Bags… y rezar porque el inmediato futuro traiga una regeneración total positiva. Porque, por ahora…