viernes, 27 de mayo de 2016

EL MINISTERIO DEL GRAN TIEMPO — ENTRAMPADOS CON FRITZ LEIBER

Un carroza como yo añora los libros de
esta colección. Tenían un
glamour, la
impresión de conocer miles de secretos
No he visto esa serie de producción propia que, por otra parte, en su momento me recomendaron. Con leve cautela, pero con la nota final de “puede llegar a sorprender”. Cuanto sé: los avances anticipándote la novedad del próximo episodio. Por ellos sé que es algo así como una agencia especial que evita la creación de ucronías. En cristiano: el cambio de la Historia según la conocemos, ajustándola, imagino, a los intereses de la fuerza que aspira al Cambio.

Resulta pasmosa la existencia de una energía en nuestro mundo que decida que los hechos, alterados, le benefician sobremanera. Eso quiere decir que, de antemano, conocen (he aquí lo peculiar) que una correlación diferente de episodios nacionales les es propicia. ¿Cómo? Brujería cuántica. Alineación alienada de caotrones. Vete a saber.

Lo que destaco del acontecimiento es que, las personas que andan por ahí ¡aclamando! la serie, lo hacen ignorando que, ni de lejos, es propuesta original. Fritz Leiber, con su Guerra del Gran Tiempo, ya describía los entresijos de la eterna batalla entre ARAÑAS y SERPIENTES, impidiendo cada bando que modificara, el otro, la Historia de forma lesiva para sus propósitos.

FRITZ LEIBER, por si los realizadores de la
serie comentada desean conocerle. Era,
además, actor
El país es lo que es y como es, y no me extraña que este hecho, familiar (bueno, casi[i]) para quienes conocemos bastante la ciencia ficción, pase inadvertido para la inmensa mayoría de espectadores. Por partes: es literatura, algo corrosivo en una nación que no lee; es ciencia ficción: cosa de críos, como los tebeos; tercero: ¡veamos fútbol!

Pero me resulta maravilloso que una televisión tan ramplona como la nuestra, y más, la estatal, produzca una serie de un género tan archimaldito como el citado, esa cosa de críos y zumbaos. Y más, una televisión dominada por un partido político cuya ideología, al menos en lo que respecta al ocio cultural, no supera los tendidos taurinos.

Por otra parte, teniendo en cuenta qué despiadada abducción, secuestro, robo, pirateo, apropiación, como quieran ustedes llamarlo, ha hecho la Izquierda de la Cultura[ii] (únicamente suya, como multitud de voceros paniaguados predican en cuanto foro-micrófono le ponen por delante, o convocan), a una Derecha que cree que, por asistir a misa, ya van al Cielo, lo que les queda es el mínimo-nimio marco “cultural” de los toros.

¿Cómo una serie basada en evitar
ucronías puede quedarse sin gas?
¡Abundan ejemplos sobre cómo
seguir en marcha!
¡Empero ahí tienen ustedes, un serial de ciencia ficción en una televisión refractaria al género absolutamente, producido durante un gobierno aún más glacial al respecto! Lo considero lo remarcable en verdad de la situación, más allá de si están, o no, copiando a Leiber, la calidad de la serie en sí, que si está, o no, agotada (por Dios, ¿cómo puede? ¡El género sin cesar muestra ejemplos de que la propuesta se regenera sin parar!), que si merecen vacaciones, etc.

Pero, sí: hastía lo de que la Izquierda es la única dominatrix del fondo cultural. Cansan todos los subvencionados, cantautores, cantamañanas, enarbolando trapos encarnados, voceando: la Cultura es de izquierdas Izquierdas IZQUIERDAS… ¡cuando no pertenece, ideológicamente, a NADIE! Eres tú quien le imprime la etiqueta, mediante qué forma empleas la Cultura. Lo chungo es eso, empero: al ser de Izquierdas, si haces algo que no lo parezca, o pienses distinto, opines lo contrario, pierdes derecho a crear, publicitarte, difundir tu trabajo. Te hacen el vacío. Ignoran. Condenan al ostracismo. Menos mal que vivimos espléndidos tiempos democráticos y todo eso, ¿eh?



[i] Recientemente, en una tertulia con escritores del género, descubrí desconocían a Leiber y su obra (!).
[ii] Al respecto, ya pasé lo mío en TEBEOSFERA (buena escuela, pero muy politizada), donde: A) creen que los tebeos se cultivan en viveros, no son fruto de una intensa labor; B) la Izquierda es dueña absoluta de la creación artística, y nadie más merece poseerla, y menos, de ideologías antagónicas. Triste-triste.

lunes, 23 de mayo de 2016

LOS GUARDIANES DE LA GALAXIA — AVENGERS .02

Afiche de un filme destinado al ocio, sin
otra pretensión... junto a la de ampliar 
la  imagen del 
MARVEL UNIVERSE
Contemplando las espectaculares escenas de los combates aéreos, su sensación de realidad y calidad de imagen, las elaboradas carlingas, y los planos de la capital alienígena, aprecié cuánto debemos a GEORGE LUCAS.

Ciertamente, el fenómeno poliédrico de STAR WARS adeuda su majestad a un conjunto de personas. Un grupo más o menos amplio/implicado, que fue aportando y/o remodelando la idea matriz de Lucas, nacida de un concepto que hibrida western, disciplina samurái y mito artúrico, con ese peculiar misticismo cuya fuerza radica en que la Fuerza no se explica (o no deberían haberlo intentado). Se admite. Es la Fuerza. `nuff said.

Para trasladar la propuesta del papel al 35mm, Lucas construyó un aparato fantabuloso de técnicas que fusionaban la tradicional stop-motion con tecnologías nuevas, algunas desarrolladas ex profeso para concretar el proyecto. Es lo que hoy llamamos ILM. Bien. Descrito esto, cuanto nos maraville de Los Guardianes de la Galaxia procede de esa idea híbrida, y quizás no existiera hoy día, o aun pudiera poseer otro formato. El instinto me induce creer que menos elaborado, o brillante, aún.

Dos de los controvertidos protagonistas. Muy distintos a
los concebidos a finales de los 60, la verdad
Porque de STAR TREK poco podemos esperar, en ese sentido. (El repaso a las primeras películas manifiesta que el decorado imperante recordaba fuertemente su procedencia de teleserie, a juego con las poco convincentes interpretaciones). Nació antes que Star Wars y todo eso, y hasta es un obligado cliché tópico/típico mencionar a MR. SPOCK y cuatro chuminadas habituales más. Empero, la infiltración que ha tenido Star Wars en la CultuPop es inmensamente mayor que la de Star Trek. ¡Con menos material! Pienso que Star Trek no habría motivado, o difícilmente, la calidad de unos Los Guardianes de la Galaxia como éstos.

Porque un extenso equipo de profesionales han crecido con Star Wars, imaginándose, con distinto grado de madurez, ajá, sí, su propio Star Wars. El prurito: Lucas lo hizo; ¿por qué yo no?, ha espoleado a esos profesionales durante años. Y a eso se han puesto. Quizás no tanto a hacer su Star Wars. Pero sí a crear algo digno de la riqueza dimanada de la idea híbrida.

RONAN EL ACUSADOR, otro amargado megalómano. Y
cree tener tanto la fuente de un poder capital como el
aliado que respalde sus pretensiones
Tanto debemos a Lucas, amigos.

Destacado esto, ahora señalo que Los Guardianes de la Galaxia canibaliza la estructura de Avengers. La manipulan lo justo como para intentar confundirte, despistarte, pero todo queda en la intención. Aun el rol de estos “nuevos y mejorados” Guardianes persigue la emulación de caracteres de los héroes más poderosos de la Tierra, y esto me indujo cierta perplejidad. No tanto que fueran trasuntos de LOS VENGADORES, sino la estampa de estos Guardianes.

Este tío, con pinta de RIDDICK, puede con todos, tranquis.
(Por cierto, ¡el hartón de currar que se pega VIN  DIESEL
en esta peli!
)
Quienes crecimos recordándolos de las descabaladas colecciones publicadas por Vértice no podíamos, a primera instancia, encajar estos Guardianes cinematográficos con los del tebeo. Creo que, a grandes rasgos, los nuevos Guardianes (más descarados, baqueteados, pegados a la piel de la cotidianeidad del espectador) son mejores. Las foscas cavilaciones del avinagrado VANCE ASTRO y otras paridas del grupo estragaban; lo deslucían enterito.

Y también estos Guardianes hibridan conceptos, pues STAR LORD, solitario patrullero de los Mundos Exteriores (en los cómics), aquí se suma al abigarrado grupo de desperados (o sea, no héroes inmaculados, como originalmente fueron concebidos) para, a continuación, liderarlos. (También introducen a NOVA, que pretendían fuese el PETER PARKER de los 70. —¡Vaya cacao de licencias, los Guardianes han resultado!—)

Cráneo de un CELESTIAL. Ya están avisando de la llegada
tanto de los CELESTIALES como de GALACTUS, su
ejecutor. Dos cosas: el
Marvel Universe está plagado de
nebulosas; las adaptaciones de sus cómics están mostrando
su vertiente más estelar que las del DCVERSO
Delata que Los Guardianes de la Galaxia “copia” a Avengers el duelo con el siniestro/sentencioso RONAN EL ACUSADOR. En Avengers, TONY STARK retruca a LOKI eso de “en plan los héroes más poderosos de la Tierra”. PETER QUILL informa a Ronan que son los Guardianes de la Galaxia. Establece así un puente con héroes y adversarios que tienen un elemento común: THANOS.

Destacado esto, sólo queda relajarse y disfrutar del viaje estelar y la múltiple faceta de planetas a visitar.

viernes, 20 de mayo de 2016

BIANCA BLAZE — MÁS A COLOR

Pues eso: adquiriendo poderío
No pienso extenderme demasiado, remitiendo todo el peso de esta entrada a la ilustración que encabeza el texto.

Sigue ganando poderío la señorita, ya instalada como una reina feudal en los pagos del ucrosteampunk Sacro Imperio Católico Hispánico de 1805DC, ampliando de paso el número de concurrentes a sus aventuras. Como ondas concéntricas de una piedra lanzada al lienzo líquido de un estanque, avanzamos desde el estrambótico narcisista EMPERADOR CATACUMBA y sus peligrosos aliados, los HERMANOS FORSON, a otros brujos, lamias, nósferos y seres de ultratumba, combinados con robots a vapor y artefactos similares fabricados en las factorías secretas de los NEOPITAGÓRICOS.

Todo, en viñetas. Y de próxima distribución y venta.

martes, 17 de mayo de 2016

PAUL — DUELO DE FREAKIES

Afiche. Paul rompe la monotonía de los
aliens comepersonas o de dedos-linterna
Empiezo destacando similitudes entre esta amable película de ‘ambientación’ británica y TED, la del descarado, drogata y salvaje osito MIMOSÍN, que le da cien mil vueltas al pútrido pestiño de KICK-ASS. Paul, un extraterrestre caído en nuestro desventurado mundo allá por cuando lo de Roswell, escapa de una de esas bases secretas gubernamentales deleite de FOX MULDER para ser recogido, tras aparatoso accidente de tráfico, por dos freakies ingleses que, tras engolfarse en las delicias cosplay del Comic Com y los literatos endiosados que firman libros, emprenden la ruta turística por las vías secundarias pero llenas de encuentros sobrenaturales/extraterrestres del Medio Oeste norteamericano.

La película debe verse sin más complicaciones, como un producto de fino acabado que persigue sobre todo la complacencia de los aficionados al género de la ciencia ficción. La disfrutas más, pues rebosan referencias que impregnan los diálogos de ambos perplejos turistas, por no mencionar su indumentaria ni las querencias, algo aniñadas, por objetos de coleccionismo de elevado coste.

Un cartelito que terminará siendo profético para nuestros
héroes, fascinados con la ambientación OVNI que visitan
Las réplicas baratas acaban costando caro, como ambos descubren, aunque el trance luego deriva de tal modo (pese al peligro en principio sugerido) que les permite salir ilesos, con el susto metido en el cuerpo, eso sí, y con ayuda de Paul.

Se repasan, con acierto, estos mitos surgidos en los últimos cuarenta años, enhebrados con las paranoias tipo J.J. BENÍTEZ sobre extraterrestres que aumentan su misterio, acaso cebadas por los Gobiernos interesados en tener atontado al personal con esas claves enigmáticas mientras ultiman experimentos sociales, tecnológicos y militares que parecerían dignos de despiadados conquistadores alienígenas.

Insólita versión de LOS 4 FANTÁSTICOS, con un peligro al
volante, huyendo de las terribles fuerzas gubernamentales
Criticar malvadamente esos mitos, no me parece. Pese a la procacidad de Paul (inferior, empero, a la de Ted —sigue siendo mi favorito—), toda la cinta busca un desenlace cordial que, a su vez, homenajee a esos filmes que componen su columna vertebral. No hay vivo deseo de machacarlos, algo que quizás hiciera un inspirado aunque demoledor KEVIN SMITH en un día pérfido. Pretenden decir: Hey, todo esto ¡me flipa! Sin embargo, admito que tienen ciertos elementos que pueden avergonzarme.

Pasa cuando, poco antes de toparse con Paul, los dos freakies alucinados con el espíritu ovnitológico del bar donde paran a refrescarse, les abochornan dos rednecks de mala cuna, llamándoles incluso maricones. No les abruma la falsa etiqueta sexual, sino el que, siendo tíos maduritos, se pierden por chiquilladas de adolescentes. Resalta aún más estos complejos la “intromisión” de RUTH, que, pese al reconocimientos de un incierto alarde erótico previo, les obliga a un despertar sexual acelerado que significará romper lazos con ese querido Universo de STAR WARS, FLASH GORDON, STAR TREK y las pueriles fantasías fetichistas de dóminas andróctonas con tres pechos.

Intentando pasar inadvertidos por el paisaje urbano
norteamericano y los ciudadanos de sus pequeñas ciudades
Se hallan, entonces, en una sobrevenida encrucijada; helos ahí: dos adultos loquitos por los muñequitos y las réplicas de espadas, con aparente complejo de PETER PAN, y una mujer (perdida-presa en el férreo misticismo dogmático de su freakieismo religioso) que les exige madurar. Es la llamada de la Naturaleza: el sexo. En sus garras, dejas de pensar en todo lo demás. Eso era una dulce área de confort. Lo que Ruth propone exige prioridades que… Uno de los miembros del dúo ODIA tener que aceptar.

Al fin convienen un acuerdo satisfactorio. Es la pátina de bien intencionado edulcorante que desprende Paul, donde aprecias (y no es un defecto, sino virtud) que, siendo de un molde muy parecido, se aleja de las muy ácidas socarronerías (maduras, a pesar de sus detractores) de Ted. ¿A elegir? Sigo prefiriendo Ted. Es más elaborada, en otro sentido. Paul está igualmente laborada. Pero… en “bueno”. Imagino que cubren el espectro para paladares de distinta exigencia. No te la pierdas. Es bastante recomendable.

domingo, 15 de mayo de 2016

VÍCTIMAS — Y OTRAS HISTORIAS DE LA FRONTERA

Así, tal cual. Que las letras llamen la
atención, provocando interés
En el constante esfuerzo por progresar, anuncio, con reservado placer, la próxima publicación de un nuevo título de mi modesto sello editorial, Marsoon Books, cuya novedad es que será ofrecido al público en formato físico.

Víctimas recopila distintos relatos “de la frontera” que, a mi juicio, reúnen los elementos claves de mi producción; es la inmersión elemental en mi obra. Permitirá, al lector, conocer el origen de algunos personajes sobre los cuales ya ha leído, génesis de situaciones que posteriormente se han desarrollado (o, en algún caso, desbocado) de forma muy distinta a la esperada, y el atisbo a otras Facetas del Prisma Universo (o, reconocido con humildad, mi versión del MULTIVERSO MOORCOCKIANO) que han ampliado los márgenes de esa elaborada construcción imaginaria, y desde donde cultivar nuevas e impactantes historias.

Posee un elemento de aventura esta decisión. Como toda aventura, contiene un riesgo. Hasta ahora, Marsoon Books se ha centrado en la extensa oportunidad de difusión al editar mediante Amazon; la aparición del formato físico es la aventura que menciono. Pero es una inversión, de cierto riesgo, y no mínimo-nimio, que no puedo eludir.

El nuevo logo de la editorial
Tocaba ya, empero, darle esa identidad palpable a Marsoon Books. Por cuestión casi de amor propio. Sigue teniendo el papel un glamour que el pujante formato digital no posee, y no creo jamás llegue a arrebatarle ese prestigio. Las encuestan señalan que, aunque el periodismo “computarizado” permite la inmediatez del conocimiento de los hechos, y su difusión mundial casi instantánea, sin embargo los lectores ven mayor seriedad en la gaceta física. El periódico tradicional posee una secuela de respetabilidad que no logra, repito, dar el formato digital.

Otro motivo
publicitario
Y, siguiendo ese razonamiento, es por lo cual emprendo esta aventura, creo bastante consciente de sus riesgos. Siempre surge un imponderable. Mas confío estar a la altura de la dificultad, que no obstante espero no aparezca.

Pienso haber incitado la curiosidad de mis lectores, especialmente de mis habituales. Sé que la selección de cuentos de este volumen no va a defraudarles. Por ende, una capa de méritos literarios previos me arropa, y a ellos me remito, en todo caso, para avalar la calidad de esas narraciones.

Y apreciaréis que aun el logo de Marsoon Books ha cobrado otra sintonía. No sé cuánto debo admitir la deuda con la exhaustiva producción gráfica que llevo emprendida. Qué eco de BIANCA BLAZE embarga al nuevo sigul. Creo que procede del hecho, sí, de que Apoqueclipse Cómics, el sello (gráfico) hermano, tiene aspecto vivaz. O, cuando menos, lo busca. Actualizarse, o morir. No. No estamos en esa última opción.

Próximamente, más información.

lunes, 9 de mayo de 2016

MYSTERY MEN — ARRIMANDO EL HOMBRO

Uno de sus tantos afiches. El rayo, que
no falte
Simpática producción de superhéroes (ahora muy apropiada de visionar, ante la salvaje oleada de estrenos del género en los cines) pero de corte distinto al que pudiéramos esperar. Cuesta definir si es una comedia per se o parodia del mainstream, enfocada desde algunos de sus perfiles más claramente perceptibles por los espectadores.

No hay que ser un “tebeísta” máximo para reconocerlos. Los superhéroes suelen ser sujetos de respetable talla y musculatura, apolíneo semblante, uniforme más o menos pintoresco o bizarro, una sucesión de credos, y que arriesga su vida por el bien de la comunidad sin esperar más que el sentimiento de haber realizado una buena obra. El ¡aplauso! de la agradecida multitud por su heroico desprendimiento es la propina. Luce luego detalles accesorios: la batcueva, el batcoche, el batmayordomo, la batnovia… el batvillano, en considerable mortal pléyade.

El CAPITÁN ASOMBROSO, máximo
héroe de Champion City... bajo una
concha de escudos de patrocinadores.
El dinero ahogando el noble ideal
Mystery Men elude, empero, los aspectos más recónditos, oscuros, fetichistas o retorcidos de estos seres atormentados al estilo CHRISTOPHER NOLAN, quien, por oscurecer, ha anublado aun a un digno Hijo del Sol como es SUPERMAN, mutándolo icono propio de la mitología nórdica, un AESIR wagneriano que rehúye la comparación, más amable, preconizada por el difunto CHRISTOPHER REEVES. (Bueno, imagino que la fría Nolanvisión puede entenderse como un Elseworld, más que un continuo con las series usuales del HOMBRE DE ACERO, amén.)

Relata Mystery Men la historia de unos muy voluntariosos señores, sin superpoderes, que, en vez de ir a la bolera, se reúnen para combatir superbandas (todo es super, sin serlo) de villanos (la de los Ojos Rojos, por poner) que comenten fechorías en los lugares menos esperados o indicados. Ese detalle obliga a preguntarte dónde empieza la comedia, o si vemos parodia. Los Mistery Men tienen vida propia; pretenden desarrollarla (lo logran, a modo), pero la gravedad de décadas de enmascarados invulnerables, u ocultos tras capas que todo tapan, o escudos-freesbees estrellados, los atrapa y deben desenvolverse en los tejemanejes habituales del género.

Los MYSTERY MEN. Desean emular al elevado héroe. La
actuación de WILLIAM H. MACY, habitual secundario de
lujo, merece destacarse
Destaco dos figuras en esta llana evasión: FRANKENSTEIN CASANOVA (GEOFFREY RUSH) y LA ESFINGE (WES STUDI), que parece remedar a THE PHANTON, a ratos remontando EL CAPITÁN ASOMBROSO. BEN STILLER,  alias MR. FURIOSO, tiene su punto; pero no está a la altura de ZOOLANDER

Incrusta el filme un par de agudas reflexiones sobre el “ambiente” superheroico. El Capitán Asombroso, hombre-anuncio total, esponsorizado por numerosas corporaciones, descubre que quedó reducido a eso: a reclamo comercial andante-parlante, y que vive de rentas menguantes. Necesita que un supervillano épico, Frankenstein Casanova, aterre Champion City para revalidarse ante el populux, antes de que su lustrosa fama se apague y se aje su esplendor.

El Mal y sus Secuaces: FRANKENSTEIN CASANOVA está
de regreso. Tiembla, Champion City
El superhéroe es grande sólo por lo letal de su enemigo. La historieta lo demuestra una vez tras otra. De por sí, sin un LEX LUTHOR, o JOKER, o MODOK, siga usted citando nombres, un superhéroes es únicamente un individuo excéntrico, algo volado (como manifiestan los Mystery Men antes de que La Esfinge más o menos les enderece), que corre por ahí a la espera de poder ayudar a la Humanidad. Un tío digno de irrisión, con problemas de autoestima, o algo similar.

Champion City. Bosquejo entre la Los Ángeles de BLADE
RUNNER y la Gotham City de BATMAN (según BURTON)
Esto descubre Mr. Furioso cuando La Esfinge empieza a adiestrarles. Advierte que son personas bien intencionadas, nada más, con disfraces más o menos tontos, listos recibir hostias de tipos sin entrañas, como Frankenstein Casanova, y ya está. La moraleja así queda resaltada: un superhéroe depende de su supervillano. Del contraste que aporta. Por él mismo, de poco vale para la comunidad, listo a tacharlo de enajenado enseguida.

No está, pues, despojada de profundidad psicológica, o mensaje, la producción. Nada se pierde viéndola. Hasta puede ganarse una sustanciosa sobremesa de ocio.

lunes, 2 de mayo de 2016

BIBLIOTECA MARVEL — PARA NOSTÁLGICOS

Miren ustedes: no dispongo de 25 mil
pesetas (o su equivalente en euros) para
gastarlas al mes en tebeos. Así que...
Su aparición supuso agradable sorpresa. Explico: para quienes teníamos nociones de los superhéroes de MARVEL COMICS, a través de las descabaladas “continuidades” publicadas por la legendaria VÉRTICE, se trataba, ¡por fin!, de conocer tanto la génesis de esos personajes como del rol de secundarios, de mayor/menor calado, que aparecían en esas viñetas con las que habíamos crecido.

Esos Vértice abrieron a nuestra inocente infancia imaginativa increíbles veredas de fantasía jamás supuesta. Hacia lo grandioso y sin fronteras. Esos tebeos eran una alternativa espectacular al ocio conocido con un constante “continuará” que, con suerte, podías encontrar en la próxima visita a la tienda de los ídems.

Por entonces, encontrar la fuente de la eterna juventud era más fácil que seguir estas colecciones. La estandarización de la que hoy gozamos era impensable. Los jóvenes no tienen ni puta idea de qué afortunados son, porque: A) existen tiendas especializadas; B) ¿lo quieren? Lo tienen; C) hay oferta y demanda. Había librerías de segunda mano con tacos de cómics donde la potencia de la ilustración de la portada (LÓPEZ ESPÍ a las acuarelas) y la preferencia por el personaje mediaba en la posesión del tebeo.

...la BIBLIOTECA MARVEL, muchas
páginas y cómics, por poco dinero, ¡era
una maravilla!
¿Continuidad? Con suerte, juntabas siete u ocho seguidos… para descubrir que Vértice había trastocado el orden arbitrariamente. De leeer cosas de los 70, de golpe, ¡pasabas a los primeros números sin tránsito! Sin respeto alguno, ya veis, por los lectores. La Biblioteca Marvel ¡por fin! solventó ese problema, expresando amago de respeto por nosotros que Vértice no sentía debiera.

He oído vituperios sobre la Biblioteca Marvel hasta hartarme. Es para rebatirlos que escribo esto. Esos desprecios procedían de caros historiadores de la Historia de la Historieta que vertían su veneno sobre la Biblioteca por la simple razón de que… ¡no respetaba el formato original como fueron publicados los cómics tempóribus unun!

Voy a decir las cosas como se debe: con franqueza. Primero: estos caros historietadores de la historieta no tenían más que un vago, nebuloso, concepto en sí del tebeo. Más allá de su colección, el resto es terra incognita donde aflora algún dato que engullir y lanzarlo en un coloquio para parecer decano de la materia. Segundo: algunos de estos historietadores piensan que los cómics crecen en huertos. Siembras un trocito de papel y sale un arbusto de tebeos tras el riego recomendado por el editor. En serio. El duro trabajo que tiene la concepción de la historieta, en todo aspecto, les es desconocido.

Y ofrecía la oportunidad de conocerlo
todo desde sus ingenuos orígenes, tan
patrióticos como propagandísticos
Factores personales que el tándem escritor-dibujante pueda verter en la producción les parece impensable anatema ofensivo. Lo digo por experiencia personal.

Y la gran verdad: la Biblioteca Marvel jamás se editó pensando en los chavales de hoy día, que ven X-MEN, compran cuatro tebeos y luego pasan a la GAMEBOY. Se publicó para “compensarnos” a los carrozas del tardofranquismo los desbarajustes de Vértice. Era donde estaba el dinero, porque la oleada de nostalgia sería demasiado fuerte como para soslayarla, y compradores como vuestro Scriptor picarían sin dudar.

Agradezco su existencia. Me importa un rábano el formato, que emulaba el de Vértice como primero editó los superhéroes; ¡incuestionable guiño al romanticismo del pasado! ¡Por fin! sabía cómo empezaba-terminaba todo aquello. El número 65 de IRON MAN será igual esté publicado en tomito como en formato original, ¿no? Esos escrúpulos son chorradas de historietadores esnobs que no están por la Historieta, sino por la pose.

No aman al tebeo; sí el glamour que desprende decirlo. De quererlo, tan sinceramente como afirman, les daría igual el formato, siempre que fuese respetuoso y decente. Como es este caso. Verían la sustancia, no su lomo. Va siendo hora de acabar con estos fariseos y su fariseísmo de opereta. Cuando menos, denunciarlos.

jueves, 28 de abril de 2016

MACHETE KILLS — FANTÁSTICO BORDEANDO LA BUFONADA

Básico como él solo; y directo que no
veas. Pero, por censurable que sea,
MACHETE KILLS respeta más al
espectador que
BATTLESHIP
Siempre he sentido cierta predilección por el hacer de ROBERT RODRÍGUEZ. No excesiva, pero la suficiente para honrar la voluntariedad, espíritu de disciplina y sacrificio e ímpetu como irrumpió en el mundo del cine con EL MARIACHI. Pero, por encima de los ditirambos, en honor a la justicia y el buen hacer, también conviene resaltar cuándo el camarada se ha ido por los cerros de Úbeda, porque el primer interesado en que le avisen para evitar desbarrar del todo/completamente y acabar haciendo películas inefables, que le desvirtúen, es Rodríguez.

Machete es un personaje de una historieta en plan semiurderground-fanzinero que Rodríguez dibujaba en una etapa juvenil. O algo así, creo recordar. Lo incorporó al celuloide encarnado por DANNY TREJO, que interpretó a un personaje frío, sanguinario-en-lo-justiciero, capaz de arrostrar toda dificultad con el semblante pétreo apenas agitado.

Bueno: Machete tenía su aquél. Tomártelo en serio, era lo último, porque viene de las viñetas y esa es una realidad de fantasía donde cualquier cosa tiene posibilidades, a menos que sea un increíble absoluto, y se le perdona por lo mismo: sabemos que es ficción. Trola de película. El cine: es así.

Ejemplo de los disparates que contiene
la peli. Todas las chatis, chachis. Vago
sexismo muy poco machista, por cierto
Mas Machete Kills… Bueno, esto empieza a ser otra cosa, pese al elenco, entre el que destaca MEL GIBSON. No sé si el otrora MAD MAX estaba ahí aferrado al clavo último de una interpretación alimenticia, hundido en ese bache de ostracismo de Hollywood donde estaba metido, o que simplemente tenía ganas de desbarrar. De ser eso, se ha explayado. Pero a gusto que el hombre debe haberse quedado.

Rodríguez (y aunque otro filme la cinta, todo el peso creativo recae en él), al contrario de su buen amigo QUENTIN TARANTINO, no tiene, traslucen sus producciones, ese deseo de estampar una obra maestra colosal que lo inmortalice in saeculae saeculorum. Se contenta, sospecho, con hacer las películas que le gustaría ver pero que no existen. ¡Es el motor principal de la creación de numerosos autores, recientemente he descubierto! Y se lanza, sin complejos, a emular el cine setentero de cine de verano con el que muchos crecimos, donde imperaban las comedias de tortazos de BUD SPENCER y TERENCE HILL, los western-spaguetti, fuesen o no de LEONE, y los chillidos karatekas de BRUCE LEE e imitadores. 

Para acabar en CHUCK NORRIS, colofón de ese histérico cine de artes marciales de patadas aéreas y aullidos, que STEVEN SEAGAL dignificó… hasta que cayó su estrella.

El filme no soslaya el racismo como
cuestiona la figura 'sacralizada' del
político aludido, que parece indigno
tanto del cargo (que no respeta) ni
del pueblo al que afirma representar
Machete Kills empieza en ese plan, con tráiler lleno de arañazos de bobina maltratada, sobresaltos, escenas de acción sincopada, malos malísimos y buenos que parecen supervillanos pero que, no obstante, están por nosotros, y desarrolla una narración tosca donde resalta lo zafio, lo sanguinario, lo escatológico y unas pinceladas de humor que, a veces, linda lo bufonesco, en mal sentido. Hay un intento malogrado de parodia. 

Lo de Machete enganchado a la hélice del helicóptero machetándose sicarios del loco con el detonador en el corazón que disparará el cohete… ¡buf! Robert, ¡¡que por menos ha muerto gente, mucha gente!! ¿Qué haces, tío?

Rodríguez está obsesionado con ESCAPE FROM NEW YORK. Hasta busca darle a su cine ese aire crítico-social polémico de JOHN CARPENTER. Machete Kill procura emularlo con no sé qué intención. Parodia, no, porque hay elementos (efímeros, sutiles) que permiten apreciar el elogio, Rodríguez quiere que Machete sea el nuevo SNAKE PLISSKEN. Pero como la cosa desbarra como lo hace, quedas en perpleja duda.

Con mucho esfuerzo repites ver Machete Kills; y eso que hay ¡tercera parte en curso!, o tanto promete el trailer anejo a esta secuela. Imagino que, lo mejor con esta saga, sí, es eso; no tomársela ni en broma. Sino aceptarla según viene y dedicarse luego a otra cosa.

martes, 26 de abril de 2016

BB VS WW — SI LLEGO A MOSTRAR ESTAS PÁGINAS…

Esa magia que desprende el acabado a lápiz...
…porque en el evento de Mairena donde participé el sábado pasado había un dibujante (¡trágico! ¡No recuerdo su nombre!), que exhibía su abundante producción, tanto para la venta como para ser firmada, que resultó ser fan de WONDER WOMAN (la camiseta lo delataba. No puede negarlo). ¡La que podía haberse liado de haberle mostrado estas páginas! ¡Anatema! ¡Hereje!

Nuevamente: la versatilidad manifiesta de BIANCA BLAZE
No. Exagero ligeramente para recabar vuestra atención. No hubiera pasado nada. Porque, durante la lúdica sobremesa, pudimos comprobar la vasta extensión de nuestros conocimientos sobre el cómic y el cine, su interrelación-sinergia, momentos dados a la controversia y el purismo asceta, y acabamos discutiéndolo todo como deben hacerse estas cosas: ingeniosa, amena y, sobre todo, respetuosamente.

Eso, y algunos acabados cosplays steampunk (junto a los de varios warsies), fue de lo que más me gustó del evento. Cómo combinamos nuestros conocimientos, y pudimos formar alguna clase de núcleo productivo que ofreciese al respetable obra variada y de calidad destinada a inmortalizarnos en el proceloso mundo del tebeo.

Puede con todo. Hasta los lanza al alto cielo azotados por todos los vientos
Pero, oye, ya que estamos: igual la valoración de estas planchas, donde aparecen tantos y reconocibles iconos de la industria (porque hay más dibujadas), habría lanzado la discusión en otra dirección y nos encontraríamos recorriendo sendas nuevas que, ¡vete a saber!, qué otros elementos de anécdota o erudición nos hubieran obligado a exponer.

En serio: un placer participar en cónclaves de esa naturaleza. Con gente inteligente y cordial. Didáctica.

domingo, 24 de abril de 2016

MAIRENA CÓMIC Y VIDEOJUEGO 2016 — PUESTA DE LARGO DE BIANCA BLAZE

Pues ya tuvo presencia en los debidos
lugares... y se admiró el contundente
trazo curvilíneo, ¡hey hey!
Cuan mínimo-nimio informe, sin auténtico ánimo exhaustivo, efectúo este comentario sobre el evento en que patricipé la jornada de ayer, impartiendo el taller de cómic; como era de esperar, se duplicó la asistencia de alumnos, que pudieron salir contentos de la experiencia, pues adquirieron nuevos conocimientos sobre la materia tratada.

Los participantes, en su mayoría warsies, exhibieron el rico plumaje de los disfraces como homenajean a los personajes de su preferencia de STAR WARS. Había surtida variedad de cosplays, desde los que invirtieron bastante en su adecuación, como los que, con más voluntariedad que medios, aun así no vieron en esto freno para mostrar su aprecio por los fenómenos ideados por la fantasía de GEORGE LUCAS.

Destaco la fuerte presencia de autores, con los que pude trabar contacto (espero, amistad), y que, durante el receso del almuerzo, y la más amena sobremesa, surtieron de numerosos datos sobre la industria del cómic, sus propias experiencias profesionales y editoriales, y de participación en eventos como el que nos reunía. Dos horas largas de intenso debate didáctico donde se expusieron además cifras, que mostraban tanto la robustez del Noveno Arte como la salvaje depredación que está realizando, de las viñetas, el parásito real, el Séptimo Arte.

Quedó perfectamente claro: pese a su potencia e infiltración, el cine es una sanguijuela. Nació estéril y, para expresarse sin cesar, depende, absorbe, extrae, de medios artísticos (aun la misma vida) elementos de subsistencia. No tan claro quedó cuánto devolvía el cine después a los recursos de los que tanto traga. Al parecer, es bastante ingrato.

BIANCA BLAZE  fue captada por la TV
local, me consta. Y está donde importa:
en los papeles.
En plano más personal (y agradecido por el enriquecimiento que supuso hablar con estos autores, de los cuales pude apreciar el amplio delta de calidad de su actividad), esta jornada fue la puesta de largo, presentación social, de BIANCA BLAZE y su continua batalla contra el estrambótico, pretencioso y narcisista EMPERADOR CATACUMBA, otro egoísta de cojones. Una pequeña sorpresa para estos hábiles lápices que ofrecían, en adecuados stands, la interesante oferta de su creación.

Debido, reconozco, a que mi función no era la de presentar per se a Bianca, su efecto no pudo ser tan amplio (en público) como, de entrada, quisiera. Pero hay otros eventos similares donde, y más específicamente, haría acto de presencia más “persuasivo”.

Importante: Bianca Blaze llegó a las manos adecuadas. Causó el impacto debido en las personas que sabrían apreciar su potencial. Pequeño paso, pero dado en la dirección correcta. Un tanteo satisfactorio.

Y, lo mejor: por mor de esto, me han ofrecido nuevas direcciones radiales, señalándome qué caminos, más prometedores, tomar para ampliar su potente colorido.

lunes, 18 de abril de 2016

ILUSTRACIÓN Y CÓMIC — TALLER EN MAIRENA DEL ALCOR

Cartel promocional de las jornadas comentadas
La inminencia de la cita, en concreto el 23 de Abril, de 11:30 a 13:30, recuerdo a los interesad@s el desarrollo de esta actividad, encuadrada dentro de las jornadas dedicadas al tebeo y los videojuegos en la cercada población de Mairena del Alcor, que ya cumple su tercera edición, deseándolas larga existencia plagada de éxitos y visitas.

A desarrollar en el taller gratuito que, modestamente, imparto, están las siguientes materias, combinadas con alguna que otra animada charla/anécdota e intercambio  de experiencias con los participantes, a fin de amenizar y dinamizar la clase:

-iniciación
-diseño de la figura
-movimiento
-composición
-secuencialización

Se apreciará que los alumnos aporten papel, lápiz, gomas etc.

L@s interesad@s pueden reservar su plaza en: aluzinecomix@gmail.com, indicando además su nombre y edad. 

Guardad ya; las plazas son limitadas.

jueves, 14 de abril de 2016

PACIFIC RIM — SÓLO CINCO MINUTOS

Afiche. Sincero a tope: espectáculo por
el espectáculo
Lo especifico: sólo he visto cinco minutos. Pero podrían ser claves para continuar la proyección o dedicarse a otra cosa. Hay películas (bueno, otras muchas cosas) que pueden juzgarse, con poco error encima, por una muestra mínima-nimia. Calar un libro por la mitad, o sólo leer los primeros párrafos, salvan o condenan. Al cómic le sucede igual, aunque cosas como el dibujo, color, narración… podrían otorgarle otros minutos.

Pacific Rim, destacado festín de SFX computarizados al servicio de GUILLERMO DEL TORO, parece actualización de esos filmes japoneses de Década 60 (fuertemente influenciados por el cine de ROGER CORMAN de monstruos crecidos por la exposición radiactiva —o al revés—) sobre GODZILLA triturando Tokyo, o GORGO Y SUPERMAN desmigajando las Midway, o MOTRAH contra MACISTES, etc., bastante resultonas en su momento y que eran carnaza de cine de verano.

Hoy día se las aprecia por su voluntariosa puesta en escena, sentenciada por la escasez de medios, y el entusiasmo como finiquitaban el proyecto, que compensaba el resto. O, al menos, así lo contemplamos los carrozas que reparamos en ese tipo de detalles. Los más jóvenes lo ven de un cutre que espanta y reniegan. Da igual.

Estos tíos de blanco gobiernan esos robots inmensos. Toda
esa HITECH sólo amplía la brecha con la verosimilitud
de la situación, según expongo en el texto
Esos cinco minutos que han resultado críticos (que, cuidado, cuando pueda, terminaré de ver la peli) empezaron con un detalle lleno de espectáculo y grandiosidad, picando a épico. Apreciamos cómo un gigantesco robot de combate, guiado por piloto humano en plan BATTLETECH o ROBOJOX, sale del turbio profundo océano y cae en la orilla, plagado de averías tras abatir a un colosal engendro orgánico.

Ahí está el primer detalle chungo; continúa con uno de esos telediarios tremendistas estilo ROBOCOP (la buena, la de VERHOEVEN) hablando de devastación por toda la orilla pacífica del ancho mundo. Concretamente cómo otro monstruo demolía el masivo e impresionante “Muro de la Vida” (sospechosamente similar al que blinda Mega City One de la Tierra Maldita) en Sydney, y uno de esos marcorrobots le cortaba el rollo en pleno centro de la ciudad oceánica. Vaya plan.

El absurdo en acción: si tiene cañones y rayos y yo qué sé,
¿a qué el cuerpo-a-cuerpo? Es como si los tanquistas se
apearan del blindado para apedrear a los enemigos
Para aniquilar a la extraña criatura colosal empleaba una panoplia de nitroexplosivos instalada en uno de sus pectorales. MAZINGER Z tenía el rayo fundidor aquél; éste, una batería de cañones. La cosa: revienta al monstruo. Fin de los cinco minutos. Y del segundo punto chungo.

Porque, razoné, la tecnología capaz de crear, articular, ensamblar, armar, robots tan grandes como rascacielos (y pensemos PENSEMOS qué significa tamaña gesta de ingeniería, en numerosos campos técnicos además)… ¿no podría producir artefactos de devastación masiva de tamaño particularmente concentrado? Recordemos las bombas atómicas que devastaron Hiroshima y Nagasaki. Tenían cierto tamaño, pero no excesivo. E hicieron una gran puñeta, ¿no? El coste sería hasta mucho más asequible para el fatigado erario público que construir robots/arsenales gigantes.

La fetish del grupo: "No me cabrees que me pongo en plan
Spank Girl y te crujo a latigazos". Que no, ¿eh?
Y más: ¿no desarrollarían artefactos de vigilancia, fueran terrestres, aéreos, orbitales, que previnieran con adelanto a la acosada población de una amenaza tan notable, y sus fuerzas de defensa se aprestaran con celeridad a combatir al engendro? Cuando ésos se ponen, no veas qué pueden concebir. Ya, lo disculpan diciendo: “los monstruos evolucionan, razonan, planifican…”. No, caballeros. ¡Pobre excusa!

¿Veis cómo cinco minutos y dos detalles sospechosos pueden cambiar el curso de una película? Está claro que Pacific Rim es competente rato de ocio cara a secuela. Pero que podían hacerlo de forma más meticulosa, para que incordios como yo no reparen en garrafales fallos, sí. Porque, empiezo a sospechar según termino esto, que Pacific Rim es como BATTLESHIP, donde los norteamericanos nos tomaron por gilipollas.

domingo, 10 de abril de 2016

MARSHAL LAW – TAKES MANHATTAN — ANTES DE KICK-ASS

Por la portada le conoceréis; el título
¿parodia un tema de LEONARD
COHEN, por cierto?
Los tiempos actuales, de consumo brutal de información que exige asimilación masiva de nuevos datos sin cesar, están creando una sociedad de inteligencia volátil y relativa lista a ¡aclamar! lo más superficial para, a continuación, manifestar adhesión por otro ‘mito’ igual de transparente y que pudiera ser aun contrario al primer icono ensalzado.

Kick-Ass (el filme) se me ¡elogió! y recomendó  máximamente por una sarta de virtudes que, expuestas bajo la fría comparación de narraciones previas de corte similar, perdían todo valor o color, demostrándome qué fuerza tiene la afirmación que efectúo antes. Hace poco, he podido comprobar que el légamo que sustenta ésta más joven sociedad de creadores tiene calado poco profundo y está, repito, basado en inmediateces deleznables muy frágiles al abrasivo paso del tiempo.

Kick-Ass fue concebido por una de estas nuevas ‘impresionantes’ lumbreras del cómic que, empero, proceden de firmas que, durante Década 80 y 90, revolvieron las entrañas del mainstream. Me refiero a ALAN MOORE y PAT MILLS, éste último con menor trascendencia que el Dios Demonio de Northampton. Ambos, sin embargo, cuentan con una vasta base cultural inexistente en los nuevos escritores, que entienden que una determinada postura estética, de cine o TV, y un derroche de telegramas monosilábicos por todo texto, hacen ¡gloria! de su labor.

De lo más reconocible del tebeo... en
un manicomio. La propuesta ya gana
interés así planteada
Y laboran así porque: existe un fandom, a un paso del zombi, que no va a reclamarles más. Porque una abulia, pereza, flojera, ignorancia, lo que sea, se ha apoderado de sus mentes, repletas de la luminosa paleta cromática de los píxeles que ingerimos a diario.

Estamos asimismo viviendo la Era del Superhéroe en el cine. Producciones que hace cincuenta años frisaban el presupuesto de LOS MUNSTER, hoy consiguen capitales multimillonarios. Que recuperan con creces. MARVEL COMICS va ganando la competición, pues sus iconos contactan inmediatamente con un público ávido de ocio en esta época de crisis. DC COMICS va a trancas y barrancas. No terminan de agradar los “antiesterotipos” que los BATMAN de CHRISTOPHER NOLAN han “popularizado”, y son “populares” gracias a que su oscuridad ha magnetizado “algo” en la memez de la crítica más selecta, ¡encumbrándolos!

Mills creó esos ¡alabados! “antiestereotipos” en este controvertido serial de un cazador de superhéroes: Marshal Law, rencorosa identidad enmascarada de JOE GILMORE, desempleado vet de la Guerra de La Zona (Centroamérica), que ataca despiadado las brillantes capas y fetichistas uniformes de quienes han pervertido El Noble Sueño. Norteamérica ha conseguido, mediante ingenética, un poderoso ejército. El problema es que los superpoderes no generan una superhumanidad más justa o moral.

JOE GILMORE, futuro MARSHAL LAW, pierde en estas
clases de formación "contra torturas" toda la ingenuidad
 
Cometen crímenes. Se degradan y prostituyen. Emplean sus talentos en proporcionar diversiones brutales o imponerse ante los débiles. Para frenarlos, necesitan alguien ahíto de odio y completamente descastado del presunto panteón superheróico. Desencantado de la propuesta de grandiosidad llena de esplendor, color, NORMAN ROCKWELL y tarta de manzanas que prometía Propaganda. Joe, tras sufrir, como otros miles de candidatos, una revolucionaria intervención quirúrgica, recibió poderes que garantizarían no ya el Siglo Americano, sino un Milenio digno del Tercer Reich.

Barroca portada alternativa. Mola pues
aplasta a ARROW, serie que detesto. El
malo principal, empero, es el
alter ego de
THE PUNISHER (a la derecha, en B/N)
Marshal Law-Takes Manhattan parodia críticamente lo que el clásico mainstream de superhéroes llevaba mostrado hasta entonces. Se beneficiaba de que, entonces, esto era novedoso. Polémico. Profundo. Hoy, su impacto kick-ass es menor. Sin embargo, sigue teniendo potencia absoluta, debido a la impresionante cultura de sus autores. Entre viñetas, hacen también sólida reflexión de las corrientes culturales norteamericanas, cuyo oleaje termina alcanzándonos y modificando nuestros propios patrones. No es sólo efusión de brutalidad policial y asesinatos dentro de una institución mental donde refugian a superhéroes a quienes su nueva condición ha desequilibrado. Hay un mensaje, al menos. Y esta habilidad, entretejer diversas consignas, se ha perdido en la producción actual.

¿Por? La crítica superficialidad cultural de estos tiempos, unos en que el máximo conocimiento está a un alcance imposible de creer hace, siquiera, veinte años. Espero estemos a tiempo de remediarlo.