domingo, 5 de julio de 2015

TED — ¡QUE MADURES!

Afiche de una singular comedia fantástica 
Todas las carcajadas que presuntamente el pretencioso bodrio de KICK-os-follen-espectadores-porque-somos-los-más-chulos, ¡y lo demostramos!-ASS, debería haberme arrancado (tanto prometía el prospecto que recomendaba el bastardo engendro), lo hizo esta cinta de SETH MCFARLANE. Aguda e irreverente, apoyada en un suculento y denso légamo de CultuPop que desnuda nuestra (decadente) cultura actual, la Sociedad de masas en la que nos movemos, o fuerzan a mover, contiene una sucesión de gags y apreciaciones que ya quisiera el mojón de Kick-Ass ofrecer.

Lo del pajillero adolescente con verde traje de buceo que busca le endiñen porque es masoca reprimido pero logra que la crítica desborde de entusiasmo ante el absurdo que supone que un joven poco afinado mueva a las (aborregadas) multitudes merced a Youtube, ¡rompe la pana! Cuatro apreciaciones, encima robadas a películas o cómics de mayor calidad, lo hace un suculento plato para un ensordecido fandom. Y ¡ay de ti! (versaría HOMERO) de llevarle la contraria a la irritada jauría.

Empieza el día como acabó el previo. Un interesante canto
a la lealtad y la amistad protagonizan estos dos elementos
Para empezar: es un tío vistiendo un estrambótico traje. Un mundo serio no lo tomaría en serio. Sería el cachondeo de Youtube. No su héroe. Y luego, el ATS que le atendió cuando le dieron la primera tunda, ¿no iba a recordar ese traje chorra? Al carajo su identidad secreta. No hay que montar la parafernalia final (tomada de LOS ELEGIDOS) para descubrirle. Se chiva el tío por una pasta, y sanseacabó.

Ted, el andante-parlante oso de peluche vivo gracias a un milagro navideño, detalle que la encaja en el fantástico, que procura incorporar a sus rutinas todos nuestros defectos (más que logros), es un despliegue de divertidas observaciones que realza la interpretación del nuncanada que encarna MARK WAHLBERG. Lo de su “fijación” con la nefasta cinta de FLASH GORDON y la “querencia” por un envejecido SAM JONES (que se parte la caja en la recreación del asalto a la fortaleza de MING con la moto espacial, llevando a su fan de “paquete”) es de lo más gracioso, e incisivo por lo satírico, que he visto últimamente.

Vaya novia comprensiva. Pese al riesgo que tiene Ted, lo
deja estar en la cama con su ligue. Tampoco pretende ser
un obstáculo en una amistad tan duradera
Ted incide en las filias que desarrollamos en torno a la presente Cultura de Masas que parece ir reemplazando los viejos cánones culturales basados en la música clásica o las novelas de los tiempos primordiales de LOVECRAFT como cimiento indispensable para la educación del individuo.

O una minoría, ciertamente, que sabe apreciar sus enormes valores educativos o morales, al menos. McFarlane también satiriza la “cultura de la droga”, el colócate, tío, no pasa ná…, salvo perder montones de neuronas indispensables, pronto, para tener en ON el sistema locomotriz, y te embrutecen y, fíjate, amigo-dueño de Ted: llevas años en un empleo propio de adolescente ambicioso que ve esto del alquiler de coches algo más digno que ser dependiente de hamburguesería, cuando puedes aspirar a más.

Pero ciertas vicisitudes hasta enquician a Ted... ¡y lo
obligan a buscar curro!
Creo importante destacar este detalle. Luchan por legalizar ciertas drogas. Como si el alcohol no bastara, ¡ahora vamos a tener, además, adictos al cannabis atropellando gente!, porque algún “erudito” dijo que no pasa ná, tío, mola que destruya el cerebro con mayor agresividad que la priva. Ese detalle jamás lo dicen. Se aferran a dudosas “virtudes terapéuticas” poco sustanciadas.

El amigo-amo de Ted (el propio juguete se lo recrimina) está pillado en una onda de mediocridad que acentúa la ingesta de drogas. ¡Está por perder el amor de su vida porque estar de flipes con Ted viendo Flash Gordon por enésima vez vale un Potosí! Ha fabricado un improductivo drogaverso placentero en el cual se hunde cada vez más. Es la crítica contra quienes sostienen que el consumo de drogas ayuda, no mata.

¡Así se lo monta, el peluche!
Es este aspecto, crítico y adulto, el que McFarlane va entreverando con los chistes (la reacción de Wahlberg, de infantilismo extremo, en la escena del excremento en el salón, ¡cojonuda!) en esta fresca cinta lo que la ha hecho merecedora de excelentes críticas y una secuela. Ya veremos si está al nivel de la predecesora.

Recomiendo Ted. Sólo con un arma en la sien sugeriría Kick-Basura-Ass.

lunes, 29 de junio de 2015

ALUZINE DE FANZINE & ROMERO EL CAMIONERO — QUINCE ANIVERSARIO

¿Qué me cuenta esta portada? Una
profunda capacidad de observación del
cómic en general del autor
Empecemos felicitando al núcleo responsable de ambas publicaciones: JUANMA CASTILLO, SERGIO GONZÁLEZ y ALEJANDRO BARBA, por haber alcanzado este punto evitando desfallecer, pese a las tribulaciones, u obstáculos, o “bajonas”, que por el trayecto hayan surgido. Para explicar vuestro “fenómeno”, de nuevo debemos apelar a la tan socorrida fábula de la tortuga y la liebre.

La liebre (lo comento desde la autoridad que me otorga haberlo vivido) resultó ser un bólido. Tan raudo, que se consumió tras el segundo intento. En cierto modo, una pena, y un reproche. Esta “liebre”, compuesta por un grupo de estudiantes de Bellas Artes, gozó siempre de una facilidad y abundancia de medios que otros, ubicados en la modestia, por no decir la necesidad, a la caza de algún compasivo mecenas, trabajando a la desesperada, jamás poseímos. Por eso de nobleza obliga, esencialmente, ellos debieron proseguir. Derrocharon una oportunidad que muchos anhelaban poseer. (Y, fijo, habrían respondido a la confianza depositada.)

La liebre prometió merendarse el mundo según a zancadas corría hacia la meta. Ya digo: al segundo intento, algo la indigestó, quedando en la cuneta. Panza arriba.

Cubierta obra de una de las tantas
firmas colaboradoras con
ALUZINE
El caso de quienes nos ocupa es el de la tortura. Pacientemente, llegan desde la pasión y la reserva, la comprensión de sus facultades. El que nuestro país no sea nada amable ni caritativo con iniciativas culturales “extrainstitucionales”, es un freno constante. No sólo para los nombres citados, sino para la expansión del resto del (inmenso) colectivo.

Debemos inmolar valiosas horas de trabajo destinadas a perfeccionar ora nuestro dibujo, ora nuestro instinto narrativo, en labores ramplonas. Aun desalentadoras. Llega el momento de la prueba. La encrucijada. ¿Desistir, o continuar? ¿Ceñirse a un horario de oficina para luego recordar, con vaga nostalgia, qué tiempos (juveniles, despreocupados, ¡aventureros!) eran los del fanzine, o sacrificar (una constante de esta vida) ocio y atención a la familia para perpetuar esta pasión?

Esfuerzo que puede tener, como única recompensa, recuperar el dinero invertido en la autopublicación, o una laudable reseña que quizás ayude a la máxima difusión.

Y alusiones a nuestros mejores clásicos,
¡que no falten!
Es a ese esfuerzo, resignado y tenaz, principalmente, al que dedico la reseña. Prefiero dejar al lector interesado en conocer una ficción ‘paralela’ al mainstream, o el MORTADELO ritual, que descubra los entresijos narrativos, sea en prosa, o en viñetas, de estos fanzines.

Ya, ya. Puedo insistir en lo de “debéis cuidar la anatomía, muchachos, que el guión lo exige, más que merecerlo”. Empero debemos considerar que el estilo se ajusta a los divertidos disparates relatados. Es un mundo de cómicos absurdos donde personajes caricaturescos y más bien extremos, por su extravagante situación y razonar, protagonizan situaciones bastante paródicas.

Sí. Es mejor reseñar qué constante y callada pasión evidencian todas estas andanzas, algunas con lúcido sentido crítico del volátil fandom. Estos personajes, sea EL CAPITÁN TORRE DEL ORO, o ROMERO EL CAMIONERO, son hijos incorpóreos, apócrifos. Se les tiene gran cariño (a la vista está: ¡celebran el quince aniversario!). Se les mima cuanto se puede (no cuanto sus creadores quisieran, por mor de los elementos prácticos antes referidos) y se procura “sacarlos a pasear” en cubiertas policromas con cuanta regularidad las obligaciones de la vida adulta permite.

Esta galería compendia lo esencial
de la producción de este trío de autores
Hay muchos/as empeñados/as en desdeñar este esfuerzo. La pasión adolescente que subyace bajo esta actividad. Qué fe tenemos en los personajes que hemos creado y vamos criando en las viñetas. Con ofensiva frecuencia, se permiten despreciar toda esta gama de esperanzas y empeños, amparados en no sé qué calcomanías ‘culturales’, o pajaritos en la cabeza, o esnobismos insustanciales.

Deseo encomiar el amor que lleva a mantener a este trío fiel-y-constante al compromiso adquirido voluntariamente con su producción, con su elenco protagonista. Es más bien obligado tanto resaltarlo como recabar respeto por su esfuerzo. Toma incontables horas de dedicación con el magro beneficio esbozado.

Quince años han dado para esto. De
contar con un apoyo decente, seguro
que sería el triple
Llegas a amar (u odiar, como CONAN DOYLE detestaba a SHERLOCK HOLMES) a estas criaturas siempre dispuestas a darlo TODO por ti. Tan generosos son. Sí. En serio. Suena exagerado. Empero es así. Si logran gran ¡aclamación!, la ceden al creador sin problemas. Se contentan con poder continuar existiendo en las viñetas (o los nuevos formatos digitales de ocio), porque su cometido por haber tenido la oportunidad de vivir es devolver con creces el favor.

Otro deseo que consigno es que el triunvirato Castillo/López/Barba mantenga la constancia. Me gustaría que todo este esfuerzo que llevo señalando durante todas estas palabras tenga una recompensa mayor que una reseña favorable.

Sois, sin saberlo, sin proponéroslo siguiera, la prueba viviente de que es posible hacerlo. Os habéis ganado el título de decanos del fanzine local por mérito propio y todo derecho. Evidenciáis que quizás la gran GRAN meta, no obstante deseable, no sea el prestigioso sello editorial donde publicar. Sino perdurar. Sin decaer. Como clara muestra de fe en lo que realizáis.

viernes, 26 de junio de 2015

BATTLESHIP — CUANDO NORTEAMÉRICA NOS CREYÓ GILIPOLLAS

"Dejádmelo a mí: ¡Me lo como crudo!"
¡Esa es Norteamérica, sí, señor!
¿Podrían confirmarme si esta “película” es realmente una parodia de TROPAS DEL ESPACIO? Porque tiene un par de detalles concordantes con la novela de ROBERT A. HEINLEHIN: el cabezahueca que muta a miliko supercompetente y astropatriota salvamundos, el apabullante despliegue militar (la erótica de las armas), las soflamas absurdas del hermano mayor patriotero y que la vida real impide decir porque nos atenazan las emociones y se atragantan las palabras en la garganta.

PETER BERG, con estética de dramatismo extremo MICHAEL BAY, presenta el juego de los barquitos de toda la vida de Dios pero en plan HI/TECH e insertándole una irrisoria “amenaza” alienígena. El argumento de la “película” induce a toda mente pausada/sensata a plantearse dos inquietudes. Una: que Hollywood nos considera imbéciles; dos: que la producción norteamericana de ocio, tan ¡aclamada! en otros filmes, está muy mal si dan el V.B. a mierdas semejantes. (Tres: si los norteamericanos se creen esto… ¡chungo! Que tienen armas nucleares y el deseo de emplearlas.)

Cruzan el Cosmos y muestran una HI/TECH bárbara...
¡pero son incapaces de volar por nuestra atmósfera! Y
los láseres, ¿para la secuela?
 
De Serie Z, vale. Como mockbuster, colaría. Pero ¿con tal despliegue de medios?

Ambas perspectivas intranquilizan. El “guión”, que resalta el machismo estadounidense sobre virtudes similares en otros varones no americanos, es además confuso. Muestra un desgarrador deseo fal(s)opatriótico de gritarle al mundo que ¡EH, AMÉRICA ES AÚN TODOPODEROSA, y nuestro marineros ¡LO DEMUESTRAN!!

INVASIÓNA LA TIERRA, en el fondo, es más honesta, aunque va de lo mismo: los Marines lo pueden todo, hasta comer remaches al rojo. Mas, en Battleship, se han colado veinte pueblos. Y la motivación de los aliens está tratada de modo tan indefinido (e infantil) pues más parecen haberse perdido y tratan de llamar a una grúa que los remolque, que querer conquistarnos.

Pava: LIAM NEESON dice que esto es una puta mierda. A
mí  me parece una americanada chula.. ¿Tú qué dices?
No sé, pavo: en mi guión no he leído esa frase
Pero la Armada norteamericana les marra la llamada. Por otra parte: una fuerza hostil alienígena que cruza el Universo en pos de nuestros cueros cabelludos, ¿no dispondrá de una panoplia indescriptible que borre del mapa toda oposición? Pues estos aliens desconocen las ametralladoras, los cañones y los láseres (o toda arma de energía, su habitual recurso para doblegarnos). Ahí están: recibiendo hostias de lo lindo mientras SALTAN como delfines por las aguas… Y todavía hay temerarios que afirman que SKYLINE es mala.

¿Y tememos a los aliens? En fin: creo que aún LIAM NEESON sigue dando arcadas al verse implicado en esta sarta de paridas, cuando los USA nos tomaron por tontos de remate. (Por ser educado y no decir gilipollas.)

martes, 23 de junio de 2015

PROMETHEUS — GÉLIDA PRECUELA

Pues me dejó frío. Mucho escenario escabroso e inquietante de “planeta remoto” (el de PITCH BLACK es más creíble), mitad CGI, mitad lugar de nuestra Tierra, un escorzo de suspense basado en sobresaltos que ya conocemos (la génesis de los ALIENS como arma de destrucción masiva de corte biológico tenía algo de CLONES de STAR WARS), maquinaria espacial mucho más sofisticada que la de aquél lejano NOSTROMO de Década 80 (hay más dinero; la ciencia ficción es un filón constante de ingresos, y hay que invertir para ganar), con sus pantallas holográficas y tal, y bastante RIDLEY SCOTT “de regreso” a sus orígenes, o quizás cerrando un círculo. Tanto da.

Lo que me flipó: ¡que parcialmente su argumento desarrolla una idea mía, presente en FACTORÍA CINCO!, la de que la Humanidad es un invento alienígena creado con algún propósito. Mas en mi novela, los “INGENIEROS” poseían enemigos que complotaron para aniquilarnos mediante la devastadora Guerra T. En Prometheus: los Ingenieros deciden hacer tabula rasa de nuestra especie, sin conocer la causa.

JACK KIRBY ya exploró el asunto
aquí. Pero, como vivimos  la era de
la vanalidad y la ignorancia, pues...
Un fracaso, que nos considerarían, vete a saber. Han dejado eso ahí, por si estimulamos una secuela y seguimos sacando dinero al asunto. (Que lo harán.)

Pero: ¡cómo mola ver que Hollywood filma tus ideas exitosamente! Aunque… ahora no me voy a poner a batallar legalmente aduciendo que a mí se me ocurrió antes lo de la Humanidad como un experimento, cuando Dios sabrá cuántos más han cocinado el concepto, empezando por JACK KIRBY.

Para echar el rato… mientras no haya algo mejor.

jueves, 18 de junio de 2015

MARSOON ‘FURY ROAD’

Este boceto es la base de la narración
Tras cuatro años, “he regresado” a Marsoon, a las graves planicies de color hierro oxidado lleno de mortales peligros que caen inesperadamente sobre ti y exigen un esfuerzo superior al habitual para sobrevivir.

Siempre es agradable volver, lo admito. Horizontes ilimitados por doquier.

Con menos poesía: he empezado una nueva entrega de Páramos de Marsoon y debo admitir que es bastante reconfortante descubrir que, pese al lapso de tiempo, las cosas siguen “frescas” e “intactas” en mi mente; las “recuerdo” como si ayer mismo hubiera concluido la previa novela, mostrándome incluso algo que me ha pasmado: senderos donde pensaba que, si no estaban ya transitados, ¡no los había! Nuevas vías de acción.

Porque Marsoon “está vivo”, en constante expansión. Es su principal virtud.

Y pide que narren su crecimiento. Cómo, hacia dónde se extiende.

Explorar los nuevos viales está siendo divertido, intenso, interesante. Es gratificante poseer una obra que te respalda, un elenco competente en el que confiar, la certeza de saber dónde pisas. Y más: que han recomendado bien todo ese entramado.

Que, incorporado al resto, produce
la novela en curso
Cuatro años ‘lejos’ de Marsoon y su barroca imaginería gráfica y literaria me han proporcionado un punto de vista mejorado sobre mi propio estilo narrativo. Percibo una evolución, una capacidad de contar maravillosa, quizás más escueta, pero práctica. Los atajos son menos, los personajes y situaciones se crecen como no lograban hacerlo antes, pese a la falta de redundantes adjetivos. El tiempo invertido en el desarrollo de mis novelas gráficas, que tampoco abandono, sigo dibujando, al tiempo que redacto esta historia, ha conseguido todo este excelente beneficio, razono.

Es como si cierto velo que me impedía ver las cosas con máximo detalle hubiese caído. Lo sucinto, lo hábil, se han unido a un expresivo estilo narrativo que atrapa la atención del lector. Ya no pierde tanto el tiempo sorteando artificios; va al grano. Recto. Y lo mejor: ¡sin perder detalle!

Espero bien pronto anunciar la publicación de esta nueva entrega.

jueves, 4 de junio de 2015

LA ROCA TARPEYA 3 - ASAMBLEA DEL METAL — A LA VENTA

De mi puño y lápiz
Los benevolentes dioses editoriales de AMAZON finalmente dieron su V.B. y han publicado esta novela.

Recordemos: ¡el viaje se acerca a su fin! Pero aún quedan flecos que cortar y el camino por recorrer es mucho más largo de lo que ambos aliados a la fuerza, el último ser humano, JOE HORSEMAN, el prodigioso inventor-armero decimonónico, y ARIC VJAN RDIM, el último Alfio, podían suponer. Y complicaciones y obstáculos no cesan de multiplicarse. Y la muerte acecha, dispuesta en todo momento a llevárseles, o a uno de ellos.

La Roca Tarpeya es una trepidante saga que combina los elementos más atractivos y remachados-por-doquier del steampunk y la sword-and-sorcery al elegante y barroco estilo de MICHAEL MOORCOCK.

En concreto, La Roca Tarpeya 3 — Asamblea del metal detalla el peligroso estado de sitio en que Joe y Aric quedan atrapados al participar en la batalla contra las devastadoras legiones del dios de la Acracia NHSVHS en Caer Dws. Es aquí donde la tecnología steampunk de Joe cobrará importante relieve, pues su cilindro de combate exterminará al peligroso ejército de dragones de los asaltantes.

Esto sin embargo pasará factura a Joe y sus prodigiosas máquinas eléctricas y a vapor; empero lo más cruel de la lucha sucederá en las murallas, que hervirán de actividad, brujería, desesperación, sangre y mutilaciones a mansalva.

Aric triunfará allí, donde su espada encantada trabará contacto con sus hermanas. ¡La lucha será intensa, despiadada, desoladora!

martes, 2 de junio de 2015

LA ROCA TARPEYA 3 – ASAMBLEA DEL METAL

Avance de la portada
¡El viaje se acerca a su fin! Pero aún quedan flecos que cortar y el camino por recorrer es mucho más largo de lo que ambos aliados a la fuerza, el último ser humano, JOE HORSEMAN, el prodigioso inventor-armero decimonónico, y ARIC VJAN RDIM, el último Alfio, podían suponer. Y las complicaciones no cesan de multiplicarse. Y la muerte acecha, dispuesta en todo momento a llevárseles, o a uno de ellos.

La Roca Tarpeya es relato que combina los elementos más atractivos y remachados-por-doquier del steampunk (género donde me desenvuelvo bien) y la sword-and-sorcery al elegante y barroco estilo de MICHAEL MOORCOCK. Me parece mucho más creativo y sugerente, visual, que TOLKIEN, al que tienen ¡aclamado! cuando el señor es más aburrido que una tostada con bordes resecos.

También procedo de una cultura que creció amando la imagen sobre las construcciones tediosas de los recargados párrafos de libros clásicos (sobre)valorados. Por lo tanto, impregno mi prosa cuanto puedo de color y movimiento (recuerdo que soy dibujante; eso me brinda la oportunidad de abocetar los proscenios por donde “corren” los concurrentes de mis relatos, a quienes también diseño, lo cual me ayuda a perfilar aún mejor su aspecto y psicología). Esto del dinamismo, y mi estilo narrativo a lo LESTER DENT, en cierto momento han supuesto un problema editorial.

Veníamos de aquí
Las editoriales, al parecer, siguen refocilándose en el fango jurásico, y les aterra todo cuanto parezca novedoso (¡no digo ya nuevo!), aunque se sustente en pilares usuales de narración o contenido. (La idiosincrasia de este país tampoco ayuda demasiado a los soñadores. —Luego, al pirarse a tierras allende los brillantes océanos, bien que vierten lágrimas de cocodrilo por el cerebro fugado—.) Por lo tanto, víctima de la poquedad editorial, la compulsión creadora, la necesidad de compartirla y, ¿a qué negarlo?, verle algunos réditos, todo esto, digo, me ha empujado a publicar en AMAZON, que cualquier día se manifiesta como el monopolio editorial mundial. Y veremos los lamentos-de-cocodrilo cómo se truecan entonces auténticas lágrimas de infortunio.

Nos dejaron ir; nos despreciaron. Tenían sus cuadrillas de escritores anquilosados que no pueden dar al nuevo tipo de lector que genere esta era de la información y la imagen lo que piden. Me pregunto qué harán entonces. (Y nosotros.)

La Roca Tarpeya 3 — Asamblea del metal detalla el peligroso estado de sitio en que Joe y Aric quedan atrapados al participar en la batalla contra las devastadoras legiones del dios de la Acracia Nhsvhs en Caer Dws. Es aquí donde la tecnología steampunk de Joe cobrará importante relieve, pues (spoiler) su cilindro de combate exterminará al peligroso ejército de dragones de los asaltantes.

Detalle del trabajo a lápiz y la aplicación
del color
Esto sin embargo pasará factura a Joe y sus prodigiosas máquinas eléctricas y a vapor; empero lo más cruel de la lucha sucederá en las murallas, que hervirán de actividad, brujería, desesperación, sangre y mutilaciones a mansalva.

Aric triunfará allí, donde su espada encantada trabará contacto con (otro spoiler) sus hermanas. ¡La lucha será intensa, despiadada, desesperada!

No olvido el cuidado detalle de la psicología de todos estos personajes. Entre mis favoritos, OCCO, el sinvergüenza enano de las bellotas.

La Roca Tarpeya es, a un tiempo, algo que recuerdas haber visto, y algo totalmente nuevo. Los personajes tienen una estructura inédita (sigul de mi literatura) que les hace sorprendentes. Poseen virtudes y defectos. No son planos. Y es quizás de lo que más orgulloso me siento. De haberlos “comprendido” tan bien.

Ya mismo, a la venta.

domingo, 31 de mayo de 2015

KICK-ASS — SI TAN SÓLO RECORDÁRAMOS…

Afiche. Que corra la sangre... de los
idiotas disfrazados
He tenido el infortunio de ver esta película, basada en la novela gráfica de MARK MILLAR y JOHN ROMITA, JR. Pienso está sobrevalorada. (En especial, tras haber oído/leído excelencias sobre ella, injustificables/injustificadas desde mi punto de vista.)

Su discutible “éxito”, razono, sólo lo justifica el estar viviendo la gran época de la superficialidad, la inmediatez, el olvido y la glorificación de la mediocridad (que explica que tanta nulidad tenga la inmerecida resonancia social que posee, debido a la mínima-nimia ‘sabiduría’ que puebla, sobre todo, las redes sociales —que, como nunca, apuntalan la crítica opinión de que sólo somos monos urbanos presionando botones—, pues much@s de sus usuari@s quedan obnubilad@s por el empleo, por parte de es@s personajes, de algunos términos grandilocuentes —y pedantes— que sugieren poseen gran inteligencia al escribirlos, cuando en verdad tapan su ignorancia funcional), la mayoría se niegan a detenerse un instante y mirar atrás.

De este filme, KICK-ASS es tremendamente
deudor. Pero, como no estamos por ver
los antecedentes, pues...
Esta cinta tiene un excelente antecedente, THE BOONDOCK SAINTS (LOS ELEGIDOS), que explora con más acierto todo cuanto este aturdido adolescente de hormonas desatadas, judía réplica del pecoso y atribulado PETER PARKER, emprende para recibir la gran hostia que da la vida, llana y real, de nuestra cotidianeidad. No vi ni un solo gag de los que, supuestamente, hacen grande el filme.

Sus ácidas observaciones sobre el cómic mainstream de superhéroes ya las leí en MARSHAL LAW. (Por no citar la sutil ‘verborrea’ de las películas de KEVIN SMITH.) Pero, ya digo: estamos inmersos en la “cultura” del efímero relumbrón, el fugaz oropel centelleante y la más desalentadora vacuidad intelectual/cultural. No es el tebeo, en general, como la intelligentsia apunta: es la Cultura que engendra esta Sociedad, la más culta de toda nuestra Historia, y la que menos aprovecha esos recursos.

martes, 26 de mayo de 2015

LA ROCA TARPEYA-3, ASAMBLEA DEL METAL — AVANCE PROMOCIONAL

Fragmento del bosquejo de la cubierta de la tercera parte,
a falta de color, claro. Proyecto en la estela de los
cojonudos seriales pulps de Década 30
Conforme a la planificación efectuada, la tercera entrega del excitante serial de espada y brujería con elementos steampunk LA ROCA TARPEYA es de inminente aparición en MARSOON BOOKS, el sello de la aventura.

Hasta ahora, hemos descubierto, mediante su lectura, que el mundo decimonónico impulsado a vapor e incipiente electricidad fue barrido repentinamente por una oleada monstruosa y casi incalificable de criaturas de corte fantabuloso y/o mitológico que se apoderó del planeta reclamándolo como suyo, y a un tiempo, como si lo reconquistasen.

El narrador/protagonista, JOE HORSEMAN, prodigioso inventor y armero, mantuvo una tenaz resistencia contra los exóticos invasores (a quienes define como “terribles trasgos”) en lo que eran sus tierras antes de que, también, el mapa terráqueo sufriese una brutal transformación. Sólo puede conjeturar sobre cuánto duró la extinción de la raza humana. Aunque tiene la total certeza de que es el último de la especie.

Un poco de los enemigos que
los protagonistas enfrentan
A su bastión mecanizado acude ARIC VJAN RDIM, asimismo el último de su pueblo. El motivo de su visita es tanto proponer a Joe la venganza como impedir que el autor de ambos genocidios, el caprichoso e implacable Dios de la Acracia NHSVHS, se apodere completamente del planeta, mutando a sus criaturas en espeluznantes caricaturas de sí mismas. Su victoria conllevaría que la Faceta del Prisma Universo que ocupa la Tierra pasase a pertenecer a la inestable Acracia.

Lo peor de la Acracia es su rápida propensión a volverse Discordia, terrible estado tanto de la mente, el espíritu, como de la materia, que concluye en la Nada. La Faceta, así corrompida, sería cuan cáscara vacía. Indeseable condición para un Prisma Universo tendente a mantener la Proporcionalidad como medida básica de existencia.

Las más peculiares dificultades flagelaron a estos singulares aliados, conduciéndolos a los pagos más asombrosos. Una última fortaleza, CAER DWS, continúa ofreciendo resistencia a los aplastantes ejércitos de Nhsvhs, y hacia allí se encaminan.

El nuevo mapa del mundo del siglo XIX. Vaya cacao:
steampunk más espada y brujería. Resultado..
. ¡LA ROCA
TARPEYA!
Pronto, lo que consideran una esperanza, la verán trocada en un cepo, trampa letal. Y, aunque resulte un tanto redundante, la sinopsis del relato sería:

Joe Horseman y Aric Vjan Rdim abandonan el Fin del Mundo decididos a matar al dios de la Acracia Nhsvhs.
Sus indagaciones les orientan hacia CAER DWS, cuyo Caer Cónsul, DUWAR GUZMANES, se ha sublevado contra su pariente, el Caer Imperator IRLEC DE MALEBOLGÉ, también conocido como “el Enloquecido”. Su pago por convertirse en Máximo Nigromante es ser leal vasallo de Nhsvhs, y extender la Acracia por el mundo, con ayuda de sus súbditos.
Esto provocó la rebelión del indignado Duwar Guzmanes.
Rumbo a Basther Dar Ketta, continente cuya capital es Caer Dws, los siniestros heraldos de Nhsvhs, los HERMANOS FÁTIMA, muy activos en sus cometidos, atacan a Joe y Aric. Apuradamente, les vencen.
Mientras, FORSON embarca, junto al temible HOMBRE DE ESPINAS, en la poderosa armada que sitiará Caer Dws...

En AMAZON en fecha inminente, amig@s. ¡A módico precio!

martes, 19 de mayo de 2015

PILGRIMS AND DINOSAURS — EN LA ESTELA MAD MAX

En vista de que MAD MAX FURY ROAD va de catástrofe
climática, ¿qué mejor imagen para sugerir influencia?
Una feliz casualidad (tal vez) hizo que leyera, sucesivamente, JUST A PILGRIM y XENOZOIC TALES, el popular CADILLACS AND DINOSAURS. Fue acertado hacerlo así, aunque pienso que, a la inversa, el efecto habría sido idéntico al que quiero relatar.

La aspereza del relato gráfico creado por GARTH ENNIS y CARLOS EZQUERRA sobre un intransigente personaje, duro como aleación Moderan, que transitaba el fondo del Negro Atlántico, rescatando comunas de supervivientes de despiadados Degolladores Motorizados, a quienes combatía ferozmente, me cautivó enseguida. Lejos de crear una figura plana e inatacable, Ennis (junto a lo sugerido por Ezquerra) dotó al PEREGRINO (sólo eso) de una personalidad exótica que, a un tiempo, repelía y atraía.

El PEREGRINO no tolera tonterías... y lo
excusa mentando al DIABLO
Era el hombre que precisabas para ganar una pelea, ajá, sí, y las de ANNO DOMINI requerían un (anti)héroe sin entrañas. Se refugiaba detrás de la

(nociva)

lectura de la Biblia para justificar algunos de sus actos, y siempre tenía una

(puñetera)

cita bíblica para aleccionar o abreviar disputas. El Peregrino obtenía la admiración de un chaval, BILLY SHEPPARD. Le veía cuan epítome de la nobleza, la valentía, la entereza. Ejemplo a imitar que, por supuesto, sus padres encontraban detestable.

Empezando porque el Peregrino tenía antecedentes de canibalismo. (Este Ennis; qué retorcido.) ¿Quién quiere que su hijo siga esos pasos? Pero en el Nuevo Mundo surgido de la Llamarada que volvió estéril el ancho mundo no valían remilgos.

Elegante cubierta de un grupo de
elegantes supervivientes "a lo Mad Max"
Y quedaba eso ahí, para molienda en tus sesos: los latentes escrúpulos morales de la Sociedad calcinada entre los supervivientes y las brutales necesidades que surgían del Estrago Máximo que secó los océanos. Un difícil DIFÍCIL equilibrio, sí.

Cadillacs and Dinosaurs va de supercataclismo y supervivientes empeñados en reiniciarlo todo, para más inri, asediados por gigantescos lagartos prehistóricos. (Un “antepasado” de TERRA NOVA.) Su héroe es JACK TENREC, enteradillo que pretende saberlas todas. Chamán ecologista, mantiene contacto con unas criaturas “elementales” dispuestas a evitar que las cosas que otrora lo desmandaron todo, causando el apoqueclipse, volvieran a repetirse. Tenrec, aunque va de duro y todo eso, es

(plano y)

débil comparado con el Peregrino. No una nenaza, pero es suerte de blando arquetipo de una figura heroica digna de proceder de cuando FLASH GORDON, o entonces. (MARK SCHULTZ, el autor, con su elegante línea, detallada y naturalista, semeja un decantado de ALEX RAYMOND —aun FRANK FRAZZETA—, y su obra —Xenozoic Tales—, esbozo de serial que Raymond pensaba ejecutar, pero nunca llegó a iniciar.)

JACK TENREC sabe defenderse, sin
duda, pero como el Peregrino... (El
detallado dibujo, y soberbio entintado,
evocan a ALEX RAYMOND y aun
FRANK FRAZZETA, ¿verdad?)
No hay abismo de tiempo o costumbres socioculturales entre Schultz y Ennis. Sólo la dirección que su instinto creador sigue, y sus vivencias. Ennis al parecer conoció lo más crudo del activismo del I.R.A., y Schultz tuvo una formación apacible en un entorno pacífico y controlado. (Luego estará lo que llevamos en los genes, torciéndonos a la piedad o la maldad.) Y esto se refleja en sus obras. En sus protagonistas.

El Peregrino traslada esas experiencias en su proceder de una forma que Ennis le ha impostado deliberada o subconscientemente, y combate la adversidad con expeditiva crueldad. Tenrec se desenvuelve en una Sociedad con dificultades que sin embargo ni frisa la visceralidad del infierno de Ennis. En su mundo, no hay animales humanos salvajes, sólo codiciosos con malos instintos. Muy rutinario. En el reseco páramo de Just a Pilgrim, Tenrec habría acabado cadáver pronto; empero, el Peregrino habría dado guerra. Sería ese grano en el culo que todos odiarían, aunque necesario para terminar vivos el día. (De Tenrec dicen algo así alguna vez; pero cuesta creerlo.)

Estas obras son un ejercicio interesante de comparación y verificación del resultado. De cómo nos moldean las experiencias e influencias, el entorno. Tres autores sentados en un lugar reciben la inspiración a la vez, y crean obras de distinto corte debido al cóctel primero enunciado. Hay que ser completamente gilipollas para no querer entenderlo.

Algo así sucede con estos tebeos: Ennis y Schultz recibieron la iluminación, y engendraron dos elementos distintos. Uno de ellos, de mucho cuidado. El otro, de cuidarse. (Bueno, según el gusto de cada lector...)

jueves, 14 de mayo de 2015

EL ODIO POR LA HISTORIETA — GENOCIDIO CULTURAL

Afiche de un filme que, al parecer, es
ariete contra la Cultura, entendida
como una materia de uso reservado a
unos pocos, y nadie más
No estoy muy al tanto de la información (tampoco es importante: cuestiones más vitales ocupan mi tiempo) pero, al parecer, el reciente estreno de AVENGERS: AGE OF ULTRON ha inspirado a ciudadanos inspirados a realizar inspirados comentarios sobre la ‘inspirada’ calidad intelectual del resultado.

Algo de genocidio cultural, o así. Igual, repito, me equivoco. Es por otra cosa.

De ser cierto, empero, lo que subyace ahí es el ODIO hacia la historieta, debido a su naturaleza de masivo esparcimiento popular. (Y un complejo clasista bastante absurdo.) Basura habitual: inspirados intelectuales atiborrados de orgullo y plúmbeos libracos de peso intolerable atrincherados detrás de sus altanerías, secuestrando la Cultura, privándola al populux para prostituirla a su culterano antojo.

Freakies elitistas de unos masivos tostones encuadernados que no logran ya ni el interés del cine, el parásito real, un GALACTUS que todo lo devora, manteniéndose opulento en la cima desde la cual arroja sus avarientas manos como garfios para arrancar carne de la Cultura y sustentarse indefinidamente.

La citada cinta ha recaudado una bestialidad de millones sólo en EE.UU. Lo que ninguna de esas inspiradas arquitecturas de la cara Cultura, defendida por estos gualdrapas de la suprema inteligencia, ha conseguido jamás. ¿Genocidio cultural? ¿Cuál; dónde, en qué consiste? Es ocio. Puro. Simple. Bastante rayados nos tienen con la crisis y la corrupción como para que nos sirvan, a salvajes paletadas, más Más MÁS dramones, que en la cola del paro sólo celebran cumpleaños.

Este señor considera que la Cultura es cosa suya y de
cuatro más que piensan como él. (De paso, suscita una
polémica a costa del tema y consigue que hablen de él,
un gris autor con obra, parece ser, más gris aún). Los
demás, ni mirar debemos a la Cultura
Es ODIO, recalcitrante, constante, intenso, hacia un recurso cultural denostado por la “bajeza” de su cuna, pese a existir antes que el cine, y porque su natural afabilidad obtiene un éxito que un CERVANTES, o un PROUST, ni de lejos jamás lograrán tener.

Considero al cómic un valioso recurso cultural, que merece respeto, o tanto, como el que los inspirados intelectuales exhiben por el teatro, o el cine. Traslada, con un mensaje visual de distinta calidad, segmentos sociales del momento en que esa historieta se ha dibujado, y esto puede verificarse en su contenido. ¿Qué ponía entonces, al personal? ¿Descabaladas tramas sobre ángeles? ¿De dónde procede ese gusto, como para que un recurso de difusión cultural/informativo masivo se adornase de plumas? El cómic, en el caso de Avengers, ha proporcionado al cine un lucrativo beneficio, que alcanza a otros. Porque mantienen la industria. Y ese elogiado último WOODY ALLEN obtiene financiación. Un respeto, pues. ¿TOLSTOY hizo tanto?

No: no creo en superhéroes, salvo mientras debo dibujarlos. Son una vistosa colección de individuos (de ambos sexos) con interesantes (o aniñados) ideales diseñados para transmitir valores éticos y mensajes morales a la población. En verdad: gilipollas es el que cree que quien disfruta de los superhéroes es gilipollas.

A saber cuántos cómics han copiado
aquí, a la espera del
blockbuster tipo
AVENGERS
MARK TWAIN, que los tenía calados (a los inspirados, digo), declaró algo así como que una cosa es parecer tonto, y otra abrir la boca y confirmarlo. Bien: con lo del ‘genocidio cultural’ (machacando al tebeo), el aserto de Twain cobra plena actualidad.

Envidia, en realidad, pulula también tras ese desprecio al tebeo. La que produce crear algo con poder para llegar masivamente al público, mientras que densas obras de una incorpórea intelectualidad empalagosa, abrumadora, permanecen ignotas.

Es el siglo XXI; nuevos conceptos y valores nos llegan. El mundo se ha movido. Hay que modernizarse con él, tanto como nos sea posible.

martes, 5 de mayo de 2015

MAD MAX FURY ROAD — ¿QUÉ (cuántos) CÓMIC(s) FILMAN?

En pos de la imagen icónica: el hombre
contra  la muchedumbre mecanizada
Entre los portentosos/aparatosos filmes de superhéroes (hace poco: AVENGERS contra ULTRÓN), irrumpe GEORGE MILLER rediseñando para nuestro deleite al icónico Mad Max. No es aquél juvenil encarnado por MEL GIBSON, y que intentaba sobrevivir día-a-día en la Australia urbana que se hundía poco a poco en medio del tiroteo mundial final, o en las áridas tierras de más allá de la Cúpula del Trueno. Lo publicitado induce sospecha que se “reinicia” a Max, u ofrecen una variante, una suerte de historia apócrifa lindante al concepto MARVEL del What if…? o el DC COMICS de Elseworlds.

Confirma que, en este etéreo mundo de la creación en pos del blockbuster, el proceso de retroalimentación es más fuerte y apresurado que nunca; viñetas y fotogramas están, más que compitiendo, aliándose, gestando una mezcla, esperando parir algo que, en un futuro próximo, pueda generar mutuas y rentables propuestas.

CHARLIZE THERON como amazona de los páramos. Al
loro: el antebrazo artificial
Siempre he visto que entre JUDGE DREDD y Mad Max hay una conexión más que casual. A estas alturas, ambos entornos intercambian material de manera entre sutil y evidente. Creo incluso que, para Fury Road, Miller “ha tirado” de GARTH ENNIS, guionista habitual del rígido legislador de Mega City One, y su JUST A PILGRIM. Hay detallitos… o me ha parecido.

Sí, tengo clarísimo que Fury Road tira de tebeos a mansalva. De 2000AD; de Heavy Metal (citemos a la empresa). De Dios sabe qué más. ¡Fantástico! Pero también… es incontestable evidencia de qué parásito real es el cine; nace estéril, pero intenta engendrar legado, saqueando sin escrúpulo las artes restantes. Los realizadores como Miller (TARANTINO, RAIMI, RODRÍGUEZ, SMITH…) admiten sin complejos su deuda con las viñetas, el proto-cine. Y procuran devolver, en sus películas, mucho de cuanto han disfrutado en las planchas de sus colecciones favoritas.

TOM HARDY reemplaza a MEL GIBSON en estas tareas de
sobrevivir a los monstruos que engendra el Estrago Máximo
Sólo un tonto del culo, lleno de pedante presunción arrogante, no querría admitir o ver esto. Pero ahí está. (Para enojo de la culta crítica especializada.)

Sucede lo opuesto en Europa (más bien, la continental; más bien, la ‘arcaica’), donde siguen poniendo cara mohína ante la mención del 9º Arte (¿por qué el 9º, si existe de mucho antes que, por ejemplo, el cine?). Un académico concepto “sublime” de qué es el cine (Arte inmarcesible que poquísimos pueden tocar —sólo ellos—) envuelve a estas autoridades, que prodigan delirios de grandeza que les traicionan cuando se ponen a hablar del Gran Cine de Tarantino, Raimi, Rodríguez… ávidos consumidores de viñetas. Estas eminencias otrora la cagaron con BLADE RUNNER; hoy, su más querido bibelot; entonces, otra despreciable lata de marcianos y el espacio y robots… buf.

Haya buena suerte, relevo, mientras conduzco al ocaso...
No sé aún bien cómo aceptar este Max Reescrito. Sí he visto mucho tebeo (wunderbar!). Y retroalimentación de DOOMSDAY. Esto conforma esa gran masa de creatividad que va a definir la Cultura en el porvenir más inmediato. Fijo.

Vuestro Scriptor.

domingo, 3 de mayo de 2015

DÍA DE LA MADRE

Además de gracias a
GOOGLE por esta simpática
imagen, a las madres, por
sus constantes desvelos
Un día que debería ser más significativo que los demás dedicados a… Homenajea a esas abnegadas personas («Dar mucho, pedir poco»), nuestras madres, que se desviven por nosotros desde el primer instante en que saben que existimos; ocupamos un espacio importante de su propio ser una temporada, y seguimos estando muy presentes en sus días-a-días; a lo largo de los años, van gestando esperanzas, que seamos mucho más de lo que su vida, por trajines, circunstancias, consecuencias, las han permitido ser.

[También los padres luchan lo suyo. Y comparten la mayoría de esos anhelos. Y frustraciones. Pero a los hombres nos exigen no llorar, ni ser quejicas. Mostrar amor y ternura, aun gratitud, es síntoma de debilidad, y en un varón, equivale a… —cuando es sigul de profunda comprensión y humanidad—.]

Que traspasan las especies
Comúnmente, proporcionamos más decepciones que alegrías a nuestras madres (y padres); en bastantes ocasiones, no es por maldad, o de manera deliberada. En esa edad rebelde de la adolescencia (o la mayoría de edad), nos creemos en posesión no sólo de la verdad, sino de la experiencia que otorga lo vivido. Esa arrogancia nos brinda una sensación de superioridad, de insolencia, que templa la edad.

Cuando tienes mis años, comprendes que has empezado a plantear algunas preguntas correctas. Y temes que las respuestas adecuadas lleguen cuando es tarde para remediar muchas de esas cosas de las que te arrepentirás siempre.

“Siempre” es tela de tiempo.

Me prometí que, cuando publicase una novela que
considerase realmente especial, la dedicaría a
quienes han demostrado tanta paciencia conmigo
y mi carrera literaria. En destacado lugar, mi
madre. (Sin jamás olvidar a mi padre.)
Deseo felicitar a las madres que conozco, a las que no conozco, pero especialmente, a mi madre. Estoy muy agradecido de haber tenido estos padres. Comprendo, ahora, como nunca, cómo se han sacrificado para que posea lo que tengo. Y cuanto sé. Y espero que, en lo sucesivo, reporte alegrías a esta decente señora que me honra llamar mi madre.

Madre es el nombre de Dios en las mentes y el corazón de todos los niños.

No es mío; no recuerdo de quién. Pero sí lírico y apropiado.